Esta duda me estoy planteando. Llevo casi todo el verano trabajando un montón de horas y entre el calor y lo que se suda hace bastante tiempo que no consigo orinar claro, lo que entiendo como un síntoma de que no estoy bien hidratado. Fuera del trabajo procuro beber bastante pero durante las horas de trabajo me es muy complicado parar a beber y luego tener que ir al baño a menudo.
Paralelamente a esto estoy acarreando molestias en gemelos, sóleos e ísquios, he tenido que parar un par de semanas por contracturas en el sóleo izquierdo. Ya que no encuentro motivos para estas molestias, no estoy corriendo en exceso ni he cambiado zapatillas, me ha dado por pensar si esta deshidratación continuada puede estar relacionada con las molestias musculares,
puede ser?