Atletismo
Mostrando resultados del 1 al 3 de 3

Rocío Ríos

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Sep 2007
    Localización
    Asturias
    Mensajes
    1.390

    Rocío Ríos

    Un antes para un después

    La gijonesa rememora su gesta en Atlanta, consciente de que las lesiones le impedirán siquiera luchar por una plaza para Pekín

    Comenzó la carrera, ella misma lo reconoce once años después, «con bastante miedo». Una actitud inicial «reservona» que después se fue transformando. Hacia la mitad, algo cambió y Rocío Ríos empezó a avanzar posiciones. Dejó a Mónica Pont, con quien había compartido los primeros veinte kilómetros, y apretó. «Entonces vi que pasaba a gente importante, iba décima, luego novena Cuando creía que estaba octava, ya era feliz pensando en que tenía el diploma olímpico», relata. Pero aún fue mejor y Rocío Ríos cruzó quinta la meta de Atlanta.

    Firmaba la mejor actuación de una atleta española en unos Juegos Olímpicos hasta la fecha. Y Rocío, con su quinto puesto ya alcanzado, no terminaba de creérselo: «Incluso pregunté si todavía quedaba una vuelta más. Deportivamente, fue el día más maravilloso de mi vida».

    Rocío Ríos fue uno de los dieciséis deportistas asturianos que acudieron a los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Tenía 26 años y lo vivió como un auténtico «sueño». «Para mí sí fue algo especial», responde cuando se le pregunta por el 'espíritu olímpico'. «Fue toda una experiencia, muy diferente a los mundiales, resultó algo especial estar con deportistas de todas las especialidades», asegura, al tiempo que matiza que, aunque en Atlanta «había quien hablaba de mala organización, para mí fue lo mejor».

    Pero el sueño se rompió poco después y las esperanzas de que el atletismo español había depositado en Ríos se fueron diluyendo. Las lesiones tuvieron la culpa. Y Rocío no pudo regresar a unos Juegos Olímpicos. Ahora ve Pekín un poco lejos. Estuvo pendiente de tratar de intentarlo, pero las constantes microrroturas de fibras son un hándicap complicado de superar. Rocío pone fecha a su 'tragedia': «En 2003 estaba en la élite, tenía una beca olímpica, y en 2004 ya no tenía nada».

    Sin embargo, pese a las adversidades, no pierde la sonrisa -su hijo Samuel, que no ha cumplido el año, es uno de sus apoyos- y Ríos sigue luchando por hacer lo que más le gusta: correr. Sabe que volver a estar en esa élite a la que llegó por méritos propios es difícil. «El problema es que no puedo entrenarme de continuo, cada tres o cuatro semanas tengo que parar ». Así, asume, espera por lo menos volver a competir «aunque sea en carreras regionales». «Hay que cambiar el chip, pienso como un deportista de élite, pero hay que ir poco a poco», reconoce. Rocío inscribió su nombre en la historia del atletismo español. Como muestra, fue 47 veces internacional y aún mantiene en su poder el récord de España en media maratón. Lo estableció en 1 hora, 9 minutos y 59 segundos en 1997.

    «De jovencita me machaqué mucho. Empecé en serio con 19 años y enlazaba un mundial con un europeo, con todos los campeonatos de España. A los 23 ya tenía el récord de maratón», comenta al tiempo que encuentra en ese esfuerzo sus actuales lesiones.

    «Jugar sucio se paga»

    A sus 38 años, Rocío puede estar, en cualquier caso, orgullosa de su carrera y por eso no termina de entender los casos de dopaje en 'su' deporte. «Lo de Marion Jones ha sido un mazazo», lamenta. Era una de sus atletas favoritas, pero también generaba alguna suspicacia el haber conseguido cinco medallas en unos Juegos Olímpicos. «Es una pasada, tienes que ser un 'ironman'. Lo de Jones es triste, pero jugar sucio se paga», apunta Rocío, quien, no obstante, considera que porque algunas personas hayan recurrido a las trampas «no se puede manchar la imagen de todo un deporte».

    Además, asegura que el dopaje no convierte a un mediocre en deportista de élite. Al menos en el atletismo: «Como no entrenes, no haces nada, te dopes o no. De un burro no puedes hacer un caballo de carreras», argumenta Ríos, quien defiende el esfuerzo ante todo. «Es mejor, en lugar de llegar primera con esas ayudas, ser tercera y lucir tu medalla con orgullo», incide.

    En dos preguntas

    -¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?
    -Tener paciencia y ser constante.

