Sobre la preparación de J.G. Noya. Merece la pena leerlo. Salió en la voz de galicia

Gómez Noya busca la excelencia

El triatleta ferrolano pule matices para robar tiempo al reloj. Quiere mejorar en los primeros 300 metros de natación y, sobre todo, correr medio minuto más rápido

(Firma: F. Hidalgo | Paulo Alonso | Lugar: redacción)

A estas alturas del partido, y a pesar de que sólo lleva un año en la élite del triatlón internacional, Javier Gómez Noya ya se ha convertido en el rival a batir por todos los rivales. Después de ganar la Copa del Mundo, ha adquirido la experiencia que le faltaba, lo que unido a sus increíbles cualidades innatas, lo convierten en un fenómeno. Ahora, faltan los matices. Se trata de pulir el diamante en bruto que es el chico de Ferrol para alcanzar el mayor rendimiento posible. Por ello ha planificado una temporada diferente a las anteriores en algunos aspectos.

A sus 24 años, Gómez Noya es un pura sangre. Sus facultades son tales que su equipo de trabajo tiene ahora una peculiar preocupación: no caer en el sobreentrenamiento. Con él no sólo se trabaja para el presente. Se trata de administrar un cuerpo privilegiado con un consumo de oxígeno máximo de 82 mililitros por kilogramo de peso (extraordinario) y un umbral anaeróbico de 177 pulsaciones donde corre a tres minutos el kilómetro. «En triatlón se producen muchos casos de sobreentrenamiento, con deportistas que se obsesionan con trabajar más y más», reconoce el propio deportista.

Calidad y no cantidad

Noya puede entrenar más intensamente y hacer más volumen, pero no lo hace, sobre todo en natación y ciclismo. Si puede hacer tres sesiones de intensidad, hace dos. Y en volumen, lo mismo. Gómez Noya viene a nadar 40.000 metros frente a los 60.000 de otros colegas, un cincuenta por ciento más; en bicicleta, unos 500 kilómetros a la semana, cuando lo habitual es cubrir entre 600 y 750. Javi va sobrado. Tal vez dentro de cuatro años tenga que hacer mayor volumen para mantener su rendimiento, pero ahora no es necesario.

La planificación del ferrolano, que acaba de abrir el 2007 con un extraordinario segundo puesto en la Copa del Mundo de Mooloolaba, pasa por pequeñas mejoras. En el primer sector del triatlón, la natación, uno de sus fuertes, no necesita dar el máximo ni salir del agua con ventaja. Lo fundamental son los primeros 300 metros: colocarse bien para nadar cómodo, guardar fuerzas y salir entre los primeros. Noya es, probablemente, el triatleta con mejor técnica natatoria del mundo. Los hay con un tren superior megadesarrollado, pero él los combate y supera con una técnica espectacular. En la zona subacuática es tomado como modelo. Lleva el codo muy alto y agarra el agua magistralmente. Avanza por bueno, que no por fuerte. Por eso no se ha molestado en mejorar su récord gallego de 1.500 metros y sí en nadar los 400 en cuatro minutos.

«Leer» las escapadas

Sobre la bici -el segundo sector de la disciplina-, la campaña pasada le valió para saber a qué triatletas tiene que neutralizar y qué distancia puede ceder a cada cual. Ha trabajado los primeros kilómetros para intentar distanciarse de los rezagados en la natación. Y en cuanto a la carrera a pie, la más decisiva, Noya ha constatado que no le conviene disputar al esprint los últimos metros. De hecho, ya sabe lo que es perder de esa manera ante otros de los mejores del mundo. Noya es capaz de marcar un ritmo muy alto durante mucho tiempo, y esa puede ser su baza.

«Mis sensaciones ahora son magníficas. Me veo capaz de hacer una gran temporada», dice. Un gallego de Ferrol se ha convertido en el rival batir de todos los triatletas del mundo.

http://www.lavozdegalicia.es/se_depo...&TEXTO=5682666

----------------------------------

Ser mejor cuando más importa

EL LABORATORIO

(Firma: | JOSÉ ÁNGEL RIOSECO |)

SÓLO DETALLES pueden mejorar el rendimiento de un triatleta que ya ganó la Copa del Mundo con sólo 23 años. Es en el tramo de carrera pedestre, el que cierra las competiciones, en el que encontramos un cierto margen para avanzar. Esa progresión puede hacer a Javier Gómez Noya aún más competitivo. Creemos que puede mantener un ritmo más alto todavía. Con todas las reservas que exige hablar de tiempos en una disciplina como el triatlón -en la que intervienen la estrategia, la humedad, la temperatura, la exigencia del circuito...-, podemos decir que realiza los 10.000 metros a una media de tres minutos el kilómetro. En la prueba de Mooloolaba, después de una pelea muy dura sobre la bicicleta, Javier cubrió el sector de la carrera pedestre en 32 minutos, pero sobre un trazado muy duro y un pelín más largo que el habitual.

Nuestro objetivo es que Javi cubra esos diez mil metros en unos 30 segundos menos (29.30), lo que supondría un promedio de 2.57 cada mil. Si marca ese ritmo, muy pocos podrán seguirle, y se evitarían las llegadas junto a rivales no deseados. Si tras los 1.500 metros de natación y los 40 kilómetros de ciclismo, mejora de esa forma en la carrera pedestre, estará a un nivel que sólo el australiano Kahlefeldt, el francés Belaubre y el británico Tim Don resistirían. Javi deberá sentenciar esas carreras entre el kilómetro 5 y el 9, cuando es superior.

También queremos que su rendimiento no se limite a unos años. Como su cuerpo de nadador ha crecido, realizamos un entrenamiento preventivo para evitar problemas futuros en las articulaciones. Sólo de carrera pedestre, al año puede cubrir unos 4.000 kilómetros. Con trabajos de propiocepción protegemos el tobillo y la rodilla, que resisten cargas de trabajo grandes. Porque en el futuro trabajará más como un atleta.

El entrenamiento en altura también le ha ido bien. Pasó unos días en Sierra Nevada, y conseguimos que su hematocrito pasase del 38 con el que competía antes, al 44. En junio o julio, después de la primera parte de la temporada, que cierran la Copa del Mundo de Madrid y el Europeo de Copenhague, iremos a los Pirineos para trabajar con esas condiciones óptimas.

?osé Rioseco es el entrenador de Javi Gómez Noya
http://www.lavozdegalicia.es/se_depo...&TEXTO=5682667