Joma Hispalis XIII

Hace poco más de un año tuve la ocasión de probar las Hispalis en su décima versión y, aunque ya había probado alguna anterior, la décima versión de esta zapatilla dio un paso al frente en la línea y recortó distancia con las marcas líderes del mercado.

En los últimos dos años, la verdad es que el esfuerzo de Joma en el diseño de zapatillas de running ha sido simplemente espectacular, increíble. No es que hayan pasado de diseñar zuecos a diseñar Nimbus, pero sí que han dado un salto de calidad enorme que pocas marcas son capaces de dar, y todo eso sin que se vea muy reflejado en el precio final de la zapatilla.

Titanium 12, Titanium 14, Joma Shark o Joma Marathon 4000 son ejemplos de lo capaces que son los toledanos de fabricar calzado realmente competitivo a precios muy inferiores a los de la competencia y, en muchos casos, el otro calzado no es mejor que el de Joma.

Con esta tendencia eufórica, tanto de la marca como personal ya que las últimas cuatro Joma que he probado me han resultado unas grandes sorpresas -algunas incluso, como las Shark o las Marathon, las considero grandes zapatillas independientemente de su precio-, tenía muchas ganas de poder probar la Hispalis XIII. Mi pensamiento era que si los modelos de Joma habían ido mejorando, a poco que hubiera mejorado la Hispalis, en tres versiones podríamos tener otro gran éxito de Joma.

El resultado no ha sido tan halagüeño como esperaba. Es una zapatilla con varias mejoras pero que se ha quedado un poquito estancada y, si no me entendéis, es normal, pero poco a poco os lo voy a ir explicando.

Chasis y mediasuela

El chasis de la Hispalis está trabajado, bien elaborado y bien acabado. Cuenta con cuatro piezas que funcionan muy bien en conjunto (algo difícil de conseguir): Phylon blanco, Phylon rojo, Pulsor y Stabilis.

Joma Hispalis XIII - Perfil interior

Joma utiliza Phylon (una variante del EVA) en todas sus zapatillas, y en la Hispalis lo hace con dos densidades distintas, una encima de la otra. El superior es el que podéis apreciar en color blanco, situada entre la plantilla y el Phylon rojo. El  Phylon blanco es de menor densidad y de tacto agradable, y se sitúa en la parte superior de la mediasuela porque es el material que va a estar en contacto con el pie, así que es necesario que sea de tacto medianamente agradable. También se situa aquí porque debajo está el Phylon rojo, más duro, así que entre el pie y el Phylon Rojo se forma una especie de Sandwich que, al impactar, el Phylon blanco es el que va a tener que esforzarse al máximo amortiguando y absorbiendo el choque todo lo que pueda antes de que el Phylon rojo entre en acción.

¿Por qué actúa uno antes que otro? Se ha comprobado que es preferible poner un polímero blando como primer material interviniendo en la absorción para mejorar el tacto y el recorrido de amortiguación. Esto, en modelos como la Hispalis (o en otros, como en K-Swiss) se utiliza mucho, y se deja un material más denso debajo que, en caso de fuerte impacto, entre en acción una vez que el material blando -en este caso el Phylon blanco- ya no pueda absorber más. Esto es debido a que, cuando empieza a actúar el Phylon rojo, la estabilidad puede disminuir, además de que el tacto ya no es tan agradable, sino más tosco.

Por su parte, el Phylon rojo es bastante identificable en la zapatilla. Es el material más presente en la mediasuela, por lo tanto, necesita ser algo firme para no comprometer la estabilidad. Además, posee más respuesta que el blanco, mayor resistencia al estrés y recupera antes que éste.

Joma Hispalis XIII - Perfil exterior

El pulsor es un gel siliconado en forma de cápsula que muchas Joma, entre ellas esta Hispalis XIII, poseen en el centro del talón. Se puede apreciar una parte pequeña desde la suela, pero es de mayor tamaño que lo que se ve. Tampoco es el gel más avanzado del mundo pero contribuye en el tacto de la amortiguación.

Después de probar muchas Joma, de lo que me he dado cuenta es que el Pulsor no es el problema. Es un material que funciona bien pero la clave está en cómo lo rodeas y con qué lo rodeas. Por ejemplo, la Titanium 14 tiene un Phylon blandito alrededor y esto permite que el Pulsor tenga más movilidad cuando se deforma por un impacto. En cambio, en estas Hispalis XIII está rodeado de Phylon duro, el rojo, y no permite sacarle todo el jugo al Pulsor si bien se sigue notando la presencia (pero está a medio gas).

