Atletismo
Mostrando resultados del 1 al 6 de 6

Diario de Hell Ascent: La noche es más oscura justo antes del amanecer

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Jan 2014
    Mensajes
    9

    Diario de Hell Ascent: La noche es más oscura justo antes del amanecer

    Llevo dos kilómetros de calentamiento, es la distancia que necesitan mis piernas para empezar a funcionar tan pronto por la mañana. Como es normal en la gente para la que como yo, correr es una afición, me veo obligado a hacerlo muy pronto por la mañana. Me levanto una hora antes de lo que el día lo requiere para ponerme las zapatillas y correr. Es sin duda el día con la temperatura más baja en que he salido a correr, pero no en el que peor lo he pasado en este sentido. Me siento afortunado de que no sople el viento y que la humedad sea contenida. Esporádicamente, aparece una pequeña molestia en el tobillo, pero nada importante. Tan solo los caprichos de una pierna que aún está un poco perezosa. En ese momento me recuerdo ese mantra que tantos corredores entonan en momentos como ese: "El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional". Y el mantra funciona, puesto que a los pocos segundos ese tobillo parece entender que no va a doblegar mi voluntad y se resigna a seguir funcionando al ritmo exigido.

    Al poco llego a un punto en concreto donde se inicia un camino en bastantes buenas condicones, pero ese camino no tiene nada de iluminación. Aún faltan unos buenos minutos hasta que la luz del amanecer acaricie la explanada ante la que me encuentro. Sé que el camino no carece de peligro en la noche, demasiada maldad en el mundo. Pero esta mañana oscura, el camino me llama. Lo conozco, pues lo he recorrido varias veces de día, cuando es punto de encuentro de gente de todas las edades para sanear un poco el cuerpo. Se adentra en una zona sin industrializar. El aire es frío pero más limpio a medida que te alejas de la ciudad, aunque eso solo se aprecia cuando ya llevas un kilómetro adentrándote en él. Así que sin detenerme a pensar, sin variar el ritmo, me adentro en la oscuridad. Al principio resulta un tanto inquietante, pues no hay ni una sola farola ni luz cercana que ilumine sl suelo bajo mis pies. Por primera vez, he de concentrarme no en el tramo que me espera en unos metros, si no en el pavimento más cercano a mi mismo. Piso mal un momento, hay una grieta en el suelo (He dicho que el camino estaba bastante bien, no que fuera una alfombra de asfalto). Mi pie se queja levemente pero sigo adelante sin detenerme. Llego a un punto en el que me veo obligado a reducir bastant el paso, no veo apenas nada. Pero salgo airoso de esa corta aventura y de nuevo, empiezo a ver lo justo para poder correr con cierta seguridad.

    La luz de un sol invisible empieza a vislumbrarse por detras de unas montañas a mi lado. Las miro lejos, inalcanzables, pero detrás de ellas sé que aguarda la luz que en un rato iluminará la senda. No oigo viento alguno, y sigo adelante, sin variar mucho la velocidad. En la lejanía se siente una agitación peculiar. LA conozco bien y mis sospechas no tardan en confirmarse: La luz de un tren al fondo me ciega momentaneamente y he de levantar la mano para proteger mis ojos a medida que el bólido de acero se acerca. Pasa ese círculo de luz ardiente ante mi y entonces la luz de los vagones ilumina amablemente el camino por uno segundos. Pero es todo breve, sin saludos ni recuerdo. Quien sabe si en ese trn había alguien despierto para daese cuenta de que su viaje transcurría al lado de un camino, casi desierto pero transitado por un único paseante. Adiós tren impetuoso que ni si quiera advertiste mi presencia. Pero no te guardo rencor, pues la luz de tus vagones agitó el camino ante mí con su luz como el viento mece una cortina.

    Caigo en la cuenta de que en otras ocasiones, al correr por ese mismo camino, la visión de esas leves pero largas cuestas minaba mis ánimos. Las piernas pesaban más, el esfuerzo era más palpable, el horizonte elevado se burlaba de mi... Pero no esta vez. En esta mañana oscura, no percibo con mis ojos los cambios de relieve, y mis piernas parecen subir por esas mismas subidas sin queja alguna. Curioso el efecto de la percepción sobre las sensaciones al correr.

    Alcanzo el final del camino y tengo que dar emdia vuelta. No hay a donde ir, sólo queda regresar. Avanzo y avanzo, pero entonces me doy cuenta de que he perdido a un aliado que me ha acompañado durante los últimos kilómetros de mi viaje matinal. Es más, no contento con haberme abandonado, ¡se me rebela! Quizás tampoco es así, quizás soy yo quien me he rebelado contra él, y ahora siento su ira. Es el viento, esa suave brisa que me empujaba hacia adelante sin apenas notarla, sin hacer ruido, casi sin ser. Pero ahora está, y me se resiste levemente a mi avance con su quejido lastimero. ¿Quizás está dolido por mi traición? No importa, nuestros propósitos nos separan ahora, pero de buen seguro que algún día volverán a encontrarse.

