Atletismo
Página 35 de 59 PrimeraPrimera ... 35 ... ÚltimaÚltima
Mostrando resultados del 681 al 700 de 1172

Diario de mi trote cochinero...

  1. #681
    Fecha de Ingreso
    Jan 2008
    Edad
    40
    Mensajes
    938
    Gracias aupa, ambicioso el objetivo, ¿eh?

    De momento, a ver si retomo los entrenos pronto...

    Estoy haciendo algo de tiempo a que la ampolla termine desaparecer y algún que otro musculillo termine de soltarse un poco...
    Mis carreritas y mis historias... Aquí

  2. #682
    Fecha de Ingreso
    Mar 2012
    Localización
    Sevilla
    Edad
    29
    Mensajes
    549
    Cita Originalmente escrito por testos69 Ver Mensaje
    x clark: Exagerao!!! Soy un corredor popular... Pero popular, popular...
    Pues entonces quiero ser más popular

    A mi también me sirve para desestresarme, pero no tengo ni trabajo ni familia, así que te sirve más a ti que a mi

    De nada

    A ver si te pones perfe para seguir con el trote
    Echa un vistazo a mi diario!

    El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.

  3. #683
    Fecha de Ingreso
    Jan 2008
    Edad
    40
    Mensajes
    938
    Perfect, perfect no estamos (la ampolla no termina de curarse), pero vamos que ya estaba bien de mamoneo...

    Hoy tocaba sí o sí...
    Mis carreritas y mis historias... Aquí

  4. #684
    Fecha de Ingreso
    Jan 2008
    Edad
    40
    Mensajes
    938
    02/05/2012
    Objetivo: 12.805m (para redondear el kilometraje de las zapas) de estirar las patas tras 10 días de descanso post-maratoniano...

    Distancia: 12.805m
    Tiempo: 01h07'04"
    Ritmo: 05'14"/km
    Pulsaciones: ---ppm (un pequeño contratiempo con el pulsómetro, ahora os cuento...)
    Calorías: 901cal
    Zapatillas: Adidas Supernova Glide 4 (190km acumulados).
    Sensaciones: Da gusto volver a entrenar... Al principio, las patas estaban perezosas (05'45"/km), pero poco a poco se han ido despertando (05'15"/km) y he terminado el entreno bastante bien (04'45"/km)... Por poner alguna pega, la ampolla ha estado a punto de volver, pero bueno... Un entreno más...

    P.D.: El dichoso pulsómetro-GPS se me quedó colgado anteayer y, aunque lo recuperé, he perdido los datos de más de 2 meses de entrenamiento, maratón inclusive... Hoy no se ha sincronizado con la banda del pulsómetro, por lo que la he llevado de adorno en el entreno... Pero bueno, al menos acabo de solventarlo... Una lástima lo de los datos de entrenamiento, pero bueno, al menos tengo los totales/medios recogidos en éste, el diario de mi trote cochinero...
    Mis carreritas y mis historias... Aquí

  5. #685
    Fecha de Ingreso
    Jan 2008
    Edad
    40
    Mensajes
    938
    Ayer por la mañana, sesión de cuádriceps... 350km de curvitas en moto (quien piense que el motociclismo no es un deporte es que no tiene ni puñetera idea...)

    Hace 2 semanas que me estrené en la Maratón y ya estoy de nuevo "en capilla" esperando a los 101km de la Legión... Estoy como una... Qué digo como una... Como su (la de la Legión) cabra!!!
    A ver si puedo salir esta semana (estoy mu liao) algún día a estirar las patas aunque sólo sea media horita... Más por tema psicológico que porque me vaya a servir de algo de cara a la locura del Sábado (y Domingo).
    Mis carreritas y mis historias... Aquí

  6. #686
    Fecha de Ingreso
    Jan 2008
    Edad
    40
    Mensajes
    938
    10/05/2012
    Objetivo: 5.000m de chequeo a ver cómo estamos antes del intento de machada de 101km/24h de este finde...

    Distancia: 5.000m
    Tiempo: 25'41.28"
    Ritmo: 05'08"/km
    Pulsaciones: 169ppm
    Calorías: 313cal
    Zapatillas: Adidas Supernova Glide 4 (195km acumulados).
    Sensaciones: Bueno, se ha notado que llevaba tiempo sin entrenar y, aunque ha sido poca cosa (tampoco tendría sentido hacer más... lo que no hayamos conseguido entrenando hasta ahora no lo vamos a enmendar a 48h vista...), me ha venido bien para desentumecer las patas... Eso sí, qué CALORAZO!!!
    Mis carreritas y mis historias... Aquí

  7. #687
    Fecha de Ingreso
    Sep 2011
    Localización
    La Línea
    Edad
    50
    Mensajes
    10.417
    Equipo
    Atlas
    No se cuando te desplazas hacia aqui, pero te diré que hemos tenido mucho calor hoy y esta rolando a Levante (humedad hasta vencer o morir).
    Mucha suerte.

