La heredera de María Vasco es de Budapest



Tiene 19 radiantes años, mide 1,71, pesa 55 kilos, llegó de Budapest en 2004 y sigue los pasos de María Vasco, la única atleta española medallista olímpica. A Julia Takacs, proclamada ahora como la mejor júnior de la temporada, ni le gustaba la marcha ni le hacía mucha gracia España, porque ella quería seguir corriendo (no marchando) y continuar su vida en la capital húngara. A los diez años comenzó a practicar atletismo en su país, donde este deporte tiene una extraordinaria tradición, pero fue necesario formar un equipo de marchadoras y se inició en esta modalidad. "No me gustaba, pero un día gané y ahora ya no quiero ser corredora", cuenta Julia.

Luego vino a Madrid, y tampoco le gustaba: "Mi familia decidió venir aquí, porque mi padrastro tiene familiares españoles. Yo no quería y lo pasé mal al principio, porque no hablaba el idioma y no me enteraba de nada, pero luego me fue gustando y ahora ya no pienso para nada en regresar". El 20 de junio recibió la nacionalidad española y el 9 de julio terminó sexta en el Mundial júnior, con récord de España: 45:58.29. Sigue los pasos de María Vasco ("Es muy buena y me cae muy bien como persona"), que a su edad ocupó la cuarta posición en el mismo campeonato.

Vive en la Residencia Blume de Madrid, se entrena en el Centro de Alto Rendimiento con José Antonio Quintana y pertenece al club Puerto de Alicante, con el que, anecdóticamente, se proclamó el año pasado campeona española de cross por equipos júniors en el hipódromo de La Zarzuela.

Su madre trabaja en Madrid como profesora de inglés y su padre como "conductor para una familia rica", explica Julia. En 2009, sus objetivos son el Europeo Sub-23 y debutar en la Copa de Europa en la Selección absoluta. ¿Y los Mundiales de Berlín? "Sólo van tres marchadoras y yo en teoría soy la quinta...".

Ángel Cruz | 04/02/2009
Fuente: AS