Hola, buenas noches. Empecé a correr hará cosa de tres meses, para ayudarme con la dieta y por recuperar la forma física (41 años, 177cm y 90 kg). Todo bien, pero hace dos meses que me dolían mucho los calcaños. Fui a mi médico de cabecera y me dijo que eran "espolones" en lenguaje llano. Pero me aconsejó seguir corriendo, porque de lo contrario se provocaría una calcificación en la inserción del tendón, que tendría peor cura. La verdad es que corriendo no me duele, pero luego, por las mañanas, veo las estrellas.
También me salió un fuerte dolor en la parte superior del peroné, en la cara interna, pero sólo en la pierna derecha: en frío, antes de empezar a calentar, se me queda la pierna como enganchada, y no puedo correr; luego el dolor desaparece. Según la médico, es consecuencia de pisar mal por culpa de los espolones.

Total: ¿sigo corriendo? Estoy siguiendo el plan de 10 km para noveles, voy por la tercera semana y bien a nivel de pulsaciones y agujetas, pero las punzadas en los calcaños.....fatal.
¿Lo dejo y me paso a la elíptica hasta bajar unos 10 kg o así?

Gracias por vuestra ayuda.