El triatlón de invierno es una gran afición para Víctor Lobo. El deportista del Stadium Casablanca es el sucesor de Juan Carlos Apilluelo, campeón de España de la modalidad trece veces. Lobo ya ha conseguido cinco oros, el último de ellos con enorme facilidad hace dos semanas en las pistas de esquí de fondo de los Llanos del Hospital. Este fin de semana tiene su próximo reto con el Campeonato de Europa en la localidad eslovaca de Latly Mlaky. También corre la turiasonense Yolanda Magallón. Su actuación es una incógnita. "Puedo entrar en el podio como llegar entre los quince primeros. Unas carreras les van bien a los ciclistas y otras a los esquiadores". Una semana más tarde correrá el Mundial en Alemania.

Lobo tiene los pies en el suelo y no piensa que, pese a los grandes resultados que obtiene en esta modalidad invernal, pueda ser profesional del deporte. Además, no hay muchas esperanzas de que a medio plazo esta disciplina entre en el calendario olímpico. "No me gusta estar ocho horas diarias entrenándome. Para eso prefiero estar ocho horas trabajando y veo inviable vivir del triatlón", afirma.

La gran pasión de Lobo son las energías renovables. "Me gusta el tema de la biomasa. Hago muchas excursiones por la montaña y me gustaría introducir las energías renovables en los refugios". Este deportista de aspecto tímido y reservado ha empezado un máster. "En febrero me voy a Alemania a hacer la especialidad. Es un máster de Bruselas durante un año", apunta.

Los inicios

Tiene 29 años y comenzó a practicar seriamente el deporte de manera tardía hace ocho. "Con mi hermano Antonio me apunté a correr un medio maratón simplemente para acabarlo. Terminé en 1.20", explica. El año siguiente corrió el maratón de Barcelona. "Aún tengo el diploma con mi marca de 3.00 horas. Acabé trotando". Después disputó el duatlón del Stadium Casablanca y en el 2002 hizo su primer triatlón. "Fue en Candanchú y me gustó bastante".

Aún recuerda su primer triunfo en el Campeonato de España. Fue en el 2004 en Candanchú. "Se celebraba la Copa del Mundo. Luché con un checo hasta la última posta. Me olvidé de los españoles y acabé segundo de la Copa".

Su actuación internacional más destacada fue en el 2005 con la medalla de bronce en el Campeonato de Europa. Fue en la Selva Negra de Alemania. Lobo se considera un especialista de nieve blanda cuando corre en España y es muy regular tanto con los esquís, como con la bici y la carrera a pie. "Aquí me sale nieve blanda y me froto las manos. Pero los nórdicos me pueden meter una buena paliza y me puede ir mejor la nieve dura".

A Lobo le encanta el atletismo. Prueba de ello es que este año se ha hecho ficha por la sección de atletismo del Casablanca. Fue el mejor deportista de Aragón del 2007. "Me dejó sorprendido. Otros años tuve mejores resultados y no me dieron nada", indica.

06/02/2009 R. Martí
Fuente: El Periódico de Aragón