    -¿Qué le diría a un niño que empieza a practicar atletismo?
    -Que primero vea si le gusta, que empiece poco a poco, para divertirse. Y, con el tiempo, si le gusta, que se dedique a ello más en serio. Hay tiempo para todo.
    24.10.07 - Sara García
    Fuente: El Comercio Digital

    RocÃ****o RÃ****os - Wikipedia, la enciclopedia libre

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    Sep 2007
    Localización
    Asturias
    Mensajes
    1.390

    Rocío Ríos, el coraje de una madre que se resiste a parar



    Hasta que María Vasco «marchó» hacia el bronce en Sidney, ninguna atleta española había picado tan alto como Rocío Ríos en unos Juegos Olímpicos. Leonesa de nacimiento (13-3-69), gijonesa de adopción, Rocío dejó para la historia un quinto puesto en la prueba más emblemática del atletismo y del olimpismo. Fue en Atlanta, en 1996. Desde entonces, Rocío disfrutó de unos cuantos años más de plenitud, hasta que las lesiones empezaron a mermar su menudo cuerpo (1,56 y 49 kilos). Por eso y por su reciente maternidad, la carrera de Rocío parecía acabada. Pero ella se resiste y, cuando los dolores se lo permiten, se calza unas zapatillas para rodar y rodar.

    Desde hace dos años, Rocío Ríos no consigue enlazar un bloque de entrenamientos mínimo para las necesidades de una fondista. Primero fue una plaga de microrroturas musculares en el gemelo. En abril, después de un año parada, en parte por el nacimiento de su hijo, Samuel, intentó empezar de cero. Pero en julio, nuevo contratiempo: «Pillé una lumbalgia por el peso del niño». En agosto, nuevo intento, y desde septiembre, un continuo querer y no poder: «Se me carga el gemelo cuando hago rodajes largos».

    Rocío corre una media de diez u once kilómetros diarios, algo que no estaría nada mal si no fuese porque «estoy acostumbrada a hacerlos más rápido», precisa. Tantos contratiempo ha alterado sus planes: «Esperaba hacer una maratón antes de final de año y otra en abril para buscar la clasificación para Pekín. Pero no puedo porque, cuando llego a un punto, me pasa algo».

    Aunque no podrá repetir su experiencia olímpica, Rocío no se ve como ex deportista. Ni siquiera ser madre le ha cambiado sus hábitos de vida: «Al contrario, ahora tengo más ganas todavía. A los 40 días de dar a luz ya empecé a entrenarme. Lo intenté durante el embarazo, pero me daban cólicos. Como me encanta correr, por mí seguiría siempre. No sólo es mi trabajo, sino que me gusta».

    «Me atraía mucho competir en Pekín», añade Rocío, «pero si no reaparezco este año, será el que viene. Tengo 38 años y mucha gente anda bien en maratón sobre los 40». De momento no tiene entrenador («me arreglo yo sola»), ni equipo: «Como no me veía para competir en el campeonato de clubes, hice la ficha como independiente». Y a falta de preparación para una maratón, Rocío se conformaría con despedir 2008 corriendo cualquier prueba, «aunque sea la "San Silvestre"».

    Rocío Ríos admira a la inglesa Paula Radclife, que acaba de ganar la maratón de Nueva York pocos meses después de ser madre. Y la ve como una afortunada por haber llevado tan bien el embarazo y la vuelta a la competición: «Yo al principio estaba muy ilusionada porque me habían dicho que después de tener un niño el cuerpo respondía muy bien, pero no he podido comprobarlo por culpa de las lesiones. Precisamente, eso me ha perjudicado. Me lo tomaba con tantas ganas que acababa estropeándolo todo».

    Fuente: La Nueva España

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Sep 2007
    Localización
    Asturias
    Mensajes
    1.390

    La maratón más corta de Rocío

    Rocío Ríos estuvo corriendo dos horas y media por las calles de Atlanta en una calurosa mañana del verano de 1996. Y le pareció poco. La gijonesa hizo una carrera tan reservona que llegó con ganas de más. Y se quedó con la sensación de que, con otra táctica, hubiese estado cerca del podio. Pero, al fin y al cabo, la quinta plaza olímpica es de largo el mejor recuerdo de su carrera deportiva. En la fotografía, Rocío Ríos posa en su casa de Gijón con el uniforme del equipo español en Atlanta y el diploma por su quinto puesto.



    Rocío Ríos estaba tan a gusto con su experiencia olímpica que, por ella, hubiese seguido. Le parecieron poco los 42,195 kilómetros de la maratón de los Juegos de Atlanta. Y empezó a darle vueltas a la cabeza, a pensar que si hubiese apretado antes quizá a estas horas se encontraría en el exclusivo grupo de medallistas. Pero un quinto puesto no está nada mal, sobre todo para una atleta que viajó a Estados Unidos como la tercera opción entre las maratonianas españolas.

    La maratón olímpica de Atlanta exigió más sacrificios que los propios de una prueba de larga distancia. Para combatir los efectos del calor y la humedad extremos, la carrera empezó a las 7 de la mañana. Para adaptarse, Rocío Ríos y sus compañeras empezaron a levantarse a las 4 de la mañana varios meses antes, en España, y los quince días previos que pasaron en la villa olímpica. Una exigente rutina que Ríos aceptó de buen grado con tal de llegar en las mejores condiciones a su cita más importante.

    La atleta, que se trasladó a Gijón a los pocos meses de nacer en León, pudo preparar los Juegos con relativa tranquilidad. Había conseguido la mínima en noviembre de 1995, en la maratón de San Sebastián, con la mejor marca de su carrera (2-28-20). Le daba la razón a su entrenador, David Méndez, que siempre le había visto más competitiva en largas distancias. Todo lo contrario que algún responsable federativo, empeñado en que buscase la mínima en el 10.000, prueba ya entonces copada por las atletas africanas.

