Atletismo
Mostrando resultados del 1 al 3 de 3

Condromalacia rotuliana y máquina de isquiotibiales ¿válida?

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Mar 2013
    Mensajes
    2

    Condromalacia rotuliana y máquina de isquiotibiales ¿válida?

    Hola!
    Hace unos meses me diagnosticaron condromalacia rotular y osteocondritis en la rodilla iquierda. Estoy tomando condrosan y yendo al fisioterapeuta (haciendo los ejercicios isométricos de rigor).
    La cosa es que me gustaría hacer ejercicios de fortalecimiento con pesas en el gimnasio, porque desde que las he dejado, mi musculatura está más débil y no creo que eso sea lo adecuado para mi dolencia.
    El fisio me dijo que podía hacer ejercicios de sentadilla en máquina, y la de isquiotibiales sentada. Me prohibió la máquina de extensión del cuadriceps.
    Mis dudas son:
    1. ¿La máquina de isquiotibiales (sentada. Es la única que hay en mi gimnasio) ¿es segura? ¿Debo hacerla en algún ángulo determinado?
    2. Si hago sentadillas en máquina vertical, ¿cuánto peso y sobre todo, inclinación debo hacer para no dañarme la rodilla?

    Muchísimas gracias por adelantado. La verdad es que estoy un poco obsesionada con esto! Y por más que busco, no encuentro respuesta a estas dos cuestiones!

    Edito para aclarar que la máquina de sentadillas es esa en la que te sientas en una silla con respaldo alto y flexionas las piernas, y no la máquila esa en la que estás tumbado y el peso te viene desde arriba sobre las piernas. Perdón por la explicación tan chapucera!
    Úlima edición por rosadowney fecha: 16-03-2013 a las 19:51

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    Mar 2013
    Mensajes
    1

    Pagina que habla sobre

    Cita Originalmente escrito por rosadowney Ver Mensaje
    Hola!
    Hace unos meses me diagnosticaron condromalacia rotular y osteocondritis en la rodilla iquierda. Estoy tomando condrosan y yendo al fisioterapeuta (haciendo los ejercicios isométricos de rigor).
    La cosa es que me gustaría hacer ejercicios de fortalecimiento con pesas en el gimnasio, porque desde que las he dejado, mi musculatura está más débil y no creo que eso sea lo adecuado para mi dolencia.
    El fisio me dijo que podía hacer ejercicios de sentadilla en máquina, y la de isquiotibiales sentada. Me prohibió la máquina de extensión del cuadriceps.
    Mis dudas son:
    1. ¿La máquina de isquiotibiales (sentada. Es la única que hay en mi gimnasio) ¿es segura? ¿Debo hacerla en algún ángulo determinado?
    2. Si hago sentadillas en máquina vertical, ¿cuánto peso y sobre todo, inclinación debo hacer para no dañarme la rodilla?

    Muchísimas gracias por adelantado. La verdad es que estoy un poco obsesionada con esto! Y por más que busco, no encuentro respuesta a estas dos cuestiones!

    Edito para aclarar que la máquina de sentadillas es esa en la que te sientas en una silla con respaldo alto y flexionas las piernas, y no la máquila esa en la que estás tumbado y el peso te viene desde arriba sobre las piernas. Perdón por la explicación tan chapucera!
    Hola yo tengo el mismo problema que tu y apenas hace 2 semanas empecé a ir al gimnasio, como a ti, me preocupaba los tipos de ejercicio que se pueden hacer, sin embargo mi doctor me recomendó la maquina de cuadriceps y la de isquiotibiales pero la de sentadilla no me la recomendó por que implica mucho esfuerzo en las rodillas (dado mi peso y mi estatura) aqui te dejo una pagina que me ayudó mucho y me siento bien (y eso que llevo dos semanas apenas como te dije)

    Condromalacia y ejercicio físico

    Las personas que normalmente sufren esta lesión, acuden a un gimnasio especializado perteneciente a un hospital o a un Centro de Fisioterapia. Muchos de estos pacientes son deportistas en activo que dejan de realizar su actividad deportiva para recuperarse de esa dolencia. Pero es posible realizar ejercicio físico fuera del gimnasio de fisioterapia o del hospital, teniendo en cuenta algunas consideraciones.

