El velocista británico Dwain Chambers, inhabilitado por el Comité Olímpico Británico para participar en los Juegos de Pekín por dopaje, no fichará definitivamente por el Castleford, de la Super Liga de rugby a trece, según ha informado el propio club.

Chambers ha estado un periodo de varias semanas entrenándose con los 'Tigers' e, incluso, llegó a participar en un partido amistoso el pasado 27 de abril contra el modesto York, pero este martes se comunicó que deja el equipo.

Tercero en 60 metros en los recientes Mundiales de Valencia en pista cubierta, quedó inhabilitado durante dos años por el BOA para participar en los Juegos de Pekín por dar positivo por el esteroide tetrahidrogestrinona (THG), pero optó por probar con el rugby en su modalidad a trece.

"Dwain ha trabajado muy duro durante el periodo de entrenamiento y el partido de prueba y mostró su coraje y su capacidad para poder llegar a ser un buen jugador de rugby. Pero no tenemos tiempo y debemos centrarnos en otras cuestiones y en la competición de la Super Liga", señala el comunicado.

El director ejecutivo del club, Richard Wright, indica que la labor de Chambers despejó muchas dudas. "Ha trabajado con ética y profesionalismo y ha sido ejemplar. Su relación ha sido perfecta con todos los miembros del club e incluso nos ha dado una gran repercusión mediática", comentó.

"Nuestro equipo de técnicos cree que necesitaría un significativo tiempo adicional para demostrar si puede o no estar en condiciones de jugar en la Super Liga, y el tiempo es algo que no tenemos. Por ello no puede continuar a prueba. Todo el club le desea lo mejor en el futuro", apuntó Wright sobre el atleta, de 30 años. Mientras tanto, el director deportivo, Nick Collins, consideró: "es una pena, pero Dwain ha entendido la decisión y deja el club de una manera positiva y con una sonrisa en su cara".

Fuente: marca.com