Hola a todos, el tema es que ya me he recuperado (lo digo con cierta cautela) de una periostitis moderada que me salió por sobresfuerzo (aunque estoy pendiente de visitar al podólogo) La cosa es que antes de la lesión estaba saliendo 4 días por semana a hacer 10 kms con ritmos de 4:30-5:00 por asfalto (imposible otro terreno). Llevo sólo 5 meses corriendo y sé que esto me ha pasado por cogerle demasiado gusto y dar saltos bruscos en la cantidad de kms, y ahora que voy a salir de nuevo me pregunto por la forma correcta de ir haciendo un entrenamiento progresivo hasta llegar hasta el nivel de exigencia o forma que tenía antes de la periostitis. ¿Debo reducir el ritmo?, ¿con cuánto kilómetros a la semana está bien empezar y cuándo voy aumentándolos? Sé que la respuesta es "de forma progresiva", pero la experiencia de alguno de los foreros seguro que me sirve de gran ayuda.

Felices fiestas a todos.