Ahora estamos en temporada de maratones, una temporada que se alargará hasta allá el mes de mayo de 2014.Y surgen dudas en cuanto a las planificaciones y entrenamientos. Una de las dudas que asaltan a los atletas, sobre todo noveles, es "cuánto más entrene, mejor". Y viene la siguiente pregunta "¿Podría doblar entrenos?". La respuesta me la ha dado mi experiencia como entrenador más que la experiencia como atleta.
Hacer dos sesiones al día suena a entrenamiento serio, y por supuesto suena a que ha de ser mejor. Pero la realidad es bastante distinta. El entrenamiento para esta prueba concretamente, se centra en las adaptaciones a la resistencia, tales como agotar las reservas de glucógeno a fin de proporcionar al organismo un estímulo para que acumule más glucógeno y entrenar a los músculos a utilizar más grasa a determinada velocidad. Se proporcionará un mayor estímulo para estas adaptaciones mediante una sola carrera de 19km que realizando una de 11km y otra de 8km al mismo ritmo.
Puede que parezca ilógico, pero los corredores que se preparan para carreras cortas deben correr más dobles sesiones de entrenamiento a determinado nivel de kilometraje semanal que los maratonianos o ultrafondistas. Los corredores que se centran en pruebas de 5km, por ejemplo, deben empezar a añadir dobles sesiones cuando su kilometraje supera los 80km. Ello se debe a que el principal énfasis del entrenamiento de los especialistas en 5km son las sesiones interválicas de alta calidad, y un número mayor de carreras más cortas y frecuentes ayudará a mantener las piernas como nuevas para estas sesiones.
Para los maratonianos, la pauta básica es no hacer sesiones dobles hasta aprovechar al máximo la cantidad de kilómetros recorridos en una sola sesión diaria. Si estamos preparando una maratón y corriendo menos e 121km semanales, no deberíamos estar corriendo dos veces al día con regularidad. Si estamos corriendo una distancia semanal menor, para cuando introduzcamos la carrera larga y una carrera de media distancia a mitad de semana, no hay razón para doblar las sesiones más de una vez o dos en ese período, a fin de introducir los kilómetros restantes. Es mejor introducir carreras más largas y conceder al organismo 22 o 23 horas de recuperación entre carreras. No obstante, cuando se superan los 121 km a la semana, las sesiones dobles tienen un papel definitivo en el programa de maratón. Como ocurre con cualquier otro aspecto del entrenamiento, deben introducirse gradualmente. Se debe empezar añadiendo una sesión doble por semana y luego otra, a medida que vayamos incrementando paulatinamente el kilometraje.
DOBLES SESIONES DE ENTRENAMIENTO.TU ENTRENADOR PERSONAL EN VALENCIA | Planificatuentrenamiento