  8. #688
    Fecha de Ingreso
    Sep 2010
    Localización
    Rivas
    Mensajes
    7.467
    Muchacho es de asustar el objetivo marcado

    Espero que te lo pases estupendamente. Disfruta

  9. #689
    Fecha de Ingreso
    Mar 2011
    Edad
    46
    Mensajes
    12.276
    Uf 101 km, casi ná, mucha suerte compañero, ya contarás

  10. #690
    Fecha de Ingreso
    Sep 2010
    Localización
    Rivas
    Mensajes
    7.467
    Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac Tic Tac v

  11. #691
    Fecha de Ingreso
    Jan 2008
    Edad
    40
    Mensajes
    938
    Sólo puedo deciros (no tengo fuerzas para más) que... Prueba superada!

    Ya os contaré marca y, por supuesto crónica...

    Ale, ya soy "MARATONIANO Y 101-ERO"...

    P.D.: Elisa, el calor, ha sido insoportable... Todo el mundo lo ha dicho... Ha sido durísimo!!!
    Mis carreritas y mis historias... Aquí

  12. #692
    Fecha de Ingreso
    Sep 2011
    Localización
    La Línea
    Edad
    50
    Mensajes
    10.417
    Equipo
    Atlas
    Lo siento, hasta siendo voluntario ha sido duro. Me alegro que hayas terminado.

  13. #693
    Fecha de Ingreso
    Sep 2010
    Localización
    Rivas
    Mensajes
    7.467
    EO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EOEO EO EO


    Bien tío impresionante, esto solo en un mes. Cuando lleves un par aπos te haces el Ironman
    Úlima edición por sisjag fecha: 14-05-2012 a las 12:58

  14. #694
    Fecha de Ingreso
    Mar 2011
    Edad
    46
    Mensajes
    12.276
    Otro, tela, 101 km

  15. #695
    Fecha de Ingreso
    Sep 2010
    Localización
    42.49 N 1.38 O
    Edad
    43
    Mensajes
    3.858

  16. #696
    Fecha de Ingreso
    Jan 2008
    Edad
    40
    Mensajes
    938
    RONDA 101KM/24H LA LEGIÓN
    12-13/05/2012

    Objetivo: 101.300m a pata y en equipo... Y si puede ser en 23h59'59" o menos, mejor...

    Distancia: 101.300m
    Tiempo Oficial: 23h13'21"
    Ritmo Oficial: 13'45"/km
    Pulsaciones: ---ppm (24h no hay pulsómetro que las aguante...)

    Calorías: ---cal
    Zapatillas: Adidas Kanadia TR 3 (141,3km acumulados).
    Sensaciones: Todas... Euforia, abatimiento, plenitud, sufrimiento, dolor, fraternidad, ira, pundonor, amistad, agotamiento, furia, felicidad, sueño, compañerismo, ansiedad... Pero sobre todo y al final... ORGULLO, MUCHO ORGULLO!!!

    P.D.: La crónica, ya si eso ya...
    Úlima edición por testos69 fecha: 15-05-2012 a las 00:17
    Mis carreritas y mis historias... Aquí

  17. #697
    Fecha de Ingreso
    Jan 2008
    Edad
    40
    Mensajes
    938
    Mil gracias Elisa, Sisjag, JL, aupa...
    De verdad, mil gracias a todos... O mejor, 101 gracias!!!
    Mis carreritas y mis historias... Aquí

  18. #698
    Fecha de Ingreso
    Mar 2011
    Edad
    46
    Mensajes
    12.276
    Eh eh, dejate de mil gracias y al lío, queremos crónica

  19. #699
    Fecha de Ingreso
    Jan 2008
    Edad
    40
    Mensajes
    938
    LA CRÓNICA: RONDA 101KM/24H LA LEGIÓN (101.300M)

    “Un general victorioso primero gana y después emprende la batalla; un general perdedor primero emprende la batalla y después espera ganar”. Sun Tzu.


    Era "la frase del día" de mi agenda el pasado 12 de Enero de este año, el día en el que decidimos inscribirnos como equipo en esta prueba: Pedro (que fue quien nos lió para ayudarle a completarla tras su abandono en el km78 el año anterior), Óscar, Laura, Jose y un servidor.

    Era una señal... Lo íbamos a conseguir y, como no podía ser de otra manera, ese sería nuestro nombre de equipo: Sun Tzu 101.

