María Jesús Gestido debuta en el maratón ganando el título nacional



María Jesús Gestido ha demostrado su carácter camaleónico en el atletismo. La canguesa de 31 años corrió ayer en Sevilla su primera maratón y se proclamó campeona de España, además con una excelente marca de 2h.40m.26d. que le dejan a las puertas de la mínima B para el Mundial de agosto en Berlín. Gestido, experta en el cros y con pasado destacado en la pista en las categorías de formación no notó el mítico muro del kilómetro 35, ni padeció ningún momento crítico. Y eso que llegaba con una doble tendinitis, una casi crónica en el tendón de Aquiles y otro en el rotuliano. El único problema en su día de gloria fue coger el avión de regreso a Galicia.

Chapi, su nombre de guerra en el atletismo, tardará en olvidar el maratón de Sevilla. No solo por el triunfo, sino por la comodidad con la que ganó. «Lo pasé peor el domingo pasado en los 10 kilómetros de Porriño que en todo el maratón en Sevilla», indicó la canguesa. Gestido apostó por una táctica conservadora. El miedo a lo desconocido le hizo tomar precauciones. Pero se sintió cómoda y comenzó a atreverse con ritmos importantes (a 3m.50s. el kilómetro). «Tenía pensado ir más lenta pero iba muy cómoda en el grupo y me fui animando». Desde el principio siempre se movió en el paquete de cabeza y aunque no sabía que llevaba una española por delante enseguida le dio caza y le sobrepasó. Fue en el kilómetro 27. «Iba distraída y no sabía si tenía alguna rival delante. Me di cuenta en el 26 y en el 27 ya le había sobrepasado». Quedaba entonces saber su respuesta en el momento culminante. Ella que tenía su mejor marca en la media maratón en 1h.17m., en la Vig-Bay nunca había vivido la sensanción de enfrentarse al mítico muro del kilómetro 35 «pero me lo comí, no tuve ningún tipo de sensación y acabé bastante fresca». Cuando cruzó la línea de meta se llevó otra sorpresa, la marca. Ni en sueños pensaba que podía cerrar su primer concurso con 2h.40m. y quedarse solo a dos minutos de la mínima para la cita de Berlín en agosto. «No creo que tenga tiempo a hacer otra maratón para buscar la mínima, pero tampoco era mi objetivo. Ni me planteaba esta marca».

María Jesús Gestido forma parte del ejército de atletas poco reconocidos que trabajan en silencio. Militante en el Playas de Jandía canario combina toda una vida ligada al atletismo con un trabajo de administrativa -cursó estudios de económicas- en una empresa canguesa en la que labora a media jornada (siempre de mañanas) para tener tiempo para entrenar. Chapi es una asidua de los podios en las populares y en los croses gallegos. La referencia actual del atletismo femenino, pero sus orígines y sus internacionalidades llegaron en la pista y en su etapa de formación. Ganó su primera medalla en el 3.000 metros y fue seleccionada para un europeo de 10.000 metros. «Aunque no lo parezca lo que más me gusta es la pista». De hecho, no piensa abandonarla y de la mano de Carlos Landín ya planifica la temporada estival de los 10 kilómetros. «Quiero hacer un buen papel en el campeonato de España al aire libre y ayudar a mi equipo en la Liga de clubes», señala como próximos retos, aunque el primero debe ser recuperarse de su doble tendinitis que a punto estuvieron de hacerla desistir de participar en Sevilla. «Fui porque no tenía nada que perder y porque no quería tirar por la borda el trabajo de dos meses». No obstante, su querencia por la pista no le hará perder de vista el maratón. No tiene fecha para su segundo intento, pero llegará más pronto que tarde. En la mítica distancia ha encontrado el reconocimiento que le faltó antes.

X.R. Castro 23/2/2009
Fuente: La Voz de Galicia