El Miércoles pasado me encontraba calentando para una sesión de intervalos, trote bien, no me dolió nada, pero al momento de hacer las rectas abriendo la zancada, me empezó a dar un pequeño dolor en la parte externa del pie izquierdo, se extendía desde la planta hasta el talón.

Yo no le hice caso a esa pequeña molestia y comencé mi entrenamiento, el dolor fue aumentando pero yo me resistía a interrumpir mi entrenamiento, acabé de entrenar, me recosté en el pasto para hacer abdominales y cuando me levanté para trotar de regreso a casa el dolor ya era casi insoportable, no podía ni caminar. Llevo 1 semana de reposo y el dolor ha disminuido pero siguen las molestias.

Alguien de aquí a pasado por lo mismo? Alguien podría decirme a que se puede deber esta lesión y que debo hacer para recuperarme?