    Entre ese momento y la salida hacia Ronda (AVE hasta Málaga y coche de alquiler) ocurrieron varias cosas: Jose se fue a China y cedió su dorsal a Pandoro, un amigo de Pedro que debe su mote a su musculatura (los de mi quinta y mayores recordaréis al mazas negro de "La casa de los líos" de Arturo Fernández); Pandoro enontró un curro que le impidió venir, yo conseguí terminar mi primer maratón, Pedro se lesionó la rodilla e hizo plantillas para corregir su pisada, Óscar se entrenó cuanto pudo y Laura se lesionó haciendo el Camino de Santiago (y nos trajo a cada uno de los otros 3 valientes una camiseta que tenía un par de pies dibujados con tiritas que rezaba: "Sin dolor no hay gloria")...

    El caso es que llegamos a Ronda los 4 valientes y recogimos nuestros dorsales, camisetas y el bastón de mando; un cayado con un tornillo en la punta y brújula en su extremo superior que sería a la postre el bastón de Óscar, que fue el único valiente que acudió a la cita sin bastones.

    De ahí a cenar y a dormir... Ahí fue cuando comenzó la prueba para mí...

    Y es que me pasé la noche de paseo entre la cama y el baño, ya me entendéis... "Empezamos bien", pensé... "Pasando sueño y deshidratándome"... "Mierda (nunca mejor dicho), espero al menos no estar molestando a Óscar...”

    A la mañana siguiente, duchita, desayuno y taxi hasta la salida con la hora pegada al culo…

    Cuando llegamos, un susto, de primeras nos dicen que si no estamos los 5 no podemos participar como equipo…

    Al final pasamos como marchadores individuales, aunque teniendo claro que somos un equipo, que para algo así lo dicen nuestras camisetas: Sun Tzu 101 en el pecho y UltraPedro, SuperÓscar, HiperLaura y MegaCarlos en nuestras respectivas espaldas…

    Tras algunas fotos y preparativos (vaselina, esparadrapo, arreglo de mochilas y bastones…) mientras salían los ciclistas y duathlonistas, nos dirigimos a la zona de salida.

    Hablo por teléfono con Mª José (vernos ya es poco menos que imposible), la prima de mi mujer (los que me seguís ya la conocéis) que anda por allí y pretende acabar en 15h aprox. y nos deseamos suerte mutuamente (aunque ella más que suerte debería desearme un milagro…)

    7000 locos en total (contando marchadores, ciclistas y duathlonistas) íbamos a enfrentarnos a esta dura prueba mientras unos 13000 locos más se quedaban con las ganas (lista de espera de dorsales)… Total, 20000 zumbaos de la vida que estábamos dispuestos a dejarnos uno de nuestros días con tal de completar una prueba mítica, superar nuestros límites y alcanzar la gloria de sentir el orgullo de sabernos capaces de vencer el intenso calor que hacía, el sueño, el umbral de nuestro propio dolor físico y agotamiento mental… Afrontar el desafío y vencer!

    Un colectivo de 20000 individuos al que, ya solamente el hecho de pertenecer te hace sentir un ganador nato.

    Con ese sentimiento de euforia, orgullo y fortaleza se dio la salida el Sábado a las 11:00h…

    Entre los vítores del público y el speaker, los saludos militares de los legionarios y los propios aplausos y palabras de ánimo de los marchadores que emprendíamos la aventura, salimos al paso cargados de determinación.

    Tenemos claro que la prueba la vamos a hacer andando, quizá trotando cuando el perfil y el terreno lo permitan y al ritmo que Laura nos marque. Negarse a reconocer que son las mujeres las que mandan sería absurdo…



    Vamos saliendo de ronda caminando entre la masa y el público que animaba a ambas bandas del recorrido mientras les comento a Pedro y Laura que compren una gorra cuando pasamos frente a una tienda de deportes (llevaban una para los 2 y Pedro va rapao), pero no se quieren parar... En fin, iremos compartiendo las 3 que tenemos entre los 4…

    Cuando salíamos de Ronda damos con una sorpresa agradable… Un hombre desde la valla de su finca nos regala un manguerazo al aire que nos ayuda a refrescarnos un poco del calor abrasador… “Como no se encapote un poco el cielo, esto va a ser bastante duro”, pienso…

    Conforme vamos avanzando voy notando cómo la boca se me va poniendo pastosa… “Dichosa diarrea… Me tenía que pasar justamente anoche, con el calor que hace hoy… En fin, aguantaremos el tirón hasta el primer avituallamiento (km5) y cogeré una botellita de agua que me llevaré para la siguiente hora hasta que lleguemos al del km10… Ánimo Carlos!!!” me animo…