El Stabilis es la pieza de TPU situada en el arco y de una consistencia tremenda, muy superior a lo que estamos acostumbrados. Eso conlleva también que la zapatilla es más pesada pero, evidentemente, funciona perfectamente en sus cometidos: rigidizar contra la torsión el arco, aportar estabilidad y limitar el rango de movimientos innecesarios de la mediasuela. Funciona -y muy bien- a pesar de no ser la pieza más evolucionada del mundo.

Estructuralmente, el chasis es muy bueno, hiperestable y mejor que la mayoría de chasis de zapatillas punteras del mercado. En eso, la verdad es que la Hispalis XIII destaca sobre el resto.

En cuanto a su drop, es clásico, pero es una zapatilla muy progresiva en el descenso. Al menos, en sensaciones, se nota más plana de lo normal, seguramente por el recorrido corto de amortiguación.

Suela

La suela es una de esas cosas que se mantienen intactas desde la versión X que probé. Joma suele utilizar la misma suela en muchas ocasiones, supongo que será cuestión de ahorro y, si se ve reflejado y es una de las causas del precio final del producto, entonces pocas quejas puedo poner sobre la falta de evolución.

Joma Hispalis XIII - Suela

Pero, claro, poco nuevo puedo decir sobre ella. En el talón cuenta con tres grandes piezas de caucho Durabilidad, de alta resistencia a la abrasión. Estas piezas proporcionan muchísima durabilidad a la zapatilla y si tenemos en cuenta que el Phylon rojo soporta muy bien el paso del tiempo, tenemos Hispalis XIII para rato. Otro grandísimo punto a favor es su relación precio/durabilidad, posiblemente de las más altas del mercado.

La parte menos buena es lo de siempre: grandes piezas de caucho duro sin apenas dibujo o taqueado suelen redundar en poca seguridad en terrenos lisos y húmedos, aceras, carril bici…

En la parte delantera vemos dos zonas bien diferenciadas, el perímetro y la zona central. El perímetro cuenta con recubrimiento de caucho y un taqueado en dos filas, la más cercana al centro con tacos finos y la más exterior con tacos más voluminosos. A priori, ese diseño es una buena idea: los tacos que más agarre aportan y más dinámicos cerca del centro pues proporcionan mejores sensaciones al pie; y los voluminosos en el exterior, importantes en esta zona porque van a ser los que mejor aguanten el desgaste.

Si en las zonas exteriores tuviéramos tacos más expuestos, la estabilidad y equilibrio de la zapatilla se verían afectadaos y el chasis se desequilibraría. Me gusta ver detalles como este en una marca española sin tanto presupuesto, te hace pensar que se lo están currando.

En la zona central del antepié vemos tres grandes zonas con tacos pequeñitos en forma de pirámide, que son los encargados de la tracción. Agarran bien en asfalto y en tierra y, al ser blandos y estar separados, tienen mucha movilidad, lo que ayuda a traccionar y evita que se quede tierra o alguna piedrecita incrustada (si esto pasa, las vibraciones que se producen en los tacos lo suelen expulsar rápido).

Estos tacos (en verde en la suela) son los que más desgaste presentan o, mejor dicho, los que antes se desgastan, si bien la zapatilla sigue manteniendo una vida útil enorme.

Entre las tres zonas verdes de taqueado en pirámide existen tres surcos de flexión que Joma denomina FLEXO. Están bien marcados y a pesar de ser una mediasuela algo tosca en amortiguación (compresión) no lo es para permitir la flexión de la zapatilla, la verdad es que está bien conseguida este aspecto, más de la habitual.

Joma Hispalis XIII - Flexando

Upper

El upper sí es una de las cosas más cambiadas, no en materiales (quizá podrían haber utilizado los mismos que en las Titanium XIV o las Shark) pero sí en diseño. Yo siempre he sido uno de los que ha pedido que Joma se pusiera al día en diseño con respecto al mercado. La gente, en muchas ocasiones, compra con los ojos y un producto llamativo quizá te cree la oportunidad de cogerla de la estantería y darle un tiento, pero si es un modelos sobrio y soso pasará desapercibido a pesar de tener un precio atractivo.

El principal activo del upper es el ajuste, es realmente bueno, mucho mejor de lo que me esperaba. El upper se pega al pie y le da apoyo constante, se nota como trabaja bien con el chasis y mantiene el pie estable en cualquier situación.

