Hola amigos, corrí un 10K en Agosto con unas pequeñas molestias en los isquios, posteriormente hice bastante reposo, hice 11 km. en 2 semanas, y posteriormente como no desaparecían visité al fisio para que me descargara un poco, y me dijo que tenía una pequeña sobrecarga en los isquios, que no creía que tuviera problema para correr otro 10K que tenía a los 2 días, y lo hice a buen ritmo (para mí, 47'12"). Ahora quiero prepararme una media maratón para principios del próximo año, pero aunque las molestias "casí" han desaparecido, no sé si debería tomarmelo con más calma en los entrenamientos o seguir con normalidad y poco a poco me desapareceran del todo las molestias, ¿qué me aconsejais?, gracias a todos...