    Enfrentándome a la nueva situación, emprendo el camino de regreso. No parece ser demasiado más duro que la ida, pero evidentemente y casi sin darme cuenta, las fuerzas me van abandonando casi imperceptiblemente. Cada vez hay más luz que cae sobre el camino, aunque del sol, ni un ápice se atisba. Es esa claridad extraña que hace que el día aparezca poco a poco y sin molestar. Como si no quisiera que nadie se diera cuenta de su presencia. Y esa leve claridad me acompaña hasta el final, mi meta, la marca de los 10 kilómetros. Los últimos metros son claramente menos agradecidos, pues las piernas ya se ven un tanto forzadas. Creo que es la segunda vez que corro esa distáncia. en el primer intento, acabé con un dolor de rodillas que me duró tres días. Supongo que ahora mismo, mi corazón y mi mente son más fuertes que mis piernas. Así que por mucho que mi voluntad me diga que puedo, he de tener cabeza para frenar a tiempo. Pero esta vez no hay dolor. Esta vez estoy bien. Quien sabe, quizás los pocos kilómetros de entrenamiento acumulados me hayan permitido llegar hasta aquí sin un dolor sordo que me recuerde satíricamente mi locura atlética.

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Murcia
    Edad
    44
    Mensajes
    3.848
    Te ha faltado poner al principio... capitulo 1

    Bienvenido y seguiremos tus andanzas si no te importa, ya iras contando cositas
    Perfil Endomondo: http://www.endomondo.com/profile/11825035

    Mi diario: https://www.foroatletismo.com/foro/d...ro-madrid.html

    Guia de Estiramientos:http://deporteinteligente.files.word...iramientos.pdf

    Mi grupo Runservoir Dogs en Facebook: https://www.facebook.com/pages/RUNse...homepage_panel

    Mis marcas: 10k - 43:18, MM - 1:39:55, M - 3h:58

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Jan 2014
    Mensajes
    9
    Reconozco que se me fue de las manos simplemente empecé a escribir y me lié prometo no abusar más :P

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Murcia
    Edad
    44
    Mensajes
    3.848
    jajajaja tranquilo yo es que soy muy de numeros, estadisticas, links, caritas, fotos, esas chorradillas
    Perfil Endomondo: http://www.endomondo.com/profile/11825035

    Mi diario: https://www.foroatletismo.com/foro/d...ro-madrid.html

    Guia de Estiramientos:http://deporteinteligente.files.word...iramientos.pdf

    Mi grupo Runservoir Dogs en Facebook: https://www.facebook.com/pages/RUNse...homepage_panel

    Mis marcas: 10k - 43:18, MM - 1:39:55, M - 3h:58

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    Jun 2011
    Localización
    Delante del pc
    Mensajes
    7.535
    Veo el título, entro esperándome leer algo satánico: un tipo que corre con mallas negras ceñidas, unas Jhayber, la camiseta de Deicide y los timpanos sangrando con el Born To Raise Hell de Motorhead a todo trapo en el mp3. Un litro de skoll en el avituallamiento y luego el Casi me mato de Barón. Sacrificios ocultos en la oscuridad de la noche, murciélagos decapitados, series a ritmo de Slayer....pero no hay nada de eso. Quizá en otro momento, quizá en otro diario, quizá nunca lo haya habido ni lo vaya a haber.
    _______________________________
    Objetivos:

    Pasar de subir colinas a intentar subir montañas.

    Hago como que entreno y cuento tonterías aquí:
    https://www.foroatletismo.com/foro/d...fundaci-n.html

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    Jan 2014
    Mensajes
    9
    Mira, lo de la música no te diré que no... Lo otro, pues las Jhayber se han sustituido por unas más modernillas y las mallas negras casi que son iguales (para cuando hace frío). El avituallamiento, pues tampoco

Temas Similares

  1. Que me recomendais justo antes del entreno?
    Por edu1981 en el foro Nutrición
    Respuestas: 5
    Último Mensaje: 06-11-2013, 21:43
  2. Entrenando al amanecer!!!
    Por mitt en el foro Entrenamiento
    Respuestas: 23
    Último Mensaje: 14-12-2011, 15:27
  3. XVIII Cross del Amanecer.
    Por GBK en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 127
    Último Mensaje: 17-08-2010, 16:43
  4. No dormir la noche antes del maratón
    Por soleteluna en el foro Bienvenida a Foroatletismo
    Respuestas: 6
    Último Mensaje: 15-01-2009, 23:29
  5. Cross del Amanecer
    Por GBK en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 4
    Último Mensaje: 23-08-2008, 13:33