Pekín, 23 mar (EFE).- El atleta español Francisco "Paquillo" Fernández disputará finalmente los 20 kilómetros marcha del Gran Premio de Shenzhen, segunda prueba puntuable del Circuito Mundial de Marcha, pese a que estuvo a punto de retirase después de que la organización le anunciase a última hora un cambio de horario.

"Pensé seriamente en no competir", dijo Paquillo a Efe en conversación telefónica, molesto aún porque la prueba vaya a comenzar a las 7:30 de la mañana en lugar de a las 9:45 como estaba programado, cambio que se le anunció dos días antes de la competición.

"No es lo mismo levantarse a las cuatro de la mañana que a las siete", argumentó para explicar además que durante toda la concentración se estuvo preparando para marchar en unas condiciones determinadas.

De todos modos, el de Guadix saldrá a por la victoria: "Hay que ser realistas y saber en que momento estoy pero tengo que salir a ganar si no, no sería Paquillo. Hay que intentar estar en el podio y a ver si consigo un tiempo entorno a 1:18.30", dijo el vigente campeón del mundo, que tiene su mejor marca en 1:17.22.

El objetivo de Paquillo son los Mundiales de Osaka, así como el de sus competidores de mayor nivel, como el plusmarquista mundial, el ecuatoriano Jefferson Pérez; el campeón olímpico, el italiano Ivano Brugnette, o el ruso Ilya Markov y el mexicano Eder Sánchez, que llega a China dispuesto a bajar su tiempo de 1:21.00.

Con unas condiciones de humedad cercanas al 80 por ciento, que nos son en las que mejor se desenvuelve, Paquillo afirma que son idóneas de cara a Osaka "porque en Japón también va a haber humedad".

Pero el objetivo a largo plazo del español es convertirse en campeón olímpico en Pekín 2008, por eso, por segundo año consecutivo se prepara el inicio de temporada en China: "para acomodarme al clima, al horario..."

"Me interesa ver a los chinos que están mejorando un montón", reconoce Paquillo para quien es difícil "competir aquí". "Pero para eso vengo. En (los JJOO de) Pekín competirá un equipo de tres pero aquí hay que competir con cien chinos por lo que creo que es más difícil que en las Olimpiadas", destacó.

"Aún no estoy al cien por cien pero estoy cogiendo el ritmo. Quiero estar cerca del podio", finalizó el atleta español, que la temporada pasada concluyó tercero con un tiempo de 1:18.30 la prueba de China, que entonces se celebró en Yangzhou.

Volver al foro
Volver a la página principal