Hola.

Hace dos semanas hice cambio de zapatillas. Soy pronador moderado en pierna izquierda y leve en la derecha. Me decanté por unas New Balance 870V3, mi pie no es ancho, es normal y no tengo el arco ni bajo ni alto.

Las zapatillas en principio son muy ligeras y parecían cómodas al probarlas. Tengo pie de 27 centímetros que en el caso de NB es un 42,5.

Llevo 7 entrenos con ellas y cuando paso de 7 kilómetros son una verdadera tortura. Me roza la parte de arriba del dedo siguiente al meñique del pie izquierdo y me ha salido una ampolla. Hoy fui por un sitio de cuestas y bajadas y también me ha rozado por delante el pulgar del mismo pie y en derecho también he notado molestias. Alguien me dijo una vez que las buenas zapatillas son aquellas de las que no te acuerdas cuando estás corriedo y de éstas me estoy acordando hasta de su madre.

He probado a llevarlas algo mas flojas y da igual, he cambiado los calcetines, los he puesto mas finos y mas gruesos, todos de la marca del Decathlon y da igual (hoy he llegado con un gran tomate en el izquierdo). El caso es que me doy cuenta que he hecho una mala inversión y la culpa es mía por abandonar Mizuno.

Mi pregunta es, ¿hay algún tipo de calcetín con cierto refuerzo en la parte de delante que pueda solucionar el problema? o ¿he de resignarme y aceptar que no son zapatillas adecuadas para mi?

Si alguien se está pensando comprar éstas zapatillas le recomiendo que coja unas con mas ancho del standard aunque tenga pie normal o incluso medio número mas del habitual.

Gracias y saludos.