La malla de las Hispalis XIII es bicapa, la exterior es muy abierta y permite la ventilación sin problemas, además, abunda su presencia tanto en mediopié como en lengüeta, por lo que os podéis imaginar que la ventilación es buena. La capa interior es tupida para dar confort interior y evitar que entre porquería desde el exterior al tener una primera capa bastante abierta y con agujeros generosos.

Joma Hispalis XIII - Detalle upper

El resto del upper se puede definir como consistente, forma una estructura muy bien definida, no es muy maleable sino que guarda bien las formas y, a pesar de ello, no molesta al pie.

La zona media es la más reforzada, cuenta con varias tiras sintéticas y plásticas que unen el sistema de cordones con el chasis tanto directa como indirectamente. En este último caso vemos alguna tira que va por encima de los dedos hasta el refuerzo de la puntera, o varias desde el centro de los cordones hasta el talón.

En la parte trasera se puede apreciar como el contrafuerte de talón es un actor protagonista, es duro y rígido, como debería ser en unas zapatillas para gente de más de 70 kg. El collar está bien recubierto, con cierta cantidad de espuma, me ha gustado que no es como hace algunos años donde se abusaba de la espuma con mucho grosor. El collar de la Hispalis XIII es cómodo pero con acabado moderno.

Joma Hispalis XIII - Talón

Algo que no me ha gustado -y que no sé si es cosa del par que he recibido o es general-, es que el acolchado de la protección del Aquiles se me ha movido y se acumula formando una especie de pelotita que tengo que aplanar con el dedo antes de ponerlas. Lo noto a veces, al calzarlas y corriendo, y no me ha gustado nada esa sensación.

Horma

El paradigma de lo estándar podría ser un buen título para este apartado, y es que la Joma Hispalis XIII no puede ser más estándar en cuanto a medidas de horma. No tiene ningún punto resaltable que pueda chirriarle a cualquiera, no tiene un arco bajo, ni un arco marcado, no tiene demasiada amplitud en ninguna zona, tampoco es estrecha…

Joma Hispalis XIII - Puestas

El antepié tiene unas medidas normales, no es estrecho pero sí posee un upper algo restrictivo con los movimientos laterales (al tener tiras consistentes, no es la más permisiva en este aspecto).

En cuanto a la altura del upper, distancia entre la plantilla y la malla que hay sobre los dedos, también es la normal y aconsejable. No agobia pero tampoco tienes la sensación de estar en una iglesia (con la parte superior demasiado alta).

Afortunadamente, el arco de la zapatilla no es muy marcado, tiene una altura normal y otro detalle que me ha gustado es que en esta zona del arco no hay Phylon rojo, algo muy acertado ya que, al ser más duro, podría dar alguna sensación de clavarse. Igual de acertada ha sido la opción de ampliar el Phylon blanco y colocarlo sobre el Stabilis que se eleva en esta zona, gran idea de Joma.

El talón, particularmente me ha ido genial, no permite un movimiento en falso ni tienes la sensación de poco apoyo, todo lo contrario: el talón va en su sitio y notas que no puede ir a otro lado.

Es una horma muy apta para plantillas por medidas, por apoyo del upper para mantenerla en el sitio y, también, porque el arco es muy permisivo con ellas y no molesta su colocación ni interrumpe su función.

Amortiguación

Y llegamos a la parte menos buena de la zapatilla, hay que decirlo así claramente. Alguna vez me han preguntado personalmente -y también en el foro– sobre si las Hispalis XIII eran muy amortiguadas (eso habían escuchado) y la verdad es que me extrañó un poco, así que me di un paseo por internet y es cierto que en algunos sitios y blogs se las pone así, sobre todo en los sitios que se dedican a citar la información que la marca proporciona con cada modelo.

Pues no, la Hispalis XIII no tiene una buena amortiguación. A decir verdad, tampoco es es mala, pero no la puedo considerar buena cuando la versión X, que era prácticamente igual, me resultó hasta más cómoda. Aunque se parecen un montón, aquella amortiguación no me chirrió tanto porque era una mejora con respecto a años anteriores.

Joma ha conseguido amortiguaciones muy buenas en Shark, Marathon y Titanium y me esperaba una evolución y mejora de la X a la XIII, teniendo de por medio modelos en la marca muy buenos. Sin embargo, la verdad es que no han mejorado nada en este aspecto, lo que es una auténtica pena porque esta zapatilla, con la amortiguación de la Shark, sería una superventas. Si lo fue la Titanium, esta con más motivo con un chasis como el que posee.

La amortiguación trasera tiene dos fases diferenciadas, la primera y la segunda. En la primera, ves como el Phylon blanco, unido al Pulsor, te dan una buena amortiguación pero, de repente y sin tardar, aparece el Phylon rojo y pasas en milésimas de segundo de un contacto agradable a un recorrido duro y corto.

