La excelente actuación mallorquina en el campeonato de España absoluto en pista cubierta del pasado fin de semana en Valencia contó con dos nombres propios. Amén de la novena plaza de Marta Pou en triple y de la décima plaza de una jovencísima Caridad Jerez en la prueba de vallas, tanto Claudia Troppa como David Bustos acapararon la atención de los medios nacionales. Claudia logró el oro en 60 metros vallas por delante de la plusmarquista española Glory Alozie, mientras David Bustos se metía en la final de los 800 metros lisos dejando fuera al plusmarquista nacional Antonio Reina.



- Claudia, usted ha logrado dos títulos absolutos en pista cubierta en los dos últimos años. ¿Se le da mejor la pista cubierta?
- Bueno, yo pensaba que no porque las pruebas de 60 metros me vienen un poco cortas, aunque en estos dos últimos años he podido correr bien y obtener esos oros en los campeonatos de España. Pero realmente se me da mejor el aire libre, la prueba de 100 metros, lisos o con vallas; de hecho creo que son más valiosos mis registros al aire libre que en pista cubierta.

- ¿Qué vino a su cabeza cuando supo que había ganado la medalla de oro en la prueba de 60 metros vallas?
- En principio no me lo creí, dije "no puede ser". Pero luego pensé en lo complicada que había sido para mí esta temporada invernal, y que venía a ser una excelente recompensa a un último mes donde lo había dado todo para llegar en la mejor forma posible y no tirar la toalla cuando las cosas estaban muy complicadas. Ahí abajo, en la pista, me vinieron a la cabeza muchas emociones, pensé en mi familia, que había ido a Valencia para verme competir, en mi entrenador? Fue una recompensa a muchas horas de sacrificio.

- ¿Era previsible quedar fuera del Mundial pese a su medalla de oro?
- Sí. Era consciente de que con haber realizado una sola carrera de vallas antes del campeonato de España era imposible conseguir la mínima para el Mundial. Sabía que entrenando bien podía estar en tiempos de la mínima para el Mundial, pero al final -con las complicaciones habidas- decidimos dejar la mínima para la temporada al aire libre y no crearnos ilusiones infundadas para el invierno. Con sólo tres carreras intentar correr los 60 metros vallas en 8.20 era muy difícil, pienso que al ser unas pruebas de ritmo necesitas al menos competir en cinco carreras para poder rendir a tu cien por cien.

- Además, cuenta con el hándicap de Glory Alozie y Josephine Onyia que tienen pasaporte español y son difíciles de batir.
- Parecía claro que ellas tenían las dos plazas de la selección española en los 60 metros vallas para el Mundial. Aunque siempre piensas en la posibilidad de una invitación, o poder tomar parte en la prueba de 60 metros lisos? Pero, bueno, cuando me lesioné y no estaba entrenando tan bien, ya me hice la idea de que estar en el Mundial iba a ser casi imposible.

- ¿Pekín queda lejos en sus planes al aire libre?
- Mi primer objetivo es el campeonato de España al aire libre. Pero no cabe descartar Pekín, si en el caso del relevo cuentan conmigo y cuentan con el relevo. El mes que viene empezamos con las concentraciones para ajustar el equipo de la selección española, ya que es una cosa de cuatro. Pero con Josephine nacionalizada tenemos el récord de España en nuestras piernas, y pienso que una marca de récord de España nos lleva camino de Pekín.

- ¿Cómo se compagina estar entrenando en Mallorca con el entrenador en Valencia?
- Con una factura de teléfono muy abultada (risas)? Lo llevo bien, hablamos a diario, aunque he estado cuatro años entrenando con un grupo de élite y he aprendido mucho. Creo que estoy preparada mentalmente para llevar mi programación en Mallorca, además tengo suerte de que mi técnica de vallas es buena, me doy cuenta cuando cometo errores y cuando la técnica sale bien. Pero, aún así, voy a Valencia cada tres semanas para que Blanquer pueda supervisarme y corregir cosas que a mí se me escapan.

- Ha hablado de agradecimientos tras su último oro. ¿Le queda alguien?
- Desde luego, a Biel Gili, mi primer entrenador, que fue quien me trajo al mundo del atletismo y me llevó hasta el alto nivel, siempre me ha ayudado mucho. De hecho, seguimos en contacto periódicamente aunque ya no me entrene. También estoy agradecida al Ajuntament de Capdepera por las instalaciones y al Govern por todas las ayudas.

Jaume M. Mulet. Palma
Fuente: Diario de Mallorca