Escuchar a tu cuerpo, ¿sabéis cómo se hace?. Simplemente haciendo caso de las señales que nos manda, y no son pocas. El único problema es que hacemos caso omiso de lo que nos dice. Estas son llamadas de atención a las que hemos de estar atentos
 Nos levantamos por la mañana excesivamente cansados durante días continuados y no dormimos bien. El cuerpo nos dice que existe algún tipo de carencia nutritiva, o simplemente estamos haciendo algo mal en nuestros entrenamientos. Evidentemente hay que tomar medidas, la primera...PARAR.
 Dolor muscular o articular: Cuando sentimos dolor muscular o articular el cuerpo nos está hablando, y nos comunica que no sigamos, lo más probable es que haya una lesión o, si no la hay, la habrá. Con lo cual, lo primero...PARAR
 No nos apetece entrenar, y aún así lo hacemos. Normalmente entrenamos porqué nos gusta, en el momento que nos invade la desgana quiere decir que algo pasa en nuestra vida que nos afecta demasiado. La fuerza de voluntad no es la que nos guía en el deporte, es la MOTIVACIÓN. Con lo cual PARA, porque algo pasa.
 De repente suben las pulsaciones, sudoración excesiva, respiración muy rápida, dolor en el pecho. Nuestro corazón nos avisa de que algo no va bien. ¡PARA!.
 Una pérdida de peso excesiva en un plazo de tiempo corto. Posiblemente la alimentación no es la correcta, así que, algo no va bien. Ponte en manos de un profesional.
Estas son señales indicativas de que pasa algo, y que por lo tanto no hay que ignorar.
El siguiente paso, y es el recomendado, hacernos una analítica de sangre para conocer nuestro estado. Aquí os dejo síntomas que indican que algo no va bien, y posible causas:
• Insomnio con/sin sudoración nocturna. Posible infección bacteriana
• Sensación de sed. Posible reactivación de infecciones de herpes viral.
• Pérdida de apetito. Posible alteración bioquímica.
• Bulimia:Posible Balance nitrogenado negativo.
• Anorexia nerviosa. Variaciones significativas en los linfocitos CD4:CD8
• Amenorrea/Oligomenorrea. Posible disfunción hipotalámica.
• Cefaleas. Posible curva de tolerancia de la glucosa aplanada.
• Aumento de las lesiones articulares ,dolores y daños continuados. Posible disminución del contenido mineral óseo.
• Molestias gastrointestinales continuadas. Retraso de la menarquía.
• Tensión muscular y dolor continuado. Posible disminución de la hemoglobina.
• Problemas tendinosos. Disminución del hierro sérico.
• Problemas del periostio. Posible disminución de la ferritina sérica.
• Lesiones musculares continuadas. Posible disminución de la TIBC
• Rhabdomyolisis: Aumento de las concentraciones de urea. Aumento de los niveles de cortisol. Aumento de los cetosteroides urinarios. Testosterona libre baja.Aumento de la producción de ácido úrico.
Como entrenador personal, mi recomendación siempre es, previo a iniciar cualquier actividad deportiva, hacernos un chequeo completo, y luego realizar una prueba de esfuerzo. Son dos pasos que deberían ser obligatorios.

ESCUCHA A TU CUERPO. TU ENTRENADOR PERSONAL VALENCIA | Planificatuentrenamiento