Y también es importante diferenciar que no es lo mismo una amortiguación firme, que siempre es firme y progresiva, (véase K-Swiss, algunas Mizuno…) que una amortiguación que pretende ser blanda y acaba siendo tosca. Si se buscara una amortiguación firme, la lógica dicta rebajar un poco la densidad del Phylon rojo, eliminar el blanco y ya la tienes firme y progresiva.

Joma Hispalis XIII - Pisando

Una vez has posado el pie en el suelo la cosa mejora un poco. Sobre todo de mediopié hacia adelante, la amortiguación, sin ser excelsa ni sobresalir, es suficiente. El problema está, principalmente, en el talón, creo que se podrían permitir un mayor recorrido y un tacto más agradable con el chasis tan recio que posee la Hispalis XIII ya que les deja margen para trabajar.

Como consecuencia, no es una zapatilla lenta a pesar de que no es peso pluma (alrededor de 330 gramos). Tiene mucha pegada, si bien no está hecha para esto, su ajuste le permite algún apretón momentáneo.

Conclusión

El principal argumento de esta zapatilla es que es un modelo muy estable. Su chasis es muy robusto y es muy poco probable que podáis llegar a deformarlo, incluso pronando un poco.

El upper viene muy modernizado en cuanto a diseño. En esta versión tiene muchos colores y muy llamativos, algo que actualmente es muy demandado. Además, funcionalmente es más que aceptable porque posee buen ajuste y aprobado en ventilación, poco se le puede pedir al precio al que se venden, supera las expectativas.

La amortiguación, al revés de lo que veréis o podáis leer por ahí, es de tacto duro y de poco recorrido, eso sí, aguanta muy bien muchos kilómetros, algo casi común en las amortiguaciones con estas características. Este es el punto que más tiene que mejorar, sin duda alguna.

Su mejor terreno es el camino de parque en buen estado, ahí la amortiguación pierde protagonismo y las virtudes de la zapatilla destacan más. En asfalto se comporta bien, las zonas más lisas -como las aceras cuando están mojadas- es donde peor agarra, sobre todo la parte trasera.

Dado su chasis, aguanta mucho peso, pero su mejor rango de usuario estaría entre 70 y 85 kg, siempre teniendo en cuenta su amortiguación dura y que es muy apta para plantillas ya que no presenta un arco muy marcado y el chasis está diseñado a prueba de bombas.

Usuario tipo

  • Corredor neutro o plantillero de hasta 90 kg que busque una zapatilla de entrenamiento muy estable y con buena relación calidad/precio, a ritmos más lentos de 4.20 min/km.

Peso de la zapatilla: 330 gramos.

6 Comentarios

  1. Tego dudas entre R.Shark,Hispalis XII y Titaniun XIV peso 73 kg pronador leve utilizo plantillas entreno 6 dias a la semana de 65 a 70 km semanales.A vuestro criteri cual me recomendais
    Salud2

  2. Estoy intentando comprar esta zapa pero es imposible… en ninguna parte la tienen y por lo visto sale modelo nuevo en mes y medio con lo que tampoco la piden…

  3. Tengo desde ayer estas zapatillas.
    Me costo encontrarlas ya que estan agotadas en numero 43 y hasta el verano no llega el nuevo modelo.
    Al ponermelas note que me estaban un poco justas(es un 43 corto UK 8.5 US 9.5) pero durante unas horas se han adaptado a mi pie(tengo el pie muy ancho y el dedo gordo que hace por dos de un hombre normal).
    El caso es que las probé caminando durante 4,5 km y van muy bien.Sin ser tan blandas como mis viejas mizuno.Tienen una buena amortiguacion.
    Tambien las probé corriendo durante 4,5 km y van de lujo aunque comparadas con mis viejas mizuno pecan de ser pesadas.
    Muestran muy buena deriba, el pie no se dobla nada en caminos de campo con piedras.
    Deciros que peso 95Kg asi que son perfectas para una persona de mi peso.
    Creo que he hecho muy buena compra, ademas al ser la marca española el dinero se queda aqui.
    No deberiamos subestimar a las marcas que tenemos en nuestro pais.
    Saludos a todos

  4. Otra cosa:
    A los que administran la pagina y hacen pruebas de zapatillas….me gustaria que no se olvidaran de marcas españolas como Yumas, Paredes , J’hayber, Kelme etc..que seguro que hacen buenas zapas.
    SAludos

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.