Juan Carlos Higuero, campeón de Europa de 1.500 en pista cubierta, aseguró este jueves que sus objetivos inmediatos pasan por el Mundial de Osaka, donde aspirará a todo, ambición "que hay que creérsela" para poder conseguirla. "Después de un período de descanso el objetivo ahora es el 1.500 del Mundial de Osaka. Allí estaré abierto a todo, pero un Mundial es difícil por que entran en juego muchos países. Para ser el mejor hay que creérselo y pensarlo antes, sino es imposible, y yo prefiero pensarlo".

La popularidad del atleta de Aranda de Duero, quien acudió a la presentación del medio maratón de Madrid que se disputará el próximo domingo, se disparó tras la medalla de oro lograda en Birmingham. "He tenido más compromisos de los habituales, pero la experiencia fue estupenda y salí fortalecido tanto personal como deportivamente", dijo Higuero, quien admitió haber madurado en la pista, en el sentido táctico a la hora de afrontar una carrera.

Reclamo de la media maratón madrileña, Higuero no se mostró especialmente dispuesto a afrontar pruebas diferentes a las de mediofondo, en las que ha labrado su palmarés. "En el futuro probaré otros retos, pero ahora estoy centrado en los 1.500, que es mi prueba. Tal vez probaría un medio maratón, pero no un maratón, es una distancia con la que no me atrevo, mentalmente me supera. Yo soy de correr rápido, de batallar, y esa prueba no es para mí", concluyó Higuero.



www.marca.com

Volver al foro
Volver a la página principal