Foto: Carrera Popular de Nochebuena (Gijón) - Ãlbumes web de Picasa - Frrial

Pablo Vega, un humanista convertido en atleta

El madrileño Pablo Vega se ha dado a conocer el último día del año, de un 2008 magnífico para el deporte español. Fiel a su costumbre de no sobresalir, llegó a la línea de meta con el dorsal medio tapado, merced a los empujones que se producen en los primeros metros cuando se da el pistoletazo de salida. Por esa razón, cuando llegó el primero, nadie pudo reconocerlo. Sólo se sabía que era un atleta del club ‘Canguro’ y que llevaba ¡un gorro de Papá Noel! Yo estaba en los estudios de Radio Marca comentando la carrera, y nada más escuchar su voz le reconocí y me alegré enormemente de que aquel “desconocido” que le arrebataba la victoria a mi amigo, el cántabro Óscar del Barrio, fuera, al menos, otro amigo.

Se comenta estos días que la NBA no para en Navidades. ¿Cómo va a parar si el responsable de desarrollo de negocio de NBA en España en los últimos dos años… termina el año ganando la San Silvestre Vallecana Popular? Es una buena metáfora de lo que es y lo que representa Pablo Vega en esta vida.

Trabajo y afición

Con un currículum brillantísimo en su época de estudiante, compaginaba su formación académica con la atlética. Hace diez años, por ejemplo, ganaba la que sería su primera San Silvestre Vallecana Popular. Era el 31 de diciembre de 1998. Desde entonces, ha mantenido la misma ilusión por este deporte. Lo cual no siempre es fácil. Éste es un deporte duro y muy sacrificado. Y para lo bueno y para lo malo, muy individualista. Saboreas enormemente tus triunfos, pero sólo tú, y los más cercanos, sufren con tus derrotas o tus lesiones.

A pesar de jornadas laborales maratonianas (¿cuándo veremos a Pablo corriendo una maratón?), siempre tenía un hueco para calzarse las zapatillas y salir a correr. Ritmo fuerte desde el principio. No había tiempo para calentamientos previos. Incluso en esos rodajes (término que utilizamos los atletas cuando nos referimos a la carrera continua) que hacía a horas intempestivas, se jugaba la vida. Rodeado de coches, y de noche, Vega corría y corría con la ilusión de un niño. Con el anhelo de ser y conseguir sus metas. Las mismas que estaba consiguiendo a nivel profesional.

No era extraño verle en programas de televisión dedicados a la economía como un contertulio más hablando de OPAS, IPC, o rentas per càpita. Pero lo que sí les habrá resultado sorprendente a sus alumnos de la Universidad Camilo José Cela y de la Universidad San Pablo-CEU es que su profesor no sólo es atleta, sino que es el bicampeón de la San Silvestre Vallecana Popular.

Casualidades del destino, Pablo Vega iba a ser uno de mis profesores de NBA en el Máster en Periodismo Deportivo que yo estaba cursando. Por motivos profesionales, no pudo darnos esa clase, pero aprovecho estas líneas para darte la enhorabuena, maestro. 

Por Raúl Gil (comentarista de atletismo en Radio Marca)
Fuente: Marca

Steeplechasing