El suizo Hansjörg Wirz, presidente de la Asociación Europea de Atletismo (AEA) habló ayer en Barcelona de “evolución y no de revolución”. Lo que planteó el dirigente helvético, en realidad, tuvo bastante más de lo segundo que de lo primero.

Wirz habló de los Europeos que se disputarán en el Estadi Lluís Companys en 2010; también habló de lo que espera del Comité Organizador de ese evento –el próximo miércoles faltarán 1.000 días para su inauguración– y, sobre todo, habló de lo que espera de Barcelona y de sus ciudadanos: “es fundamental que haya una integración plena; que se hable de los Europeos, que se explique lo que es; que se anime a la gente a acudir al estadio. Y, sobre todo, que esas cosas no se hagan en el último instante”. Junto a Wirz estuvieron Pere Alcober, responsable de deportes del Ayuntamiento de la ciudad y José Luis de Carlos, secretario general de la RFEA.

El presidente de la AEA recordó que a partir de 2010: “los Europeos se celebrarán cada dos años. Para el 2012 ya hay varias propuestas aunque todavía no se pueden hacer públicas”, dijo. Cuando el evento coincida en año olímpico, el campeonato sufrirá ligeras modificaciones. “No se disputará la maratón ni la marcha para no alterar la preparación de los especialistas en esas pruebas de cara a los Juegos. Además, la competición tendrá lugar entre finales de junio y comienzos de julio –como los ‘Trials’ de Estados Unidos– y se evitará cualquier posible coincidencia con la Eurocopa de fútbol”, desveló Wirz.

El dirigente atlético asumió que la mayor frecuencia de los Europeos podría comportar un nuevo sistema de clasificación de cara a los Juegos: “aunque ese aspecto aún se está debatiendo en el seno del CIO y de la IAAF. Todavía es pronto pero estoy seguro que se concretarán futuros acuerdos para que los atletas puedan acceder a los Juegos a través del Europeo”, dijo. El dirigente aseguró que el hecho de disputar esa competición cada dos años: “no afectará negativamente al rendimiento de los atletas. La mayoría ya mantiene un nivel muy alto todo el año y enfocan sus puntas de rendimiento de cara a las grandes citas”.

En este sentido, recordó que los Mundiales de atletismo son bianuales desde el año 1991.

Wirz también desveló que el órgano que preside ha diseñado una profunda remodelación de la Copa de Europa por países, que a partir de 2009 pasará a llamarse Campeonato de Europa por equipos. Competirán hombres y mujeres y habrá una única clasificación –hasta ahora puntuaban por separado– en dos divisiones de doce equipos cada una, en lugar de los ocho actuales. En un intento de dinamizar la competición, en 3.000 m. y 3.000 obstáculos se procederá a eliminar al último atleta de la carrera en la quinta, cuarta y tercera vuelta. En los 5.000 m., el procedimiento será similar. Se eliminará a un atleta una vez cumplida la séptima, sexta y quinta vuelta de la carrera.

En los saltos verticales (altura y pértiga), cada atleta dispondrá de un máximo de siete intentos mientras que en los horizontales (longitud y triple), habrá una ronda de clasificación y una final. En el cuarto y último intento, los atletas que hayan logrado el pase se lo jugarán todo a una carta sin tener en cuenta lo que hayan hecho hasta entonces: “es una forma de avivar el drama”, explicó el dirigente helvético. Se aplicará el mismo procedimiento en los lanzamientos. Habrá una ronda clasificatoria y los cuatro mejores, afrontarán la final partiendo de cero.

BCN invertirá 25 millones de euros

Pere Alcober reconoció que “se invertirán en Barcelona en concepto de infraestructuras unos 25 millones de euros”. De hecho, la fachada exterior del Estadi Lluis Companys ya ha sido remodelada; más adelante, se acometerán las obras de mejora en el interior. Además, BCN recuperará el meeting de atletismo en 2008 (19 de julio) y la intención es darle continuidad más allá de 2010, si es viable economicamente
Carlos R. Galindo
SPORT