    Una de las primeras consideraciones que hay que tener en cuenta, es que el ejercicio físico que tiene que realizar la población en general, y en especial esta población con condromalacia, es que debe ser un ejercicio saludable. Equilibrado en cuanto a músculos agonistas y antagonistas trabajados.

    Siguiendo al profesor Manuel López Becerro (2000): “Todo programa de ejercicios físicos que pretendan un objetivo saludable, debe de estar compuesto por ejercicios de tonificación, actividades cardiovasculares y estiramientos”.

    A continuación vamos a mostrar lo que sería una propuesta de ejercicios saludables para el paciente con Condromalacia Rotuliana, respetando estos tres campos.

    Tonificación

    En Sala de musculación. Fortalecimiento de tren superior y faja abdominal (lumbares y abdominales) siguiendo métodos y sistemas utilizados por resto de población. Entrenamiento normalizado.

    En el caso del tren inferior:

    A. Máquina de cuadriceps. CUIDADO: No se empieza el ejercicio “desde abajo”, como lo hacen los demás usuarios del gimnasio. Se colocará la máquina para que el ejercicio empiece casi en la máxima extensión de rodilla. En ese momento: Contracción isométrica durante 15 segundos. 3 series por sesión. 1 minuto de recuperación entre series. Kilaje en progresión quincenal. Frecuencia semanal: 3 días/semana. (Figura 4).

    Figura 4. Contracción isométrica de cuadriceps. El ejercicio comienza casi en la completa extensión

    B. Máquina de cuadriceps. Se colocará la máquina en la misma posición que en el ejercicio anterior (figura 4). Habrá desplazamiento de 10º hasta la completa extensión. Al final de la misma, se rotará la rodilla hacia adentro para activar el vasto interno. 3 x12 repeticiones. 1 minuto de descanso entre series. Incremento de kilaje en progresión quincenal. Frecuencia semanal: 3 días/semana.

    C. Máquina de isquiotibiales (Figura 5). Realizar una flexión de rodilla de sólo 5º y contraer de forma isométrica. 3 x12 repeticiones. 1 minuto de descanso entre series. Incremento de kilaje en progresión quincenal. Frecuencia semanal: 3 días/semana. Cuando se vaya encontrando bien, ganará 10º en la flexión.

    Figura 5. Contracción isométrica de isquiotibiales. El ejercicio comienza casi en la completa extensión

    Nota: Es común que los deportistas con condromalacia utilicen un protector en la rodilla para la rótula (una especie de rodillera de neopreno con un orificio en el centro para descansar la rótula). Este tipo de protector es muy útil para andar, y también para entrenar la fuerza dentro del gimnasio. Un estudio realizado por Van Tiggelen et al. (2005) así lo demuestra. Dividió 167 militares belgas en grupo control –sin protector de rótula- y grupo experimental –con protector-, después de seis semanas de entrenamiento intenso, empezaron a aparecer problemas de rodilla en los sujetos que no usaron protectores. Por tanto, parece que el uso de estos protectores coloca la rótula en su sitio al mismo tiempo que se trabajan todo el resto de grupos musculares de su área.

    Aeróbico

    En piscina. Realizar largos en estilo crol y espaldas con pull entre las piernas (Figura 6). De esa manera no habrá flexión de rodillas, estará trabajando la musculatura de forma isométrica y conseguirá el objetivo prioritario de mejorar su resistencia y calidad cardio-pulmonar. Empezará con series de 25 metros, alternando los dos estilos antes mencionados, para ir pasando progresivamente a series más largas y mayor volumen de metros en cada entreno. En caso de contar con pulsómetro acuático, la intensidad del ejercicio no deberá superar nunca el 85% de la Frecuencia cardiaca máxima (López, 2007).



