La rusa Yelena Isinbayeva, plusmarquista mundial de salto con pértiga (5,01), quiere superar los 35 récords establecidos por el ucraniano Serguéi Bubka, considerado el mejor pertiguista de la historia. "En mi lista de hitos figuran ya 20 récords mundiales. Estoy convencida de que superaré los 35 récords de Bubka. No es algo ni mucho menos imposible", dijo Isinbayeva, según la agencia oficial rusa Itar-Tass.

Isinbayeva batió el pasado sábado en la reunión de Donetsk (Ucrania) el récord mundial en pista cubierta que ella misma poseía, al superar el listón en 4,93 metros. "Éste no es el último récord de la temporada", adelantó la rusa, que se entrena varias semanas al año en el 'Club Bubka' de esa ciudad. Hace doce meses y en el mismo escenario también estableció una nueva marca mundial bajo techo, pero no logró romper ningún nuevo récord durante el resto de la temporada.


Objetivos ambiciosos
Isinbáyeva estableció 18 récords con su antiguo entrenador, Yevgueni Trofímov, pero sólo ha marcado dos desde que es dirigida por Vitali Petrov, antiguo entrenador de Bubka.

Los objetivos de la 'zarina' de la pértiga para este temporada son lograr el oro en los Mundiales de Osaka y superar los 5,01 al aire libre, que se le resisten desde los Mundiales de Helsinki de agosto de 2005. En las próximas semanas, la pertiguista rusa participará en las reuniones invernales de Bydgosh (Polonia), Birmingham (Reino Unido) y París.


Sólo dos derrotas

Isinbayeva, de 24 años, que estableció su primer récord mundial en la ciudad británica de Gateshead en junio de 2003, ha sido derrotada sólo dos veces en las últimas tres temporadas.

Según el ex pertiguista ruso Rodion Gataulin, campeón de Europa de salto con pértiga en 1990 y 1994, Isinbayeva es capaz de saltar hasta 5,15 metros. La atleta rusa mantiene invariable su deseo de conseguir el oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, para cuando tendrá sólo 26 años, pero sin dejar de lado su sueño de crear una familia numerosa, escuchando la llamada de sus raíces daguestaníes.