Manuel Martínez, campeón mundial de lanzamiento de peso en esta misma pista hace cuatro años, quedó eliminado junto a su compañero José María Peña en los Europeos en pista cubierta que comenzaron este miércoles en Birmingham. Martínez, que estrenaba en un campeonato internacional la técnica giratoria, empezó con un nulo, siguió con un lanzamiento de 18,73 y cerró con 18,30: decimocuarto entre 19 contendientes aunque, eso sí, justo por delante de su compañero de entrenamientos José María Peña, cuyo mejor tiro fue de 18,61 metros.

"Ha ocurrido lo esperado", declaró Martínez. "Me habría ido mejor si no hubiera tenido dolores en la rodilla izquierda las dos últimas semanas, pero eso no es excusa porque hoy no me molestó. Y ha sido una pena, porque creo que las medallas están aquí más accesibles que otras veces", comentó. Para Martínez, los Europeos de Birmingham no eran un objetivo. "Son solo una competición de paso. Mi objetivo son los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. A mi edad, estoy empezando", dijo el plusmarquista español en alusión a su estreno con la técnica giratoria.

Jesús España, el único en la final de 3.000

Jesús España será este sábado el único representante español en la final de 3.000 metros tras la eliminación de Alberto García y la retirada de José Antonio Redolat. En la primera serie, el moldavo Iaroslav Musinschi puso un ritmo vivo desde la salida (2:40.98 el primer mil). El irlandés Alistair Cragg, defensor del título, se puso detrás mientras Jesús España marchaba muy retrasado.

Uno de los favoritos, el británico Mo Farah, tropezó en el segundo kilómetro, cayó al suelo y su desorientación le llevó a tomar la dirección equivocada al incorporarse. Tuvo que hacer un esfuerzo descomunal para conectar pero lo consiguió a cuatro vueltas del final y se metió por tiempos en la final. Redolat, víctima de un pinchazo en el gemelo izquierdo, se retiró a falta de tres.

España hizo lo justo para salir de estampida al toque de campana y dominar la serie con un tiempo de 7:52.50. Farah, campeón de Europa de cross y subcampeón de 5.000 al aire libre, llegó sexto a la meta en 7:55.36, uno de los 4 repescados para la final. Alberto García hizo gran parte del gasto en la segunda serie y pagó la factura a 300 metros del final. El madrileño, que hace cuatro años fue subcampeón mundial en esta misma pista, se descolgó en la última vuelta hasta el sexto lugar con un tiempo de 8:02.00 que le dejó fuera de la repesca.

Montaner luchará por las medallas

La valenciana Concepción Montaner estará este sábado en la lucha por las medallas de salto de longitud tras acceder a la final con la marca de 6,60 que exactamente se requería y que la situó tercera en la lista. Montaner hizo su mejor salto en la tercera ronda de calificación y manifestó su alegría dando saltos sobre la pista.

La valenciana había empezado con un salto modesto de 6,21 metros pero en la segunda ronda ya se alargó hasta los 6,50 y aún mejoró diez centímetros en la tercera tentativa. Sólo la portuguesa Naide Gomes (6,68) y la letona Ineta Radevica (6,67) saltaron más que ella, aunque a las dos les bastó su primer vuelo.

La bilbaína Arantza Loureiro, que compitió sin saber el paradero de su extraviado equipaje (sólo llevaba consigo las zapatillas), hizo un concurso muy pobre con un sólo salto por encima de los seis metros: 5,77 en primera ronda, 5,93 en la segunda y, para acabar, 6,06, la peor marca de las 19 contendientes.

Buen debut de Quiñonez

Por su parte, el atleta español de origen ecuatoriano Jackson Quiñónez debutó en la selección española con un triunfo en su serie de los 60 metros vallas que le metió en semifinales. Quiñónez, habilitado desde octubre último para competir por España tras cumplir el preceptivo periodo de un año desde que adquirió la nacionalidad, venció con un registro de 7.60, a sólo cuatro centésimas de su récord de España.



www.marca.com

Volver al foro
Volver a la página principal