    “Ay Dios! No me había acordado de deciros esto” dijo Pedro cuando llegamos al primer avituallamiento, donde nos esperaba un remolque cisterna de agua con grifos… “Teníamos que haber cogido los Camel Bags, bidones o botellas…”

    “Yo lo mato”, pensé…

    “Como tenga que hacer los 101km o la parte de día que corresponda bebiendo sólo cada hora, me da que no llego” pensaba mientras bebía lo que podía “a morro” de uno de los grifos y me mojaba la cabeza y gorra…

    El camino no tenía sombra alguna, salvo por algún que otro árbol salpicado a ambas veras del camino, lo que provocaba que la cola de marchadores zigzaguease por él buscando su cobijo…

    Cuando estábamos culminando una de las cuestas o, más bien, suave pendiente (que las cuestas esperaban más adelante) decido tirar de bastones, desenganchándolos de la mochila… Ley de Murphy… Justo cuando los empuño, se acabó la subida… Si es que no falla…

    Seguimos marchando y llegamos al avituallamiento del km10… Un par de pasadas con un vaso de agua, vaso de Aquarius, trocito de plátano y trozos de naranja exprimidos entre los dientes cada una me devolvieron la vida… Qué rica la naranja... "Pienso hincharme a naranjas de ahora en adelante", pensé...

    Ahí fue donde se nos encendió la bombilla… Le pedimos a un legionario si nos podía dar una botella de Aquarius vacía con la que poder cargar con agua y así lo hizo. Y, aunque en ese avituallamiento no la llenamos, fue la que nos dio la vida hasta el km78 (donde la abandonamos a favor de un par de botellitas de agua que Pedro y Óscar cogieron del avituallamiento del comedor del cuartel de la Legión).

    Cuando íbamos de camino hacia el siguiente avituallamiento, oigo a Laura decirme: “Dios, Carlos, te van a reventar las venas de los gemelos”, y me da la risa… Ya le comenté que eso era normal en mí y que incluso mi abuela paterna me suele decir cuando me ve las patas en verano: “Nene, es que tiés varices???”

    Un poco más adelante y cuando llevábamos hora y pico de camino, decidimos trotar un poco bastones en mano… Pero sólo fue un poco, 1km-1,5km aprox. muy muy suave… Con ese calor, era imposible correr… “Mejor esperamos a la tarde, cuando se ponga el Sol, eso sí, siempre que haya fuerzas… Si es que las hay...”, pensé.

    Un poco más adelante, sobre el km15 nos cruzamos con parte de la cabeza de carrera que vienen de vuelta por el que es para ellos el km30 a la altura de un túnel cuya sombra se agradece tela… Qué máquinas!!!

    En esa avenida de corredores-marchadores uno de los que vienen de vuelta nos ofrece un donut, más por deshacerse del peso que por hacernos un favor, pensé yo…

    Por aquel entonces iba yo ya dominando los bastones (jamás los había utilizado hasta ahora)… Menos mal, porque antes iba con una sensación de pato mareao… Los pies deprisa y los bastones superlentos… Qué desacompasado iba al principio…

    Y seguimos caminando, paseando alrededor del circuito de Ascari, donde había un par de BMW Compact y un Lotus Elise dando vueltas...

    Así hasta llegar al km25, donde se encontraba el primer avituallamiento de comida fría, donde paramos a llenar nuestra improvisada cantimplora y dar cuenta del sándwich, la fruta y el famoso donut (yo lo eché en la mochila pero vamos, para terminar cargando con él hasta el km78 para nada…) bebiendo Coca-Cola…

    Saqué los guantes de hacer pesas para tratar de evitarme las ampollas en las manos por los bastones y justo cuando estábamos recogiendo para seguir marchando, nos llamó Jose… Una inyección de motivación y ánimo desde China…

    Y venga… Vamos para allá…

    Cuando llevábamos un rato ya caminando, Pedro sugiere que trotemos algo y yo le corto… Tengo flato y no creo que sea lo mejor después de comer con la que estaba cayendo…

    Llegados al km30 y cuando nos disponíamos a rellenar la botella de agua… Agua! No hay… “Pues vaya”, pienso… “Y ahora qué?”

    Un par de kms más adelante, vemos cómo los que marchaban delante de nosotros se escoraban a la izquierda del camino agolpándose, cuando oigo detrás de mí decir: “Mira, es el hombre de la manguera de todos los años…” “Bien”, pienso… Y allá que vamos a rellenar la botella, remojarnos la cabeza y empapar la gorra… “Mil gracias, sí señor!”.

