Atletismo
Mostrando resultados del 1 al 6 de 6

Fallece Al Oerter

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Sep 2007
    Localización
    Asturias
    Mensajes
    1.390

    Fallece Al Oerter

    Adiós al gran campeón

    Oro. Eso es lo que valía Al Verter, quien desde el lanzamiento de disco se convirtió en una leyenda del atletismo mundial. El estadounidense, de 71 años, falleció este lunes víctima de hipertensión y de problemas cardíacos. Quedará el recuerdo de esas cuatro medallas doradas que supo conseguir en Juegos Olímpicos consecutivos (Melbourne 1956, Roma 1960, Tokio 1964 y México 1968), marca sólo igualada por Carl Lewis.

    Alfred Adolf Oerter Jr. nació el 19 de septiembre de 1936 en Astoria, Nueva York. Aunque la gloria deportiva le llegó con el lanzador de disco, de joven también se destacó en el béisbol y en el fútbol americano. Sin embargo, ya en 1954 consiguió batir el récord escolar de lanzamiento de disco, lo que le valió una beca en la Universidad de Kansas.

    Su primera incursión en los Juegos Olímpicos fue a los 20 años, cuando consiguió una plaza para participar en Melbourne. Apenas en su primer lanzamiento mejoró su marca personal, llevándola hasta los 56 metros 36 centímetros.

    Cuatro años después, en Roma, revalidó su título olímpico en el quinto lanzamiento, que fue de 59,18 m. Poco antes de los Juegos de Tokio, el checoslovaco Ludvik Danek logró superar su mejor marca, aunque en Japón lanzó el disco hasta los 61 m y logró su tercera medalla de oro olímpica.

    Su carrera deportiva se cerró en México 1968, a los 32 años. Aunque por su edad pocos lo daban como candidato en la prueba, con el estadio Olímpico Universitario como testigo se consagró al lanzar el disco a 64,78 m para imponer un nuevo record olímpico y mundial, y sumar su última presea dorada.
    Fuente: SportsYa

    Al Oerter - Olympic Champion and Abstract Artist

    Al Oerter - Wikipedia, la enciclopedia libre

    ERROR: If you can see this, then YouTube is down or you don't have Flash installed.


    Nuestro recuerdo para este gran campeón.

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    Sep 2007
    Localización
    Asturias
    Mensajes
    1.390
    El atletismo llora la muerte del mejor discóbolo, Oerter

    Con la muerte de Al Oerter, el mejor discóbolo de la historia, "el atletismo ha perdido a uno de sus mayores héroes", según el presidente de la IAAF, Lamine Diack, que definió al atleta estadounidense como "un coloso".

    Al Oerter murió a los 71 años tras ser ingresado en un hospital de Florida aquejado de hipertensión y problemas cardiacos, dos problemas con los que tuvo que convivir desde su infancia.

    Oerter, nacido en Astoria (Nueva York), ganó cuatro medallas de oro consecutivas en los Juegos Olímpicos de los años 1956, 1960, 1964 y 1968, algo que solo él y Carl Lewis han logrado hasta ahora, aunque el discóbolo fallecido también había conseguido batir el récord olímpico en cada una de estas cuatro victorias.

    Siempre llegó a los Juegos Olímpicos como segundo favorito y sin embargo, siempre ganó la medalla de oro con récord mundial.

    La primera vez, en Melburne'56, sorprendió al favorito, su compatriota Fortune Gordien, y se alzó con la victoria con un lanzamiento de 56,36 metros.

    Cuatro años después, en las pruebas de selección para los Juegos de Roma'60, Oerter sufrió frente a Rink Babka su primera derrota en dos años, pero en la final olímpica se tomó el desquite con un tiro ganador de 59,18.

    En Tokio'64 todo apuntaba a una victoria del checo Ludvik Danek, que había obtenido 45 victorias consecutivas. Oerter padecía una pequeña lesión discal, pero en la quinta ronda se quitó el protector del cuello y lanzó el disco a 61,00 metros.