    Figura 6. Ejercicios de natación sin actuación del tren inferior

    Flexibilidad

    Ejercicios de flexibilidad de todos los músculos implicados en cada sesión de entrenamiento. Tanto cuando el entreno se realice en Sala de musculación como en Piscina. Si bien tendrán vital importancia los localizados en músculo femoral, isquiotibiales y cuadriceps; no habrá que olvidar los del tríceps sural, adductores, cuadrado lumbar y resto del cuerpo.

    Es importante no olvidar que una descompensación entre flexibilidad de un agonista y su antagonista nos puede provocar asimetría de la espalda y consecuentemente desalineación de la rótula.

    Los ejercicios de estiramiento los realizaremos al final de la sesión. Sin rebotes. Manteniendo la postura de 10 a 20 segundos. Si nos ayudan a estirar: mejor. Notaremos mejorías en menor tiempo.

    Figura 7. Ejercicios genéricos de estiramiento

    Entrenamiento libre

    En el caso de que la rodilla haya ido fortaleciéndose y el cartílago posterior se haya ido regenerando por actuación farmacológica; el deportista podrá participar en actividades físicas que no estén relacionadas con la rehabilitación que antes hemos hablado.

    Un factor importante es el descenso de peso a través del entrenamiento aeróbico en piscina. Esto va a provocar menor tensión en rótula. La dieta también tiene un papel muy importante en este proceso (Zhelyazkov, 2001).

    Las actividades libres que puede hacer el sujeto, una vez que se encuentre mejor, y siempre que su médico lo vea conveniente pueden ser:

    Andar, correr (por superficie blanda), montar en bicicleta (elevando un poco más el sillín para evitar excesiva flexión y utilizando desarrollos que le permitan pedalear sin mucho esfuerzo. En llano, evitando cuestas), golf, patinaje en línea… y todas aquellas actividades que no le supongan estrés y presión a la rótula.

    Por otro lado habrá que huir de aquellas actividades que soliciten una actuación intensa del cuádriceps e isquiotibiales, y en las que hay cambios de dirección y/o frenadas bruscas: Fútbol-sala, baloncesto, esquí, squash, tenis, padel,… En el caso que el deportista con condromalacia decida practicar una de estas actividades, se aconseja que lo haga con la mínima frecuencia semanal, que continué con las actividades físicas que más arriba se han aconsejado para fortalecer la rodilla y que cese el deporte en cuanto que haya dolor (López Chicharro, 2006).

    Como se ha dicho anteriormente, esto es sólo una propuesta que deberá ser adaptada por un profesional de la actividad física y/o la medicina deportiva a las características del paciente según su estado de forma, edad, otras patologías, etc… Pero que, en cualquier caso, abre posibilidades a una patología que, en muchos casos, desencadenaba en el abandono de la actividad física.
    espero te sea de ayuda esta hecha por un doctor reconocido...

    Pegué el contenido por que no puedo poner links por ser nuevo usuario.

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Mar 2013
    Mensajes
    2
    Hola!
    Muchas gracias por la respuesta y por el enlace!
    La cosa es que mi fisio me dijo que la máquina de cuadriceps no me venía bien, porque como tengo la tendencia a flexionar la rodilla más allá del ángulo 0 (como hacia atrás, no sé explicarlo bien ), en esa máquina corría el riesgo de levantar la pesa más de lo permitido (en un efecto rebote hacia arriba), mientras que en la máquina de sentadillas, era yo la que controlaba la posición en todo momento.
    Pero aún así me quiero asegurar de cuál es el grado adecuado para realizarla.
    Y lo de la máquina de isquiotibiales, ¿pero la tuya es de las máquinas tipo asiento? Es que en las páginas de internet veo siempre las máquinas tipo tumbona, y ésas sí sé que son buenas para la condromalacia, pero como en mi gimnasio sólo hay de las otras, me preguntaba si también son válidas...