    De ahí al km35 cogemos un camino amplio, de arena blanca y sin un solo arbol… Qué sensación de calor, de desolación… Era como caminar por un solar… Qué horror… Ahí fue donde tuve la primera crisis seria a nivel mental… Opté por adelantarme y caminar solo a fin de sosegarme, concentrarme un poco… "Venga ahí"…

    Al rato, Óscar me echó el guante y juntos fuimos charlando un poco mientras sentía como me iba calmando… Bien, bien…

    Acto seguido, cuestón, aunque al menos esta vez es con sombra y vuelvo a ir a tirones adelantándome y esperando, cuando de repente me suena el móvil… Es Mª Jose, me dice que van por el km50… Qué máquina… Les comento que andamos por el km37 aprox. y me dice que vamos genial, nos deseamos suerte mutuamente y seguimos…

    Km40… 8 horas… Buen ritmo llevamos, bien, bien…

    Un par de kms más adelante llegamos a una zona en la que había una finca al lado izquierdo del camino donde se estaba celebrando una romería o algo así. Allí había un camión de bomberos (supongo que preparado por si alguna barbacoa se iba de las manos) encima del cual había un bombero que nos regalaba una duchita en spray de agua más que rico…

    La gente de la romería, encantadora… Nos animaba, nos ofrecía bebida… Así da gusto…

    Cuando me doy cuenta, voy solo, me ha pasado lo de siempre, me he ido yendo de ritmo arriba… “Vamos a terminar, estamos ya casi a medio camino y vamos como si acabásemos de salir... Vamos a completarla, seguro, somos unas máquinas... Y, yo tirando delante que parece que la estoy haciendo solo, éstos deben estar hartos de mí, espero no llevarles con la lengua fuera ni agobiaos… Ahora que digo lengua, pero si yo llevo el agua… PARA!!!” y me paré a esperarles, bebimos agua, Pedro se tomó un ibuprofeno y Laura se arregló una ampolla… Y venga, para adelante…

    De ahí, en adelante, todo mi camino fue tirando del grupo unos metros por delante de mis compañeros y parándome a esperarles… Pero no conscientemente, sino porque el cuerpo me pedía un ritmo algo más alto que a ellos y que me hacía sentir más cómodo…

    Antes de llegar al Alcalá del Valle (km50), pasamos al lado de un grupo parado en el margen izquierdo del camino… “Y pensar que me daban 130€ por el dorsal”… “Y ahora te arrepientes, ¿no? Le podías haber dao mi teléfono a quien fuera, que yo los había trincao y me había pegao una fiesta…”, qué gracia me hizo la conversación…

    Cuando llegábamos a Alcalá del Valle, paro a esperar a esta gente y veo venir a un par de chicos, uno de los cuales se iba literalmente tambaleando… “Éste me da que no llega”, pensé…

    Estaba en lo cierto. Cuando llegamos a Alcalá del Valle, mientras éstos estiraban en la valla de un puente, les veo bajarse de una furgoneta dándole las gracias al conductor… “Macho”, le digo, “nada, nada, esto se ha acabao pa mí”, me dice… “Pues nada, tómate una cervecita bien fresquita por mí”...”Una y cuatro...Y si te quedas con nosotros hasta te invito”… “Déjate, que yo aún tengo ganas de andar…”, me despido de él…

    Rellenamos la botella y seguimos… Gracias a Dios, ya con el Sol poniéndose del todo…

    Hacemos balance y nos damos cuenta de que vamos genial… 10 horas, a 5km/h (paradas en controles y avituallamientos incluidos)… Aunque tengamos clarísimo que todo lo que nos importa es llegar los 4, sin lesionarnos nadie… Aunque sea en más de 24h, pero llegar… Porque yo no voy a volver a dejar el fin de semana a la jefa y el enano solos para esto… A mí no me queda otra que acabar… Es lo que hay!

    Pero vamos, que menuda salidita de Alcalá del Valle… Una cuesta, cuesta, cuestón, corta pero intensa… “Menudo invento los bastones… Así sí que sí se sube… Pero vamos, que vaya tela como la famosa cuesta del cachondeo (los últimos 2 kms del recorrido son conocidos así, ya os diré por qué) sea como esta…” dije… “No, tranquilo, la del cachondeo y las demás que quedan por delante son más largas, pero menos intensas” me contestó otro marchador… “Gracias, pero vamos, que menos mal…” le dije.

