Tal vez muchos no conozcáis los sensores de pulso ópticos, al menos no en forma de sensor externo. Pero seguro que sí conocéis el TomTom Cardio. El sensor que equipa este reloj GPS es licenciado por parte de Mio. Pero aunque Mio esté licenciando la tecnología, no son los creadores de la misma, ya que quien está detrás de todo es Philips Medical (los que se ocupan a diseñar y fabricar caros dispositivos para hospitales). Pero Philips Medical licenció de forma exclusiva la tecnología a Mio. Ese “exclusiva” significa que ceden todos los derechos, por lo que Mio puede venderlo a terceros, como así está ocurriendo en el caso de TomTom.

Mio ha ido ofreciendo esta tecnología en diferentes productos. El primero fue el Mio Alpha, un pulsómetro con pantalla que además permitía transmitir datos de pulsaciones por Bluetooth o ANT+ y que fue financiado a través de la comunidad en Kickstarter. Hoy en día hay una serie de dispositivos variados de Mio que usan esta tecnología, pero el más interesante es el Link, sobre todo por ser la opción más económica.

Construcción y diseño

Mio Link es una pulsera, pero la parte que nos interesa es el sensor, que se separa de la correa. En esta imagen puedes ver el sensor, que está flanqueado por dos potentes LED.

Mio Link

La correa se ofrece en dos longitudes diferentes, tamaño S o tamaño L. El primero tiene una longitud de 121-175mm y el segundo de 149-208mm. Si quieres saber cuál es la que mejor se va a adaptar a tu muñeca, Mio ofrece ésta guía que puedes descargar e imprimir, para que recortes y lo pruebes en tu muñeca (imprime el archivo enlazado, no la imagen, pues está reescalada).

Mio Link - Talla

La correa tiene multitud de agujeros, por lo que la colocación es muy sencilla y permite ajustarla de forma perfecta. Debes fijarla de manera firme, lo suficiente para que no pueda entrar la luz a la zona donde está el sensor, pero sin llegar a estrangular y dificultar la circulación cardíaca. Es una correa, no una boa constrictor.

Entendiendo la tecnología

Como has visto antes, el Mio Link lee tu pulso gracias a un sensor colocado en su parte inferior. Para la lectura, necesita de dos potentes LED de color verde. Este sistema de medición se llama fotopletismografía (no te preocupes, no entra en exámen). Ese es su nombre técnico, pero es mucho más fácil de explicar.

El Mio Link, gracias a los LED, ilumina la piel, permitiendo entonces al sensor medir los cambios en la absorción de la luz. Con cada ciclo cardíaco (latido) el corazón bombea sangre por nuestras venas y capilares. Lo que es capaz dicho sensor de leer es el cambio en el volumen y, por tanto, puede medir los latidos del corazón.

Mio Link

¿Y los LED tienen que ser de color verde? Si, porque el color rojo (la sangre) absorbe el color verde. Esa es la forma en la que el sensor es capaz de hacer la lectura, gracias a la luz reflejada y absorbida.

Comparativa y toma de datos

Después de todo el rollo teórico vamos a la práctica, que seguro que te interesa mucho más. Y qué mejor forma de hacerlo que comparar el Mio Link con sensores de pulso tradicionales, en usos de lo más diverso. Así que vamos allá porque he preparado unas cuantas gráficas de datos para poder comparar.

Prueba 1 – Tirada larga a ritmo de Z3 constante

En esta primera prueba he realizado una tirada larga (1h45m) tratando de mantenerme estable en el límite de la Z3 (alrededor de 150 pulsaciones). Para ello me he ayudado de la función de bloqueo de zona del Polar M400, configurando la zona fácilmente.

En primer lugar, ésta es la gráfica de la sesión de entrenamiento del Polar M400, conectado con el Mio Link a través de Bluetooth.

