Buenos días a todos, espero que me puedan ayudar con esta cuestión, a ver si estoy haciendo bien.

El domingo pasado participé en mi primera maratón, en Sevilla, con el objetivo de acabarla por debajo de las 4 horas, después de seguir un plan de entrenamiento de 12 semanas bastante exigente (especialmente a partir de la 5º-6º semana).

El día anterior a la carrera cogí una gastroenteritis y estuve a punto de quedarme en la cama, aunque finalmente decidí empezarla, porque me encontraba un poco mejor. Durante los primeros 14 km tuve claro que la iba a terminar, daba igual el tiempo, 4 horas, 5 horas.. a partir del km 17 las náuseas, el flato y el bajón de ritmo me hicieron abandonar en el km 20.

Unos amigos que van a hacer la de Barcelona me animaron a que me apuntara con ellos, la verdad es que me pareció una buena idea, ya que no quiero desaprovechar este punto de forma.. creen que es una buena decisión?

Después de haber llevado a cabo la reducción progresiva de los volúmenes de entrenamiento en las semanas 10-11-12 de mi plan, ahora me quedaría incorporar otras tres semanas (13-14-15). Qué debo hacer en esas semanas para mantener al menos mi estado de forma previo a Sevilla?

A modo de información (simplificada para no complicar el análisis), estos son mis datos de las 3 últimas semanas, y la propuesta para las 3 siguientes:

La semana 12 del plan corrí tres días muy suaves, 28 km en total, más los 20 km el día de la maratón.
La semana 11 corrí unos 50 km
La semana 10 unos 60 km.
Venía de correr una media de 70 km por semana, con 4-5 salidas a la semana y una salida larga que llegó a ser de 31 km en dos ocasiones, y 6 veces por encima de 20 km.

Estoy pensando hacerlo de esta forma:

Semana 13: 70 km, con una salida larga el domingo de 26-28 km
Semana 14: 60 km, con una salida larga el domingo de 20 km
Semana 15: 2-3 salidas, 25 km, más la maratón el domingo.

Gracias a todos