Este término últimamente lo he visto aparecer en diversos foros, y creo que hay que conceptuar para no generar errores además de ampliar conocimientos; el ciclo de supercompensación.
El proceso de supercompensación se refiere principalmente a las relaciones entre el trabajo y la regeneración, como bases biológicas del crecimiento físico y psicológico antes de una competición principal. En las actividades cotidianas habituales, todos los sujetos presentan un ritmo de de funcionamiento biológico específico. Cuando un sujeto entrena, ciertos estímulos desequilibran su estado biológico normal al consumir energía suplementaria. El resultado de este consumo es la aparición de fatiga y de elevadas concentraciones de ácido láctico en la sangre y las células.
La caída brusca de la curva de homeostasis refleja la rápida adquisición de fatiga que se acompaña simultáneamente con una reducción de capacidad funcional. Después de un entrenamiento y entre las sesiones de entrenamiento, durante la fase de compensación, el cuerpo repone los depósitos de las fuentes bioquímicas de energía. Para que el comportamiento biológico del deportista sea normal, siempre debe existir un equilibrio entre el consumo de energía y su reposición. Durante la fase de compensación se debe restablecer y equilibrar el gasto realizado durante el entrenamiento. En el caso contrario, la depleción de los depósitos de energía desembocará en un empeoramiento del rendimiento.
El retorno de la curva hacia un estado biológico normal es lento y progresivo, lo cual sugiere que la regeneración y reposición de la energía del cuerpo es un proceso lento que dura varias horas. Si el tiempo entre dos sesiones de entrenamiento es superior, el cuerpo restituye totalmente las fuentes de energía (especialmente el glucógeno). Los deportistas consiguen además reservas suplementarias, lo cual permite al cuerpo entrar en un estado de supercompensación. Cada vez que tiene lugar el proceso de supercompensación se debe considerar como la base del incremento de la eficiencia funcional del deportista, que aparece a consecuencia de la adaptación del cuerpo a los estímulos de entrenamiento y a la restauración de los depósitos de glucógeno muscular.
La aplicación de los estímulos en unas fracciones adecuadas, van a determinar que no se produzca una involución y una pérdida de los beneficios obtenidos durante la supercompensación.
Nunca debemos confundir Recuperación con el ciclo de supercompensación. La recuperación es parte del ciclo.

TU ENTRENADOR NO ES UN LUJO
Planifica tu entrenamiento