Mio Link, gráfica Polar M400 con Mio Link

A continuación, gráfica de la misma sesión obtenida con un Suunto Ambito Run usando el Suunto Smart Sensor original. La conectividad, igualmente, a través de Bluetooth.

Mio Link, gráfica Suunto Ambit3 Run con sensor Suunto

Se parecen bastante, ¿verdad? Para un juego de las 7 diferencias estaría bastante bien. Vamos a hacer la comparación de forma efectiva, superponiendo ambas gráficas. La gráfica del Mio Link está en color azul, mientras que la gráfica del Suunto Smart Sensor está en color rojo.

Mio Link, comparativa de gráficas 1

Un resultado totalmente satisfactorio, el dibujo de la gráfica es el mismo en ambos casos. Voy a desplazar la gráfica del Mio Link hacia abajo, para poder comprobar todos los detalles.

Mio Link, comparativa de gráficas 1

Primera prueba superada, realizando la medición de forma continuada en ritmo de Z3 ambos registros han sido idénticos.

Prueba 2 – 7km a ritmo de 4:30 min/km

Para la segunda prueba, subo la intensidad del ejercicio. Yo necesito estar en límite de Z4 para llevar este ritmo (ya se que algunos calentáis a 4:10 min/km). Ahora el Mio Link estaba emparejado con un Garmin Fenix 3 a través de ANT+.

Mio Link, gráfica Garmin Fenix 3 con Mio Link

El otro reloj para confirmar la toma de datos vuelve a ser el Suunto Ambit3 Run con el Suunto Smart Sensor.

Mio Link, gráfica Suunto Ambit3 Run con sensor Suunto

Vamos a comparar estas gráficas. En esta ocasión, la gráfica roja es la que corresponde al Mio Link mientras que la gráfica azul es la obtenida con el Suunto Smart Sensor.

Mio Link, comparativa de gráficas 2

Ahora las gráficas no se calcan de forma perfecta como en el caso anterior, pero como se puede ver al desplazar la gráfica del Suunto las oscilaciones ocurren en el mismo punto, y la toma de datos de Mio Link no presenta ningún retraso. Las diferencias son pequeñas, no hay ningún punto en el que la lectura de uno u otro sensor tenga comportamientos extraños.

Mio Link, comparativa de gráficas 2

La segunda prueba, a ritmos de Z4 mantenida, también se ha superado de forma totalmente satisfactoria.

Prueba 3 – Intervalos en Z4

Último entrenamiento antes de una carrera de 10 kilómetros, por lo que la carga de trabajo efectiva es baja y hay trote en Z2 y Z3, pero con tres intervalos de 1 kilómetro a ritmo de carrera y buscando puntos críticos del recorrido (cuestas). Probablemente ésta es la prueba más exigente, ya que los cambios en pulsaciones son mucho más rápidos y drásticos. Ahora el reloj que está conectado al Mio Link es el Polar M400, a través de Bluetooth.

Mio Link, gráfica Polar M400 con sensor Mio Link

Y ahora la gráfica obtenida con el Garmin Fenix 3 y el sensor Garmin HRM-Run

Mio Link, gráfica Garmin Fenix 3 con sensor Garmin HRM-Run

Toca comparar las gráficas, pero de inicio ya se puede apreciar en la segunda gráfica (la que está obtenida con el sensor de pecho) un pico en el primer intervalo que no vemos en la gráfica de Mio Link. En color azul vemos la gráfica de Mio Link, mientras que en color rojo la gráfica corresponde a la del HRM-Run.

Mio Link, comparativa de gráficas 3

Y para verla en perspectiva, de nuevo vamos a separarla ligeramente.

Mio-Link---Comparativa-3-2

En este caso sí encontramos dos diferencias notables, señaladas en color verde.

