El keniata Joseph Nguram y la etíope Kepelush Haile se adjudicaron el triunfo en el maratón de Barcelona donde se vivió un auténtico festival africano con triplete keniata en la prueba masculina y etíope en la femenina. Nguram se adjudicó el triunfo con un registro de dos horas, 12 minutos y 36 segundos por delante de sus compatriotas Benjamin Pseret, que hizo el recorrido en dos horas, 13 minutos y 46 segundos, y Kipkorir Johnstone, con un tiempo de dos horas, 13 minutos y 58 segundos.

En la categoría femenina, Haile se impuso con un registro de dos horas, 41 minutos y 23 segundos por delante de sus compatriotas Gurmu Muliye, con un tiempo de dos horas, 42 minutos y 30 segundos, y Nigatu Etaferahu, que hizo el recorrido en dos horas, 52 minutos y 34 segundos. Entre los españoles, el primero en llegar a la meta fue Víctor Gonzalo, que quedó octavo con un tiempo de dos horas, 23 minutos y 31 segundos, mientras que en mujeres la mejor fue Ana Rosa Moreno, cuarta, con un crono de dos horas, 59 minutos y 51 segundos.

Como participantes destacados, también estuvieron, entre los españoles, José Luis Blanco, Isabel Eizmendi, Marcel Zamora y Marco Antonio Cepeda. Entre los extranjeros, que coparon el 40 por ciento de los participantes, destacaron Kiptaniu Hosea, Benjamin Yarangura, William Kipchumba y Henry Serem. Tras un año sin celebrarse por problemas entre el Ayuntamiento y la anterior organización de la prueba, el maratón de este año contó con la participación de más de 4.600 atletas, lo que supone un éxito por tratarse de la segunda participación más alta de la historia, sólo superada por la edición de 1992.

La carrera, con salida y meta en la avenida Maria Cristina y un recorrido de 42,195 kilómetros, era novedosa este año por pasar por puntos emblemáticos de Barcelona, como la Sagrada Familia, la Rambla, la plaza Catalunya, la plaza Sant Jaume, el paseo de Gracia, el monumento a Colón, el Camp Nou, la torre Agbar, la zona del Fórum de las Culturas o el Arc de Triomf.