Aunque el calzado es la única parte esencial del equipamiento para correr, no faltan equipos diseñados específicamente para el resto del cuerpo.
La camiseta de algodón es la prenda más habitual del equipamiento para entrenar. Es sencilla, barata y funcional. Pero en un día caluroso en el que empiece a sudar mucho, el algodón conservará la humedad, se volverá cada vez más pesado y, cuando la humedad se enfríe, le dará escalofríos. Las camisetas fabricadas de tejidos sintéticos, que son más ligeros que el
algodón, son mejores para quitar el sudor del cuerpo. Usted permanecerá seco y también su camiseta.

Los pantalones cortos son menos importantes y básicamente tienen que ser cómodos. Evita las costuras que rocen, las gomas demasiado tirantes en la cintura y los modelos mal cortados que puedan causar roces o irritaciones.
Los calcetines también se han sumado, sorprendentemente, a la revolución técnica de la indumentaria. Los de algodón suelen tener los mismos problemas que las camisetas de algodón, con la molestia añadida de causar ampollas. Otros modelos ofrecen materiales tecnológicos que retiran la humedad de la piel o están diseñados con una doble capa para reducir la fricción que a menudo provoca ampollas.

Las ventajas de llevar varias prendas: hubo una época en que casi todo el mundo que se atrevía a salir en invierno creía que llevar una sola prenda era la mejor manera de conservar el calor y protegerse contra el frío, el viento y la nieve.
Corre sólo unos cuantos kilómetros en esa pesada, enorme y aterciopelada sudadera y no tardarás mucho en sentir la incómoda humedad y el frío calado hasta los huesos. El secreto de la máxima comodidad cuando se corre en invierno consiste en llevar varias prendas. Esto quiere decir que en lugar de una sola y gruesa prenda, es mejor llevar dos o tres ligeras. Este sistema permite expulsar el sudor más fácilmente y mantener a la vez el calor, de modo que permanezcas caliente y seco. Si te acaloras mientras estás corriendo, sólo tienes que quitarte una prenda (siempre puedes volver a ponértela si te enfrías).

Ponerse varias prendas es algo que funciona porque la humedad se expulsa mejor a través de un par de prendas finas que a través de una sola gruesa. Si llevas los tejidos adecuados, la primera prenda retira el sudor de la piel y después se evapora o es absorbida por la siguiente prenda. El truco consiste en llevar la indumentaria apropiada y distribuir las prendas convenientemente. De hecho, llevar un solo elemento inadecuado puede dar al traste con todo el sistema. Un buen sistema de varias prendas para un corredor debe consistir como mucho en tres prendas en la parte superior del cuerpo. Si añades alguna más resultará demasiado pesado e incómodo para correr.
La primera prenda tiene que ser ligera y ajustada. Es importante llevar materiales sintéticos que retiren el sudor, más que tejidos que lo absorbarn, que se humedecen y permanecen húmedos.

La misión de la prenda intermedia es servir de mayor aislamiento mediante la creación de un espacio de aire adicional. Sólo necesitarás una prenda intermedia en casos de un frío extremo. Aunque esta prenda puede ser algo más pesada que la anterior, tiene que expulsar la humedad hacia fuera y alejarla de la piel. Ha de ajustarse a la primera prenda sin apretar y tiene que ser fácil de quitar, para que puedas adaptarte al estado del tiempo.
La prenda exterior es la concha que te protegerá del viento, la lluvia o el frío, a la vez que también permitirá que el sudor se evapore. Tiene que ser lo bastante grande para que ajuste sin apretar sobre las otras prendas. Si la prenda que sirve de aislante está comprimida por una prenda apretada, el sistema perderá eficacia.

Volver al foro
Volver a la página principal