"Me paso el día entre albaranes para dedicarme después al atletismo"

La lanzadora del Cueva de Nerja-UMA Lorena Aguilar, que alterna el peso y el disco para ser uno de los puntales del club, relata cómo compagina su trabajo en una ferretería con su auténtica pasión

La malagueña Lorena Aguilar es uno de los puntales de esa cantera inagotable que es el Cueva de Nerja-UMA. La lanzadora, que combina el lanzamiento de peso y disco, está firmando una gran temporada. Se pudo comprobar en la jornada inicial del Campeonato de España de clubes del pasado fin de semana en Valencia, donde su victoria en disco significó un paso de gigante hacia la segunda posición del equipo femenino nerjeño, que luchará en 10 días por colarse en la final por el título. Antes, ya se impuso en el Andaluz de clubes y logró una meritoria quinta plaza en el Nacional absoluto en pista cubierta en peso. "La verdad es que me siento en plenitud de facultades, no me puedo quejar. La pista cubierta ni siquiera la preparé y obtuve buenos resultados, además de hacer el otro día marca personal en disco. Tengo buenísimas sensaciones", comenta Aguilar.

El objetivo más ambicioso que se dibuja la de Ronda reside en la mejora diaria, sin perder de vista el Campeonato de España al aire libre que se disputa el próximo verano en Barcelona. "Lo que quiero ante todo es mejorar mis marcas, aunque es temprano todavía. Estoy atinando mucho porque quiero estar bien para el Nacional. Después no me marco metas lejanas", indica la atleta.

Y es que Aguilar es otro de esos ejemplos de dedicación al atletismo por pasión sin esperar nada a cambio. Lo demuestra con su quehacer diario en una ferretería, pues la actividad deportiva no le aporta lo necesario para vivir: "Cuando te digo que no me planteo muchas cosas es porque tengo un trabajo que mantener. Trabajo de 9:00 a 14:00 y de 15:00 a 21:00 en una ferretería. Casi me paso el día entre facturas y albaranes para dedicarme después al atletismo, que es lo que me apasiona y me gusta".

Con estas condiciones, la pupila del Nerja lucha por ser una de las mejores en su modalidad, en la que alcanzaría mayores éxitos si pudiera dedicarle más tiempo, según sus palabras. "Es una regla de tres. Cuantas más horas trabajes, más lanzas. Esto es así. Hay quien se ocupa en entrenar solamente durante el día y en las competiciones se siente más segura y fuerte, lo que le lleva a lanzar más. Es normal. No es lo mismo que trabajar diez horas y hacerlo por afición", asegura Aguilar, que añade: "Pero al final te acabas acostumbrando. Cansa el estar todo el día de pie en el trabajo, pero yo me he habituado porque es algo que me tira mucho". Que la rondeña sacrifique su tiempo libre por el esfuerzo que conlleva el deporte se debe en parte al club donde milita, el Nerja, para el que únicamente tiene palabras de gratitud: "En el Nerja estoy fenomenal desde mis principios. De hecho, es el sitio donde me quiero retirar. Me han apoyado siempre y simplemente por agradecimiento el día que acabe esto lo haré allí".

Por contra, Aguilar lamenta el poco ambiente relativo al atletismo existente en su localidad, lo que dificulta, además, su práctica. "Lo sorprendente es que sin apenas lanzar esté haciendo esto, que me va bastante bien. En Ronda, nos tenemos que rifar para poder entrenar, por eso hago todo lo que puedo en el gimnasio", cuenta la malacitana, que continúa: "Además, si lo comparas con otros deportes, como por ejemplo el fútbol, ves que el atletismo está dejado de la mano de Dios. Pero bueno, es lo que hay y yo lo hago porque quiero".

Ismael Touat / Málaga | 29.04.2009
Fuente: Málaga Hoy