Mio Link, comparativa de gráficas 3

En la primera diferencia hay un pico muy acusado al inicio del intervalo en la gráfica del sensor de Garmin. En el segundo caso es el Mio Link el que tiene un pico que no se ve en la gráfica del HRM-Run. Vamos a comparar esos dos tramos con respecto al ritmo, a ver qué explicación se puede dar a esas diferencias para tratar de comprender qué ha fallado.

Éste es el primer intervalo, con la gráfica del Polar M400 y Mio Link.

Mio Link - Prueba 3, intervalo 1

El pico que aparece en la gráfica del Garmin no debería estar ahí. El ritmo ha subido hasta estabilizarse en 4:30 min/km, y la frecuencia cardíaca aumenta de forma escalonada, con un ligero retraso con respecto a la subida de ritmo, como es su comportamiento normal.

Ese pico repentino es la clásica lectura errónea que se produce por una cinta que está todavía seca (era de noche y todavía no había comenzado a sudar lo suficiente para humedecer bien la cinta del sensor). Además, si comparamos la gráfica de ritmo con la gráfica de frecuencia cardíaca es fácil advertir el error, ya que no hay una subida muy fuerte de ritmo y posterior bajada para poder justificar ese pico.

Vamos al segundo intervalo. Te recuerdo que ahora buscamos dar una explicación a la subida en la frecuencia cardíaca de la gráfica de Mio Link, que no se aprecia en la gráfica de Garmin.

Mio Link - Prueba 3, intervalo 2

Como podéis ver, en el segundo intervalo estaba corriendo a ritmo inferior al buscado (en torno a 4:40 min/km). Intento apretar en el último tramo para tratar de finalizar con un ritmo medio más cercano a 4:30 min/km. Se produce el pico que vemos en la gráfica de ritmo (color azul), que viene contestado segundos más tarde con el pico en la gráfica de frecuencia cardíaca. Como he dicho antes, ese es el comportamiento normal.

Pero vamos a examinar la gráfica del Garmin para comprobar qué es lo que ha grabado y verificar si la información del Polar no es la correcta. El ritmo es la gráfica en color gris, mientras que la frecuencia cardíaca es la línea en color rojo.

Mio Link - Prueba 3, intervalo 2

Puedes ver que el desarrollo del ritmo es similar. Pero en los últimos 300 metros donde aumento el ritmo, en el caso de Garmin no ha reflejado esa subida de pulso, dejando una línea totalmente recta. Y, como es evidente, una subida en el ritmo requiere de un esfuerzo mayor, por lo que debería haberlo registrado de la misma forma que lo hizo Mio Link con un pico en esa misma zona.

Por tanto, en este caso el sensor Mio Link es el ganador de la comparativa. En los dos puntos donde ha habido discrepancias, tras el análisis de los datos, es posible confirmar que en ambos casos la lectura ofrecida por Mio Link ha sido la más correcta.

LED de estado configurable

Si lo que queréis es simplemente tener un control de las pulsaciones, con Mio Link también es posible hacerlo de forma independiente, sin necesitar un reloj o un teléfono donde leer las pulsaciones a las que estamos entrenando.

Gracias a su LED de estado multicolor es posible conocer la zona en la que estás entrenando, a través de la codificación de colores. Estas zonas se puede configurar y ofrece dos modos diferenciados:

  • Configuración 5 zonas, el clásico Z1, Z2, Z3, Z4 y Z5. Cada una en un color y partiendo desde el color azul claro indicando reposo.

Mio Link configuración zonas

  • Configuración más sencilla, en tres zonas, que se podría traducir como “de tranqui”, “dando caña” y “desbocao”.

Mio Link configuración zonas

De esta forma también podrías entrenar llevando tu móvil guardado en el bolsillo registrando la sesión de entrenamiento, porque podrás ir viendo en qué zona estás corriendo y conocer la intensidad de tu ejercicio en todo momento.

