Devyatovsky y Tikhan, segundo y tercero respectivamente en la competición de Martillo en Pekín.

A ambos se les ha detectado restos de testosterona exógena en el cuerpo.
Que triste, además Devyatovsky es reincidente en esto del dopaje, posiblemente reciba una sanción de por vida.