    Cita Originalmente escrito por joroheos Ver Mensaje
    Hola yo tengo el mismo problema que tu y apenas hace 2 semanas empecé a ir al gimnasio, como a ti, me preocupaba los tipos de ejercicio que se pueden hacer, sin embargo mi doctor me recomendó la maquina de cuadriceps y la de isquiotibiales pero la de sentadilla no me la recomendó por que implica mucho esfuerzo en las rodillas (dado mi peso y mi estatura) aqui te dejo una pagina que me ayudó mucho y me siento bien (y eso que llevo dos semanas apenas como te dije)

    Condromalacia y ejercicio físico

    Las personas que normalmente sufren esta lesión, acuden a un gimnasio especializado perteneciente a un hospital o a un Centro de Fisioterapia. Muchos de estos pacientes son deportistas en activo que dejan de realizar su actividad deportiva para recuperarse de esa dolencia. Pero es posible realizar ejercicio físico fuera del gimnasio de fisioterapia o del hospital, teniendo en cuenta algunas consideraciones.

    Una de las primeras consideraciones que hay que tener en cuenta, es que el ejercicio físico que tiene que realizar la población en general, y en especial esta población con condromalacia, es que debe ser un ejercicio saludable. Equilibrado en cuanto a músculos agonistas y antagonistas trabajados.

    Siguiendo al profesor Manuel López Becerro (2000): “Todo programa de ejercicios físicos que pretendan un objetivo saludable, debe de estar compuesto por ejercicios de tonificación, actividades cardiovasculares y estiramientos”.

    A continuación vamos a mostrar lo que sería una propuesta de ejercicios saludables para el paciente con Condromalacia Rotuliana, respetando estos tres campos.

    Tonificación

    En Sala de musculación. Fortalecimiento de tren superior y faja abdominal (lumbares y abdominales) siguiendo métodos y sistemas utilizados por resto de población. Entrenamiento normalizado.

    En el caso del tren inferior:

    A. Máquina de cuadriceps. CUIDADO: No se empieza el ejercicio “desde abajo”, como lo hacen los demás usuarios del gimnasio. Se colocará la máquina para que el ejercicio empiece casi en la máxima extensión de rodilla. En ese momento: Contracción isométrica durante 15 segundos. 3 series por sesión. 1 minuto de recuperación entre series. Kilaje en progresión quincenal. Frecuencia semanal: 3 días/semana. (Figura 4).

    Figura 4. Contracción isométrica de cuadriceps. El ejercicio comienza casi en la completa extensión

    B. Máquina de cuadriceps. Se colocará la máquina en la misma posición que en el ejercicio anterior (figura 4). Habrá desplazamiento de 10º hasta la completa extensión. Al final de la misma, se rotará la rodilla hacia adentro para activar el vasto interno. 3 x12 repeticiones. 1 minuto de descanso entre series. Incremento de kilaje en progresión quincenal. Frecuencia semanal: 3 días/semana.

    C. Máquina de isquiotibiales (Figura 5). Realizar una flexión de rodilla de sólo 5º y contraer de forma isométrica. 3 x12 repeticiones. 1 minuto de descanso entre series. Incremento de kilaje en progresión quincenal. Frecuencia semanal: 3 días/semana. Cuando se vaya encontrando bien, ganará 10º en la flexión.

    Figura 5. Contracción isométrica de isquiotibiales. El ejercicio comienza casi en la completa extensión

    Nota: Es común que los deportistas con condromalacia utilicen un protector en la rodilla para la rótula (una especie de rodillera de neopreno con un orificio en el centro para descansar la rótula). Este tipo de protector es muy útil para andar, y también para entrenar la fuerza dentro del gimnasio. Un estudio realizado por Van Tiggelen et al. (2005) así lo demuestra. Dividió 167 militares belgas en grupo control –sin protector de rótula- y grupo experimental –con protector-, después de seis semanas de entrenamiento intenso, empezaron a aparecer problemas de rodilla en los sujetos que no usaron protectores. Por tanto, parece que el uso de estos protectores coloca la rótula en su sitio al mismo tiempo que se trabajan todo el resto de grupos musculares de su área.

    Aeróbico

    En piscina. Realizar largos en estilo crol y espaldas con pull entre las piernas (Figura 6). De esa manera no habrá flexión de rodillas, estará trabajando la musculatura de forma isométrica y conseguirá el objetivo prioritario de mejorar su resistencia y calidad cardio-pulmonar. Empezará con series de 25 metros, alternando los dos estilos antes mencionados, para ir pasando progresivamente a series más largas y mayor volumen de metros en cada entreno. En caso de contar con pulsómetro acuático, la intensidad del ejercicio no deberá superar nunca el 85% de la Frecuencia cardiaca máxima (López, 2007).