    Su cuarto título olímpico lo consiguió en México'68, batiendo al plusmarquista mundial, Jay Silvester, y arrebatándole el récord con una marca de 64,78 metros.

    Después de retirarse ese mismo año, regresó ocho años después y en 1980, con 43 años, hizo el lanzamiento más largo de toda su carrera deportiva: 69,46 metros.

    Oerter pasó los últimos años de su vida pintando cuadros abstractos, actividad en la que obtuvo varios galardones. Su esposa Cathy lo definió como "un gigante".
    Fuente: Sportec

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Sep 2007
    Localización
    Asturias
    Mensajes
    1.390
    Al Oerter se fue con lo que tenía: cuatro oros

    A los 71 años, en Fort Myers, Florida, murió Al Oerter, el mejor discóbolo de todos los tiempos, cuatro veces campeón olímpico entre 1956 y 1968. Oerter murió de una crisis cardíaca cantada desde 2003. Era un mito del atletismo.

    En 2003, Al Adolf Oerter, (1936, Astoria, Nueva York), con abuelos alemanes, ya estuvo clínicamente muerto. Desde 2000, su hipertensión crónica (le temblaban las manos) asediaba al corazón. Y en 2003 ya hubo un primer episodio de infarto que le tuvo con un pie en el otro barrio. Los cardiólogos del HealthPark Medical Center, Fort Myers, Florida, le rescataron a golpes de desfibrilador y con dosis de Amiodarone, un regulador de la arritmia. "La droga que Satanás tomaría si no tuviera más remedio", solía decir Oerter. Él, que había decidido retirarse a los 48 años, tras asumir: "Está claro, la gente va con drogas".

    Los médicos de Fort Myers urgieron a Oerter un trasplante de corazón: "No lo haré. He tenido una vida muy interesante, y pienso marcharme con lo que tengo", zanjó el viejo gigante. Cierto: la suya había sido una vida interesantísima desde que le alumbraron unos padres con negocio de fontanería en Queens. Con 1,94 metros de altura y peso entre 127 y 130 kilos, Oerter ganó cuatro medallas de oro olímpicas entre 1956, Juegos de Melbourne, y 1968, Juegos de México y del Black Power, pasando por Roma (1960) y Tokio, 1964. Entre 1954 y 1958, Al coincidió en la Universidad de Kansas, Lawrence, con un atleta fantástico: Wilt Chamberlain. Oerter y Millard Bill Easton, director de atletismo en Kansas, sugirieron a Chamberlain que podía triunfar como decatleta. Wilt no hizo caso, pero Easton le recomendó a Abe Saperstein, creador de los Harlem Globetrotters. Y ya nadie detuvo a Chamberlain...

    Otra América, otro mundo. "Al hubiera lanzado bien cualquier cosa, disco, martillo, una bola de béisbol o una bomba de mano", sostenía Easton. Oerter era un Natural. Iba para sprinter en Sewanhaka High cuando, en una reunión de instituto, un disco cayó a sus pies: y lo devolvió a la grada con tal fuerza que los entrenadores alucinaron. Jamás tuvo un técnico específico para el disco: "Sé cuándo mi cuerpo me pide descanso y cuándo quiere entrenar siete horas".

    En 1996, todo lo que Carl Lewis quería en Atlanta era ese cuarto oro olímpico en longitud "para empatar con Oerter", que dejó la competición activa tras los trials de 1984: a los 48 años. Cerró el camino del oro a Gordien, Danek y Jay Silvester. Pintaba cuadros. Y necesitaba un trasplante...
    Alejandro Delmás | 03/10/2007
    Fuente: Diario As

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    Sep 2007
    Localización
    San Juan
    Edad
    46
    Mensajes
    125
    Descanse en paz.
    El hielo y yo, amigos inseparables para siempre
    Retos para este año:
    Bajar de 40 minutos en el 10000-----------42:10
    bajar de 19 minutos en el 5000------------
    bajar de 10:30 en el 3000------------------
    Recuperar el nivel en la bici y hacer algun duatlon en condiciones
    CONSEGUIR QUE ME ILUSIONE HACER UNA MEDIA O UN MARATON.

