¡Hola! Tengo 17 años recién cumplidos, y vengo a comentar un problema con el que llevo desde que empecé a correr, hace exactamente 1 año, y a ver si recibo algún consejillo que me pueda ayudar a tranquilizarme

Comienzo los rodajes en los entrenamientos perfectamente (4:00 min/km o 4:20 min/km, depende de la distancia). No importa que vaya a por 8, 10 o 15 kilómetros: en el último me pongo nervioso. Nervioso en el sentido de que comienzo a pensar que no voy a poder terminar, que tengo que parar ya, y me entran ganas de vomitar. Según me acerco a la meta, la sensación va aumentando, hasta el punto de que en los últimos metros no puedo apretar todo lo que me gustaría porque se que si lo hago vomito.

Sin embargo, en los entrenamientos puedo llevarlo más o menos bien. El problema es en carrera. Puedo hacer 10 km en torno a 40:30 minutos, pero en carrera me coloco sobre los 43. Llevo bien el ritmo durante toda la carrera, pero en los últimos kilómetros, lo de siempre. Lo raro es que no tenga que entrar en la meta casi andando para no liarla... Más de una vez me tengo que llevar la mano a la boca para aguantar el vómito, o incluso tragármelo (es muy desagradable, lo sé, pero cuando tu novia, familia y amigos te esperan en la meta, no es agradable darles esa imagen) Otras veces comienzo a sentir fatiga, malestar, incluso me imagino dolores o pinchazos en el corazón. Y claro, fastidia saber que puedes ir mucho más rápido de lo que vas.

Desde ya, ¡muchas gracias!