DEFINICIÓN
Al referirla exclusivamente al deporte y reduciendo el campo a las actividades de resistencia, G.Manso, Navarro y Ruiz (1996) definen la fatiga como la “disminución de la capacidad de rendimiento como reacción a las cargas de entrenamiento”. El fenómeno de la fatiga, sea cual sea el aspecto que contemple, tiene dos funciones fundamentales que, en numerosas ocasiones pueden venir interrelacionadas:
FUNCIONES
Protectora o preventiva. Como mecanismo de alarma con efecto inhibidor del esfuerzo. Se manifiesta con sensaciones de dolor, sufrimiento, alteraciones de todo tipo, desmotivación, falta de sueño o de apetito, etc.
Efectiva. Con disminución del rendimiento, afectando a la falta de fuerza, disminución de la potencia del ejercicio, errores técnicos.
TIPOS DE FATIGA
La fatiga es un concepto muy amplio por lo que es necesario conocerla desde puntos de vista distintos. Al respecto, Fernández y Terrados (1994) la clasifican en función de diferentes aspectos:
EN FUNCIÓN DEL TIEMPO DE APLICACIÓN DE LAS CARGAS
La gravedad de los deterioros, depende del tiempo en que se mantenga. Por ello, distinguimos:
1. FATIGA AGUDA:
• Ocurre durante o inmediatamente después de un esfuerzo.
• Produce disminución de las capacidades sobre las que se incide con mayor énfasis.
• Permite restauración de todas las pérdidas, de forma casi inmediata o en tiempo muy reducido.
2. Fernández y Terrados (1994) distinguen efectos producidos según el tipo de resistencia aplicado:  
• Velocidad y/o fuerza en el caso de corta duración.  
• Resistencia si es de media o larga duración.
Estos autores distinguen dos tipos en función del aparte del organismo afectada:
 Fatiga local: Se aloja en un punto de terminado o en una porción reducida del organismo. Ejemplo, la del brazo del lanzador de jabalina.
 Fatiga global: Cuando aparece al menos en los 2/3 de la musculatura. Ejemplo, la producida en corredores de resistencia, ciclistas, etc.
LA FATIGA Y SU CONTROL TIPOS DE FATIGA EN FUNCIÓN DEL LUGAR DE APARICIÓN
3. FATIGA CENTRAL:
Se habla de fallo de la activación central, cuando la causa está por encima de la placa motriz. Afecta a diferentes estructuras nerviosas implicadas en la producción, o control de la contracción.
Las causas más importantes de su aparición:  
• Fallo en la actividad neural.
•  Inhibición aferente desde husos musculares y terminaciones nerviosas.
•  Depresión de la excitabilidad de la motoneurona.  
• Alteraciones en la transmisión del impulso nervioso.  Fallo pre-sináptico.
En resumen, existen fallos en actividad neural como consecuencia de inhibiciones (metabólicos, psicológicos etc.) que entorpecen la activación muscular, ocasionando menor producción de fuerza.
“Dentro del término de fatiga central se incluyen todas las situaciones que afecten y puedan comprometer el normal funcionamiento de las neuronas corticales, motoneuronas, ramificaciones nerviosas y botón pre sináptico de la placa motora y liberación del neurotransmisor” (Fernández y Terrados, 1994).
4. FATIGA PERIFÉRICA:
Se produce a partir de la maza sináptica y está fundamentada en los siguientes procesos:  
• Dificultad para desarrollar el potencial de acción.  
• Fallo en el sarcolema para propagar el impulso nervioso.  
• Fallo en el acople de los tubos T y el retículo sarcoplasmático.
•  Fallos en la liberación de iones calcio Ca++.
•  Fallo en la producción de puentes actina-miosina.
•  Fallos en procesos de relajación.
MANIFESTACIONES
La fatiga aguda puede localizarse especialmente en el músculo. Por ello, puede ser utilizada para obtener procesos adaptativos en el entrenamiento. Conocer este tipo de fatiga a la hora de plantearse el entrenamiento de especialidades de resistencia es importante.  
• Fatiga fisiológica: Fundamentada en el mal funcionamiento de aspectos diferentes:
•  Fallo en los mecanismos productores de ATP.  
• Problemas provocados por la homeostásis (estado de equilibrio) hormonal.
•  Fatiga mental: Aparece con deterioro de la capacidad de concentración y de atención.
•  Fatiga sensorial: Acontece con deterioro de las capacidades perceptivas.
•  Fatiga emocional: Con deterioro o ausencia de estímulos volitivos o emocionales.  
• Fatiga nerviosa: Con insuficiencia o deterioro de transmisión de impulsos nerviosos.
EFECTOS
Dependiendo de los objetivos de desarrollo de la resistencia, Zintl (1991) distingue las siguientes causa/efecto:  
• Disminución de las reservas energéticas ( PC, Glucógeno, etc.).  
• Acumulación de substancias intermedias y terminales metabólicas (lactato, urea, amoniaco etc.).  
• Alteraciones hidro-electrolíticas.  
• Inhibición de la actividad enzimática por sobre acidez o cambios en la concentración de encimas.  
• Desplazamiento de electrolitos ( por ejemplo iones calcio y potasio en la membrana celular.  
• Disminución de las hormonas causadas por el esfuerzo (adrenalina y noradrenalina, etc.).  
• Cambios en órganos celulares (mitocondrias, sarcoplasma etc.).
•  Procesos inhibidores a nivel SNC, por monotonía de las cargas.
•  Cambios en la regulación a nivel celular.
FATIGA FISIOLÓGICA Y PATOLÓGICA(SOBREENTRENAMIENTO)
Cuando el grado de fatiga es gestionable y tras un esfuerzo, el organismo es capaz de eliminarla y rehacerse, se puede considerar que la fatiga es fisiológica.
En cambio, cuando, por acumulación de carga sin descanso o porque son excesivas y sobrepasan el UT, puede que la fatiga originada ya no sea gestionable y el individuo y caiga en situación de fatiga patológica (término “cuasi” equivalente con el de sobre entrenamiento o fatiga crónica).
Esta última debe tratarse médicamente para poder volver al estado de homeostasis (equilibrio). La fatiga patológica, debe evitarse. Es debida a desajustes entre los que se pueden citar :
ERRORES O DESAJUSTES EN LA PLANIFICACIÓN:  
1. En la organización de estructuras intermedias (mesociclos, microciclos, sesiones y ejercicios).  
2. Excesos en cargas de en cualquiera de las direcciones extensiva o intensiva o ambas.  Progresión excesiva en el aumento de las cargas.
3.  Inicio de entrenamientos con cargas excesivas, tras períodos de descanso, lesión o enfermedad.  
4. Exigencias técnicas que saturan el SN, regulador de todas las funciones del organismo.
5.  Alteraciones en horarios de entrenamiento (aproximación de sesiones exigentes, alteración de horarios de descanso, etc.).
DESAJUSTES EN LA COMPETICIÓN:
1.  Mala elección de competiciones intermedias.  
2. Excesivas competiciones de carácter importante y próximas entre sí.
3.  Excesiva afectividad ante éstas. Esto produce desgaste suplementario provocado por la tensión emocional y la ansiedad.



CONCLUSIÓN
Es muy importante llevar una planificación detallada de los entrenamientos, y un control de nuestro día a día para poder detectar si los grados de fatiga son correctos, si la estimulación de las sesiones de entrenamiento son correctas. Y si surge un problema saber donde se encuentra el fallo.
Cualquier aclaración o consulta no dudes en dirigirte a tu entrenador atletismo