Loli Checa, una de las mejores atletas de la Comunitat Valenciana, se perderá los Campeonatos del Mundo en pista cubierta que se celebrarán del 7 al 9 de marzo en Valencia. La mediofondista de Silla estaba muy ilusionada por poder competir en una competición de este calibre en casa, pero una fractura por estrés en la tibia ha arruinado su temporada bajo techo.



La representante del València Terra i Mar comenzó muy fuerte la temporada con la idea de llegar al Mundial en plenitud, pero la lesión frenó su progresión. Checa estuvo siete semanas parada, sin poder correr, aunque intentó mantenerse en una buena condición física trasladando el trabajo aeróbico al ciclismo y la natación.

Checa se sentía frustrada y al principio le costó asimilar las consecuencias de este contratiempo. "Me da muchísima rabia. Me hacía una ilusión tremenda estar en un Mundial en Valencia, pero me lo voy a perder por culpa de la lesión. Ahora ya no tiene solución y lo único que puedo hacer es intentar ser positiva y comenzar a preparar ya los Juegos Olímpicos de Pekín, la otra gran cita del año".

La valenciana estuvo el año pasado en las dos principales competiciones de 2007: el Europeo en pista cubierta de Birmingham, donde finalizó octava en 3.000, y el Mundial al aire libre de Osaka, donde llegó a las semifinales en 1.500.

3.000 metros es la distancia que mejor se ajusta a las condiciones de Checa y por este motivo en pista cubierta se suele centrar en esta prueba. La atleta del Terra i Mar tiene previsto empezar a trotar en breve, pero después de siete semanas sin entrenarse es materialmente imposible que pudiera llegar a tiempo de preparar el Mundial, por lo que el atletismo valenciano pierde uno de sus grandes valores.

Fuente: Las Provincias