Hola. Les cuento el tema planteado.

Hace un tiempo, a un director técnico de futbol, le preguntaron si les prohibía a sus jugadores tener sexo antes de un partido de futbol.
La respuesta fue que no, porque el goce influía positivamente en lo piscológico y lo piscológico en el redimiento de futbol.

Mi teoría es que mientras que no haya excesos. Comer comidas "prohibidas" trasnochar un poquito, ir al cine, al teatro o a un recital, dedicar un día al ocio y demás placeres no sólo no infleyen negativamente el el rendimiento deportivo sino que afectan positivamente.