Conectividad dual ANT+ y Bluetooth

Cuando compras el sensor Mio Link no tienes que elegir el tipo de dispositivo que vas a conectar. Y cuando lo uses, tampoco. Mio Link transmite su señal a través de ANT+ y Bluetooth de forma simultánea. Esto no sólo te ofrece total comodidad al no tener que estar pendiente de seleccionar el tipo de comunicación a usar, sino que además permite conectar a dos aparatos diferentes al mismo tiempo. Podrías conectar Mio Link a tu reloj a través de ANT+ y a la vez usar una app en tu teléfono móvil conectado por Bluetooth.

Además, a través de ANT+ es posible conectar con un número ilimitado de dispositivos. Por ejemplo podrías conectar el sensor con una unidad de ciclismo y a la vez con un reloj, en ambos casos a través de ANT+. Esto se debe al modo de funcionamiento que tiene esta tecnología, ya que todos los dispositivos se conectan entre si como iguales.

El caso de Bluetooth es diferente, ya que su funcionamiento es de tipo maestro-esclavo. Si conectas el sensor Mio Link por Bluetooth a un teléfono, no podrás usar la misma conectividad para emparejarlo a tu reloj con conexión Bluetooth, ya que el esclavo (Mio Link) ya se ha asociado a un maestro (teléfono), por lo que para conectarse a otro dispositivo primero tendría que desconectarse del dispositivo inicial.

En resumen, puedes conectar Mio Link de forma simultánea a cualquier número de dispositivos ANT+ junto a un solo dispositivo Bluetooth.

Autonomía

Mio especifica que la duración de batería entrenando es de hasta 8 horas. Pero como nunca hay que dar nada por sentado, nada mejor para hacer la prueba de autonomía de Mio Link que usarlo durante un día completo. Para hacerlo he cargado al 100% el sensor Mio Link durante toda la noche, y por la mañana lo he emparejado con un Suunto Ambit3 y he iniciado una actividad desactivando el uso de GPS. De esta forma me aseguraba que el reloj no iba a quedarse sin batería, mientras esperaba que Mio Link lo hiciera. Tras eso, simplemente continué con mi vida normal, quedando registrada la actividad cardíaca en todo momento.

Como puedes ver en la gráfica, el transcurso ha sido en todo momento normal, con picos puntuales y moviéndose de forma habitual entre 45 y 85 pulsaciones, con algún pico puntual. Pero dentro de la gráfica no hay nada que resulte extraño ni ninguna pérdida de conexión.

Mio Link - Autonomía

Acerca de la autonomía, que es lo que estábamos buscando, la batería se ha agotado (y por tanto ha dejado de medir pulso) tras 8 horas y 36 minutos. Por tanto, superando el tiempo indicado por el fabricante. Estas más de 8 horas de autonomía hacen que puedas cargarlo una vez a la semana, y que puedas hacer la práctica totalidad de las competiciones con Mio Link. Salvo un Ironman o ultra maratones, hay batería más que de sobra para completar cualquier prueba.

Advertencias sobre sensores ópticos

Antes de terminar, y una vez que ya hemos visto todo lo que puede hacer Mio Link, también hay que tener en cuenta lo que no puede hacer.

De momento ningún sensor óptico es capaz de medir la variabilidad de la frecuencia cardíaca (también conocido como HRV (Heart Rate Variability) de forma precisa. Es algo común a todos los sensores ópticos, no sólo al de Mio.

Esta variabilidad se usa para conocer, principalmente, tu estado de recuperación. Además, muchas marcas lo usan con sus propios algoritmos para dar datos como estimación de VO2Max, tiempos de recuperación o estado de recuperación en los dispositivos que soporten esta función.

No quiere decir que no vayas a tener datos al respecto, sino que no serán tan fiables como los obtenidos a través del sensor de pecho. Por ejemplo, nunca he tenido problemas con Garmin en cualquiera de las mediciones en las que usa la variabilidad, siendo equiparable los tiempos y estado de recuperación que me ha dado el reloj entrenando con el sensor propio o con Mio Link. También los valores de VO2Max han sido los mismos que he obtenido con anterioridad.