    Desde que salimos de Alcalá el objetivo estaba claro… Setenil de las Bodegas, km60… EL AVITUALLAMIENTO así, con mayúsculas… Donde podríamos cambiarnos (allí nos llevaban una bolsa desde la salida si así lo deseábamos), preparándonos para la noche, comer algo, beber más Coca-Cola…

    A esas alturas Pedro ya tenía sueño y se tomó un gel energético con cafeína… “Claro, no tienes niños, estás a costumbrado a dormir”, le dijimos Óscar y yo…

    En esas andábamos cuando una de las veces que me paré a esperarles se me ocurrió comentar que deberíamos tratar de pararnos lo imprescindible y no embolingarnos demasiado y es entonces cuando Laura, con gesto serio, me dice que ella necesita estirar… “Vale, he dicho lo imprescindible, lo que necesitemos…”

    “Algo no va bien”, pienso… Y me quedo con ella… “¿Prefieres que vaya contigo, o prefieres ir sola?”, “me da igual”… “Oh, oh…”, pensé. Y me adelanté de nuevo…

    Cuando ya llegábamos a Setenil de las Bodegas (a las 23:00h, 12 horas después de tomar la salida) vuelvo a esperar a Laura y creo adivinarle lágrimas por las mejillas… “Mierda! Me da que, o se ha lesionado, o se me ha venido abajo”, pienso…

    Ya en el avituallamiento, cuando Laura había estirado y tras cambiarse Pedro, mientras Óscar y yo hacíamos lo propio y comíamos algo (yo me tomé un ibuprofeno para hacer algo más llevadero el dolor de pies por las ampollas, sobre todo en las bajadas), se van los 2 (Pedro y Laura) en busca de los vestuarios de chicas…

    Nos plantamos malla larga, camiseta técnica de manga larga y forro polar… Un cambio de calcetines (no quiero ni mirarme los pies porque sé que las ampollas que me están matando tienen que tener mala pinta), llamada a casa para decir por donde andamos y que todo va bien y ale…

    Al rato viene Pedro diciendo que a Laura la está viendo el fisio… “Malo”, pienso…

    La verdad es que la espera fue tensa… Estuve bastante nervioso… Si Laura se iba a quedar, quería saberlo cuanto antes… Pero ya que estábamos esperando, deseaba que bajase para seguir…

    Al final se confirmó lo peor… Tras verla 3 fisios, la aventura de Laura terminaba allí (la llevarían a Ronda en coche después)… Una verdadera lástima… Me ponía en su lugar y me daba de todo…

    En fin, es lo que hay… Acabemos por ella… Saliendo del avituallamiento encendimos los frontales (yo me las apañé para montar el mío en la correa del pecho de mi cochililla) y yo el brazalete de leds parpadeantes que me dieron en la Energizer Night Race y que llevaba puesto alrededor de la mochila… Parezco un árbol de Navidad, pero bueno, así me tienen éstos más localizado…

    Aún así un par de legionarios nos colocaron a cada uno una luz roja parpadeante en la espalda.

    Mientras Pedro subió a darle a Laura su pasaporte de control (lo necesitaba para recoger su bolsa y que la dejasen entrar en el polideportivo a dormir, aunque ella optó por irse a dormir al coche de alquiler) nos comentó uno de ellos que lo de la cuesta del cachondeo era duro, pero que nos acordásemos de la cuesta de la ermita.

    Una vez ya estábamos el trío calavera en marcha salimos de Setenil de las Bodegas a eso de las 00:30h y bromeando con que ahora que no estaba Laura ya podíamos hablar tranquilamente de (y pido perdón por la expresión) tetas y culos… Y maldita la hora en que dijimos eso, porque se nos adosó un pesao que nos dio una chapa sobre las mujeres, sus amigos legionarios y demás… Vaya tela…

    En cuanto dijo que se paraba a mear, lejos de pararnos a esperarle, aceleramos el paso…

    De ahí a las inmediaciones del cuartel (km78), donde Pedro abandonó el año anterior, todo fue caminar y más caminar, hablamos con Laura que nos llamó para decirnos que estaba ya en el coche para sobar y darnos ánimo e hicimos paradas cortas en los avituallamientos (en uno de los cuales Pedro tuvo que darse vaselina entre las nalgas, que le rozaban… Menudas risas nos echamos los 3 a costa de semejante chorrada…)

    Yendo cuesta abajo y cuando ya veíamos cerca el cuartel, tuve otra crisis… Ésta física… Me dio un mareo… Ahí cayó otra glucosa (no sé si la segunda o tercera… al final fueron cuatro, tomadas justo en los momentos clave, cuando comencé a sentir el típico pegarse el estómago a la espalda, síntoma de hipoglucemia), estiré un poco y bebí agua, mientras Óscar se sacaba algunas piedras del calzado… Vista la situación, no nos extrañó que un coche de legionarios se parase a preguntarnos si todo iba bien, tentándonos a subir para abandonar, pero… NI DE COÑA!!!

