Hola, necesito ayuda para que algún especialista me oriente en solucionar por fin el problema que padezco y que me impide no solo entrenar sino hacer deporte de una forma suave.

Trataré de ir al grano porque son 10 años con esta lesión y aún no puedo decir cuál es la lesión que padezco, aunque si tengo idea por dónde pueden ir los tiros...

Todo empezó cuando practicaba atletismo de una manera regular con competiciones a nivel regional y nacional. Empezó siendo una fuerte inflamación en la zona lumbar izquierda, una simple contractura, pero esta contractura comenzó a perdurar en el tiempo y se hizo "crónica". Al cabo de dos años apareció otra contractura en el trapecio inferior derecho sin práctica de deporte apenas y ocurrió lo mismo, perduró en el tiempo...

En estos primeros años, lo normal... fui a diferentes fisios, visité un par de traumatólogos reconocidos y me hicieron diferentes pruebas (tac, resonancia, radiografia...) y todo lo que consiguieron sacarme fue una ligera escoliosis y cierta actitud cifótica. Lo único que me aliviaba el malestar muscular eran los masajes del fisio. Entrenar 2 días a la semana era imposible. Realizar cualquier actividad física me suponía inflamación y sensación de desequilibrio muscular en mi espalda. No entendía nada, una contractura que perduraba ahí sin hacer nada. Seguí infinidad de tratamientos de los especialistas como tonificación, fortalecimiento abdominal, ejercicios posturales, natación, pero nada daba resultado...

Con el tiempo llegué a la universidad y mientras estudiaba una de las asignaturas me encontré con un nuevo concepto: la osteopatía. A partir de aquí fue cuando experimenté cambios significativos en mi cuerpo. Parecía evidente que con manipulaciones ayudadas de masajes y estiramientos algo de deporte podía hacer. Me puse en manos de un fisio-osteópata de mi pueblo que me hacía un precio económico y consiguió semana tras semana que desapareciese mi dolor lumbar. Nunca llegué al 100% de recuperación, pero nadar por ejemplo podía 2-3 veces por semana.

Con esta media recuperación me tiré como 2 años y con intentos frustrados de volver al entrenamiento de carrera. El dolor del trapecio derecho perduraba aún y a este se le unió malestar, esta vez, en la lumbar derecha. Ya no era la izquierda sino la derecha, no lo entendía...

Por motivos de trabajo y estudios me olvidé del tema por dos años y traté de olvidarme del tema, nada de deporte o lo justo (algún compromiso con algún colega en bici, carrera suave, un voley en la playa, un baño...) pero todo de forma muy esporádica. Podía experimentar que mientras no tenía mucha actividad física el dolor era apenas un malestar, pero cuando decía de hacer algo ese malestar despertaba y se convertía en dolor. Intenté probar otro tipo de terapias abriendo el abanico de posibles lesiones que podía estar padeciendo, pero ninguna daba resultado y lo único que me aliviaba eran estiramientos, masajes y cuando conseguía crujirme ciertas articulaciones (como auto-manipulaciones vamos...)

Con el tiempo empecé a convencerme que la única solución posible estaba en la osteopatía, así que visite hace 2 años a uno de los mejores osteopatas del sur-este (Pepe Soler) y acerté. En una sola sesión y tras manipularme el sacro (una técnica que nadie antes me había hecho) me tiré 6 meses sin apenas malestar y entrenando. Volví hasta competir (regional de cross y Cto. España universiatrio). Cuando pensaba que ya le había puesto nombre a mi lesión, todo empezó a torcerse de nuevo. Mismas sensaciones y mismas dificultades para hacer un día de deporte a la semana.

Esta vez no dolía la lumbar izquierda ni derecha, sino más bien la zona del piramidal y glúteo derecho. Ahora era extraño, misma sintomatología, pero diferente zona. Volví a acudir como es lógico al hombre que me "levantó de la silla de ruedas", pero para mi sorpresa después de unas cuantas sesiones no supo resolver de nuevo el problema. Chasco y ostiazo brutal, vuelvo a estar como hace 10 años, misma lesión, diferente zona, pero misma lesión...

Ahora estoy en ese momento en el que necesito que me oriente un especialista y me diga a donde puedo ir, porque sé solución hay, pero esta claro que no es fácil. Como si tengo que viajar a la otra punta del país o a Francia, Inglaterra...me da igual.
Soy consciente que voy a tener que gastarme mucho dinero, pero "gracias a Dios" dispongo de un trabajo que me lo permite y por mi salud estoy dispuesto a "perder" dinero.

Y ahora si, doy por concluido el resumen de mis últimos 10 años.