    Rocío Ríos, que otras veces había pecado de precipitación, se planteó la maratón olímpica con muchas precauciones. «En los días previos, mi obsesión era no lesionarme. Y ya en carrera llegar a la meta para ser olímpica», recuerda Ríos, que en Atlanta fue de menos a más: «En los primeros kilómetros estuve tranquila en un grupo con mi compañera Mónica Pont. Al llegar a la media maratón vi que Mónica iba a menos y decidí tirar. Fui cogiendo a las mejores y al pasar por el 35 me dijeron que iba séptima».

    «Finalista, pensé», añade Ríos reviviendo aquellos momentos: «Iba como una moto, si llega a quedar un kilómetro o dos más, seguro que cojo chapa. Normalmente, en una maratón llegas que no puedes con el alma, pero en Atlanta me quedé corta. Cuando entré en el estadio iba feliz, saludando a la gente, con la grada de la recta de meta llena. No me lo creía. Aquel momento fue el más feliz de mi vida, sólo superado ahora por el nacimiento de mis hijos. Acabar una maratón olímpica es lo mejor que te puede pasar. Y, encima, diploma».

    En aquel momento, el quinto puesto le pareció magnífico. Empezó a darle vueltas cuando llegó a Gijón y su entrenador le dijo que podría haber sido medalla: «Según David, debería de haber tirado antes. Pero eso no se puede saber de antemano. Otras veces, como me encontraba muy bien salía a por todas y acababa pinchando».

    Por lo demás, Rocío Ríos disfrutó como una niña de su experiencia olímpica. Cuatro años antes, pese a celebrarse en Barcelona, casi ni sabía lo que eran los Juegos. Desde 1996 es una devota del movimiento olímpico. Pese a las críticas de muchos deportistas a la organización de Atlanta, para la gijonesa todo estuvo perfecto. «Será porque son los únicos que conocí, pero estuve muy a gusto», explica Rocío. Destaca las emociones de la ceremonia inaugural, sobre todo la vuelta al estadio, y la oportunidad de ver de cerca a figuras como los atletas estadounidenses.

    Una vez cerrada su participación, Rocío Ríos se dedicó a disfrutar de los Juegos como espectadora y como turista de Atlanta. «Muchos días cogía el tren y me iba sola hasta la ciudad porque las compañeras tenían familiares allí», señala Rocío, que relata como una anécdota su encuentro con Alberto Juantorena, el atleta cubano que entonces trabajaba para Adidas. «Como yo también tenía contrato con Adidas volví a España con cuatro maletas llenas de ropa».

    En los años siguientes, Rocío Ríos se aplicó en el trabajo para repetir experiencia en Sidney. Un sueño que se esfumó en 1999: «En mayo tuve una rotura en el gemelo y no pude preparar bien la maratón. Lo intenté en el 10.000, pero salió fatal». La historia se repitió durante el siguiente ciclo olímpico: «Por bruta, nunca acababa de recuperarme de las lesiones».

    No le quedaron ganas ni de ver los Juegos por televisión, hasta que en Pekín superó su depresión olímpica. Ahora tiene dos pequeñas y buenas razones en casa para mitigar su añoranza del atletismo, aunque pocos meses después de su segundo parto ha vuelto a calzarse las zapatillas. De momento, como cualquier atleta popular. Y con la maratón del Nueva York en el horizonte.

    Rocío Ríos Pérez

    Nació el 13 de marzo de 1969 en León, aunque vive en Gijón desde ese mismo año. Empezó a practicar el atletismo con 15 años, en el club Fumeru. Antes había jugado al balonmano y el baloncesto. También perteneció a los clubes Gijón Atletismo, Adidas, Oberón, Puma-Chapín de Jerez y Carrefour de Santander. Además del quinto puesto en la maratón de los Juegos Olímpicos de Atlanta-96, con un tiempo de 2-30-50, fue decimotercera en el Mundial de campo a través de Laussana-2003. Mantiene el récord de España de media maratón (1-09-59) logrado en Azkoitia en 1997. Dos medallas de bronce por equipos en los mundiales de media maratón 95 y 98.

    Gijón, Mario D. Braña
    Fuente: La Nueva España
    Úlima edición por gijonés fecha: 09-03-2009 a las 17:48

Temas Similares

  1. José Ríos
    Por gijonés en el foro Atletas
    Respuestas: 15
    Último Mensaje: 21-03-2012, 20:18
  2. Rocío Rodríguez
    Por gijonés en el foro Atletas
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 01-03-2008, 17:03
  3. José Ríos gana el Maratón del Lago Biwa en Japón
    Por Alex en el foro Atletismo Profesional
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 05-03-2006, 15:13
  4. José Rios corre en Japón
    Por Alex en el foro Atletismo Profesional
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 02-03-2006, 10:58
  5. José Ríos abrirá la veda del maratón
    Por Alex en el foro Atletismo Profesional
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 16-02-2006, 13:03