    Con el malestar seguimos bajando, hablamos con Jose de nuevo, que nos llamó (yo no me puse porque no me encontraba muy allá) y llegamos al cuartel donde nos esperaba el comedor abierto con comida caliente (arroz, pollo empanado, caldo, perritos calientes)…

    Óscar y Pedro cogieron su bandeja y se sentaron a comer algo, pero yo no pude… En cuanto entré y me dio el bofetón de calor empecé a sentirme mal y decidí coger una Coca-Cola y un perrito caliente que me llevé fuera a comerme (una vez se enfrió) sentado en un bordillo…

    Cuando salieron estos, reemprendimos el camino, ya sin nuestra querida botella y a la voz de Pedro de: “Bueno, a partir de ahora, estoy como vosotros… Esto es nuevo para mí… Porque el año pasado fue aquí donde me retiré.”

    La verdad es que tuvimos (o tuve, porque era yo ahí el que iba “tocado”) la suerte de salir del cuartel junto con un tercio de la Legión que iba haciendo la prueba, lo que nos ayudó (nos “dejamos llevar” por ellos)… Iban por un lado estos en grupo y de corto y luego había legionarios que iban en solitario y haciendo la prueba con uniforme de campaña y todo el equipo a cuestas… La leche!

    Al poquito de salir del cuartel volvemos a cruzarnos con gente que nos saca la friolera de 14kms (vamos, 3h a nuestro ritmo), esto es, nos quedan 21km (“si eso es una media… 2h aprox.” pienso de coña) y a ellos sólo 7km… “Vamos, que lo tenéis hecho” les grito… “Ánimo que no os queda ná” me contestan… Y ahora dudo si lo decían en serio o en plan jocoso…

    Aquí es donde estaba la famosa subida a la ermita…

    La noche nos daba una ventaja, la ausencia de calor, y un inconveniente, que las luces te decían claramente por dónde iba el recorrido… Y, creedme, no era nada alentador ver cómo las luces subían zigzagueando por la ladera de las montañas hasta la cumbre más alta que veías, para una vez llegado allí, ver cómo seguían subiendo hasta otra cumbre que, desde abajo, antes no podías ver… Cuando parecía que ya no se podía subir más, se podía, ya lo creo que se podía...

    Y llegamos a la dichosa ermita… Y me acordé del legionarion que nos avisó... Razón no le faltaba...

    No pude evitar pensar que, si Laura hubiese seguido y hubiese tenido un problema (o lo hubiésemos tenido alguno de nosotros) hubiésemos tenido que abandonar todos porque, entre el punto donde nos cruzamos con los que ya iban de vuelta y la ermita era imposible que ningún coche pudiese acceder para recogerle…

    Ahora quedaba lo peor, la bajada… Y es que era muy muy brusca, casi más que la subida y eso para las ampollas de los pies no era lo mejor… Hubiese preferido volver a subir la cuesta en lugar de bajarla… Qué infierno!

    Menos mal que nada más llegar abajo había un avituallamiento esperándonos…

    Un poco más adelante me mandó un SMS Mª José… 20h… Algo ha pasado porque ella quería acabar en 15h. A la postre me enteré de que de 8 que vinieron de su club, algunos repetidores por 3ª y 4ª vez, solo ella y otro acabaron… Se les debió torcer bastante.

    De ahí en adelante ya todo parecía ser llaneo y falsos llanos cuesta abajo, mientras iba amaneciendo (qué sensación más mala me ha dado siempre que se me haga de día sin haber dormido… Me pasaba hasta cuando salía de copas por ahí…)

    Laura volvió a llamarnos para darnos ánimos y sondear cómo íbamos para acercarse a buscarnos a la meta y ya le comenté que la cosa iba bien…

    Cuando llegamos al avituallamiento del km90, me llama mi mujer… Serían las 08:30h (el tiempo había dejado de importar)… “¿Qué, cómo se os ha dado?”, “bien, ya sólo nos quedan 10km, un par de horas”, “pero, ¿que todavía estáis andando? Bueno, cuando acabes hablamos”, me colgó… La entiendo, habla conmigo a eso de las 23:00h y estamos en el km60, se acuesta, duerme y cuando se levanta yo aún sigo andando y sin pegar ojo… Es que, desde su punto de vista no me extraña que piense que estamos locos… Porque lo estamos pero… ¿Y lo que mola? JAJAJAJAJA!

