Un atleta de 53 años, hospitalizado el pasado domingo tras disputar el Maratón de Hong-Kong, falleció hoy después de haber sido ingresado en estado crítico.

Por su parte, el otro competidor que fue hospitalizado en estado muy grave recuperó la consciencia, aunque los médicos no se han pronunciado aún sobre si su estado continúa siendo problemático.

En total, 22 corredores fueron ingresados durante la disputa de la prueba y se señala a los altos niveles de polución como la principal causa de los problemas respiratorios.
De todos modos, las autoridades habían informado de esta situación a los participantes que tuviesen problemas cardíacos o respiratorios e igualmente aseguraron que se habían tomado todas las precauciones necesarias y que el personal médico era suficiente.