    Figura 6. Ejercicios de natación sin actuación del tren inferior

    Flexibilidad

    Ejercicios de flexibilidad de todos los músculos implicados en cada sesión de entrenamiento. Tanto cuando el entreno se realice en Sala de musculación como en Piscina. Si bien tendrán vital importancia los localizados en músculo femoral, isquiotibiales y cuadriceps; no habrá que olvidar los del tríceps sural, adductores, cuadrado lumbar y resto del cuerpo.

    Es importante no olvidar que una descompensación entre flexibilidad de un agonista y su antagonista nos puede provocar asimetría de la espalda y consecuentemente desalineación de la rótula.

    Los ejercicios de estiramiento los realizaremos al final de la sesión. Sin rebotes. Manteniendo la postura de 10 a 20 segundos. Si nos ayudan a estirar: mejor. Notaremos mejorías en menor tiempo.

    Figura 7. Ejercicios genéricos de estiramiento

    Entrenamiento libre

    En el caso de que la rodilla haya ido fortaleciéndose y el cartílago posterior se haya ido regenerando por actuación farmacológica; el deportista podrá participar en actividades físicas que no estén relacionadas con la rehabilitación que antes hemos hablado.

    Un factor importante es el descenso de peso a través del entrenamiento aeróbico en piscina. Esto va a provocar menor tensión en rótula. La dieta también tiene un papel muy importante en este proceso (Zhelyazkov, 2001).

    Las actividades libres que puede hacer el sujeto, una vez que se encuentre mejor, y siempre que su médico lo vea conveniente pueden ser:

    Andar, correr (por superficie blanda), montar en bicicleta (elevando un poco más el sillín para evitar excesiva flexión y utilizando desarrollos que le permitan pedalear sin mucho esfuerzo. En llano, evitando cuestas), golf, patinaje en línea… y todas aquellas actividades que no le supongan estrés y presión a la rótula.

    Por otro lado habrá que huir de aquellas actividades que soliciten una actuación intensa del cuádriceps e isquiotibiales, y en las que hay cambios de dirección y/o frenadas bruscas: Fútbol-sala, baloncesto, esquí, squash, tenis, padel,… En el caso que el deportista con condromalacia decida practicar una de estas actividades, se aconseja que lo haga con la mínima frecuencia semanal, que continué con las actividades físicas que más arriba se han aconsejado para fortalecer la rodilla y que cese el deporte en cuanto que haya dolor (López Chicharro, 2006).

    Como se ha dicho anteriormente, esto es sólo una propuesta que deberá ser adaptada por un profesional de la actividad física y/o la medicina deportiva a las características del paciente según su estado de forma, edad, otras patologías, etc… Pero que, en cualquier caso, abre posibilidades a una patología que, en muchos casos, desencadenaba en el abandono de la actividad física.
    espero te sea de ayuda esta hecha por un doctor reconocido...

    Pegué el contenido por que no puedo poner links por ser nuevo usuario.

Temas Similares

  1. Condromalacia Rotuliana
    Por ziehl en el foro Lesiones
    Respuestas: 14
    Último Mensaje: 29-09-2015, 14:12
  2. Condromalacia rotuliana
    Por Paterna en el foro Lesiones
    Respuestas: 7
    Último Mensaje: 05-04-2013, 12:14
  3. La condropatía rotuliana o condromalacia
    Por rdmurcia en el foro Lesiones
    Respuestas: 1
    Último Mensaje: 28-02-2013, 13:18
  4. Condromalacia rotuliana
    Por PINTUBI en el foro Bienvenida a Foroatletismo
    Respuestas: 2
    Último Mensaje: 22-11-2011, 22:40
  5. Condromalacia rotuliana
    Por borja1982 en el foro Lesiones
    Respuestas: 2
    Último Mensaje: 09-12-2008, 09:39