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    Feb 2006
    Localización
    Valencia
    Edad
    30
    Mensajes
    3.487
    Que descanse en paz ...

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    Sep 2007
    Localización
    Asturias
    Mensajes
    1.390

    Al Oerter

    El de 1968 pasó a la historia como el año en el que, durante el mes de mayo, y utilizando la imaginación y los adoquines de las calles parisinas, se puso en marcha un movimiento que hizo que se tambalearan algunos de los elementos más significativos del sistema imperante en aquel tiempo en el mundo occidental.

    Quizás por esa importancia del mes de mayo francés que con el paso del tiempo -incluso todavía hoy casi cuarenta años después- continúa produciendo centenares de libros y reportajes y miles de horas de debates, poco se ha hablado del mes de octubre de ese mismo año en México y de la masacre que en la plaza de Tlatelolco llevó a cabo el Ejército, cumpliendo órdenes del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz, quien días después inauguraría unos Juegos Olímpicos, de los que permanecen en la memoria colectiva, seguramente más que ninguna otra, por las imágenes de los atletas afroamericanos que reivindicaban las ideas de los 'Panteras Negras'.

    También resulta difícil de olvidar el magnífico salto de longitud de Bob Beamon, impensable para aquella época, y a Dick Fosbury, quien, en salto de altura, rompió para siempre con las técnicas que se venían empleando hasta ese momento.

    Sin embargo, poco se habló de otro atleta llamado Al Oerter, también americano, que, como lanzador de disco, conseguía en aquellas Olimpíadas su cuarta medalla de oro consecutiva, tras su participación en otros tantos Juegos.

    El arte antiguo dejó para la posteridad la escultura del discóbolo de Mirón, el artista griego que realizó una obra que lo convertiría en inmortal, hacia el año 455 antes de Cristo. México dejaba para la historia del deporte el nombre de otro discóbolo, Al Oerter, que se retiró de las competiciones aquel mismo año (aunque posteriormente todavía tuvo tiempo de batir, con cuarenta y tres años, todos sus récords), tras declarar que el doping estaba terminando con el deporte y que él no estaba dispuesto a participar o ser cómplice de esa lacra.

    Está muy reciente la devolución de las medallas olímpicas que había conseguido la atleta Marion Jones, la retirada del maillot amarillo del Tour a Floyd Landis o la suspensión temporal de algún . Y son pocos los deportes que se salvan de la presencia numerosa de tramposos dispuestos a conseguir gloria y dinero sin importarles los métodos utilizados para obtener el triunfo.

    Por eso, merece la pena hablar hoy de Al Oerter, fallecido hace unos días y que no sólo dejó huella con sus cuatro medallas de oro, sino que lo hizo con un comportamiento ético cuyo ejemplo deberían seguir los deportistas actuales, aunque, lamentablemente, esos principios no parecen cotizar al alza en los tiempos que vivimos.
    19.10.2007 - Luis Felipe Capellín Corrada
    Fuente: El Comercio Digital

    ERROR: If you can see this, then YouTube is down or you don't have Flash installed.

Temas Similares

  1. Fallece el cuatrocentista Darío Martín
    Por Zeltia150 en el foro Atletismo Profesional
    Respuestas: 4
    Último Mensaje: 20-05-2008, 17:39
  2. Fallece Ryan Shay miéntras corría.
    Por evl7 en el foro Atletismo Profesional
    Respuestas: 3
    Último Mensaje: 11-11-2007, 12:27
  3. Respuestas: 0
    Último Mensaje: 17-02-2006, 12:57