    “Venga ánimo, que ya sólo nos quedan 10km y 2h y media para hacerlos… Yo creo que llegamos”, les digo a éstos, y es que veía que ya las fuerzas se nos iban agotando…

    Y es que ya éramos “The Walking Dead”…

    Íbamos caminando cuando, de repente, Ócar empezó a escorarse a la derecha… “¿Nos queda algún gel con cafeína?” “Sí, yo tengo uno y no lo necesito”, le dije… “Dámelo, que me estoy quedando dormido andando”… “¿Quedan más?”, “no”, “pues Óscar, si puedes déjame un poco”, dijo Pedro…

    Les sentó bien, noté cómo empujaban con más fuerza y eso me dio a mí también más fuerza (bueno, eso y ver a un señor de 70 años que iba haciéndola solo y tan pichi), dejamos de arrastrarnos…

    De ahí a la base de la cuesta del cachondeo al pie del tajo de Ronda todo fue ir a piñón fijo…

    En el último avituallamiento (km95), me da por preguntar a un legionario qué nos queda y me dice: “Nada, una bajadita y ya la risa p’arriba…”

    Y llegamos a la famosa cuesta del cachondeo… ¿Que por qué se llama así? Pues porque cuando llevas encima 99kms y la ves piensas aquello de: “Vamos no j#d@s, ¿estás de cachondeo?”

    Pero ahora no podemos flaquear nada de nada… Aaaaarriba!!!

    Y llegamos a Ronda… Una vez ya afrontamos la recta final vemos a un chico con la sudadera técnica que dan al terminar la prueba y le preguntamos… Nos comenta que acabó en 15h, que el ganador este año lo hizo en 9h15m (45m más lento que el del año pasado por el calor) y que nos preparemos a ser héroes… Porque a las 03:00h de la mañana si hay alguien por la calle es tu familia si la avisas de que llegas, pero que a las 10:00h la gente ya anda por la calle y sabe que llevas 23h de camino…

    Dicho y hecho, se me caían las lágrimas de alegría, orgullo, cansancio…

    Cualquier palabra de aliento de la gente que andaba por la calle te daba la vida… Qué sensación, qué plenitud…

    Brazos en alto (y Óscar enarbolando su bandera italiana, como buen italiano que es) cruzamos la meta...

    Tras pararnos para hacernos una foto, nos fundimos los 3 en un abrazo con Laura que allí estaba con una botella de Powerade para nosotros… Qué detallazo, ole nuestra niña ahí!!!

    Lo que es el cuerpo humano, qué máquina… Me sorprende cada día y cada vez más... Todo lo que era cansancio, dolor, etc pero era soportable se volvió totalmente insufrible en cuanto cruzamos la meta y la adrenalina dejó de fluir… Ni un paso más, estábamos muertos…

    A duras penas recogimos nuestra medalla (de forma de gorro de legionario), sudadera técnica Kelme negra y bolsa deporte del guardarropa y nos fuimos a desayunar la terraza de una cafetería próxima y comentar la jugada.

    Y de ahí, a emprender el camino de vuelta…

    Y, aunque hubo alguna anécdota durante el regreso, me la (y os la) ahorro, que ya está bien de ladrillazo… O, más bien de palet de ladrillos…

    Ahí queda eso!!!

    P.D.: Mención especial a un señor mayor que fue de largo todo el camino con la camiseta del MAPOMA de esta año debajo de su camiseta de manga larga blanca, un ciego (que llevaba un codo destrozado y un tobillo vendado) y su guía y a los casi mil participantes que, como Laura, por un motivo u otro tuvieron que abandonar la carrera… Como dije al principio, para mí, cualquiera que tenga el valor de estar dispuesto y emprender semejante hazaña ya es digno de mi más sincero respeto…

    P.P.D.: Que sepáis que Laura ya está reclutando gente para intentarlo (y conseguirlo) el año que viene… Yo, porque tengo familia y no puedo volver a dejarlos solos para repetir, que si no… Le echaba un cable para conseguir superar el reto, seguro!

    P.P.D.: Y no pienso volver a comer plátano y/o naranja hasta que se me curen las ampollas de los pies, por lo menos...
    Úlima edición por testos69 fecha: 27-12-2012 a las 14:27
    Mis carreritas y mis historias... Aquí

  20. #700
    Fecha de Ingreso
    Sep 2010
    Localización
    Rivas
    Mensajes
    7.467


    Me parecia segun leia la cronica, como leer un libro de aventuras.... La leche.

    Enhorabuena, tanto en la superacion fisica que es acabar los 101km, como en la mental, que parece que es la mas dura.

    Ha mericido la pena esperar la cronica.


Temas Similares

  1. Diario de Ktn_levin, diario de remo
    Por Ktn_Levin en el foro Diarios de entrenamiento
    Respuestas: 29
    Último Mensaje: 04-01-2014, 16:22
  2. ayuda a elejir unas zapatillas buenas para trote
    Por flow2067 en el foro Zapatillas
    Respuestas: 6
    Último Mensaje: 31-05-2010, 20:29