Pero por ejemplo en el caso de Suunto sí he realizado un entrenamiento usando Mio Link como sensor y los datos de tiempo de recuperación eran claramente erróneos (2h de recuperación para una carrera de 12 km).

Esto no afecta a la medición del pulso, que como ya habéis visto en las diferentes pruebas es totalmente correcto.

Resumen

Resumir Mio Link en pocas palabras es realmente sencillo, sobre todo porque lo puedo hacer contestando a la pregunta que te vienen a la mente. ¿Puede sustituir a la cinta de pecho tradicional? Sí, sin ningún problema.

Personalmente soy usuario habitual de Mio Link, que suelo combinar con el sensor del propio reloj según la ocasión (sobre todo, al realizar las pruebas de cada modelo, como es evidente). Pero si hay algo que tengo claro es que si participo en una carrera, es el Mio Link el que me acompaña. En esos momentos lo único que quiero es no tener que preocuparme si el sensor de pecho me está rozando, me está haciendo una quemadura o no lo he apretado lo suficiente y se está resbalando. Simplemente quiero datos de frecuencia cardíaca de la forma más cómoda, y tampoco estoy preocupado por tiempos de recuperación, ni valoración VO2Max. Sólo correr de la forma más cómoda posible. Y ahí Mio Link no tiene rival.

Eduardo Mateos – @Correr1Maraton

 

Lo mejor

  • Máxima comodidad
  • Ningún problema de precisión. Incluso en algunas situaciones más preciso que el sensor pectoral
  • Conectividad ANT+ y Bluetooth Smart de forma simultánea
  • Configuración del LED de estado con tus zonas de frecuencia cardíaca
  • Más de 8 horas de autonomía
  • No sufre desgaste como el sensor de pecho, más allá de la batería (igual que tu reloj GPS)

A mejorar

  • Medición de variabilidad cardíaca inexacta
  • Con un precio de 60€ sería una compra “obligatoria”. A 99€ se queda en “muy recomendable”

 ¿Te ha ayudado la prueba?

Espero que esta prueba haya sido de tu agrado. Si te ha gustado la prueba y te animas con la compra del dispositivo, puedes mostrar tu gratitud haciéndolo a través de los enlaces que te dejo a continuación.  De esta manera tú ahorras y Amazon paga una pequeña comisión, que son las que mantienen estas pruebas.

-
PVP: -
Precios en la red europea de Amazon: -  -  -  -

Mio Link

15 Comentarios

  1. Por casualidad no sabrás si puede provocar alguna interferencia con marcapasos, ¿verdad?
    Los pulsómetros “clásicos” sí que miden mal por interferencias y me gustaría saber si el Mio Link sería una alternativa válida.

  2. chains, no te puedo confirmar funcionamiento 100% seguro, pero estoy leyendo ahora mismo opiniones de usuarios con marcapasos usando tanto Mio Link como Mio Alpha y no han tenido mayor problema (por ejemplo, aquí: .

    De hecho, su queja principal con los sensores clásicos es similar a la tuya, que las interferencias producidas por la electrónica del marcapasos hacen prácticamente inútil el sensor de pulso en el pecho.

    En tu caso creo que vale bastante la pena la inversión. Y en caso de no funcionar como debe, siempre puedes devolverlo.

  3. Simplemente tendrías que hacer el emparejamiento desde el menú del reloj y a partir de entonces ambos dispositivos estarán siempre conectados.

  4. En entrenamiento de piscina te permitirá seleccionar uno de los campos como frecuencia cardíaca y verlo en vivo, pero no queda grabado en el archivo FIT, por el momento sólo lo graba en las sesiones de aguas abiertas.

    El por qué no lo hace no se sabe, ya que según la información facilitada por Garmin, debería hacerlo y no está bloqueado de ninguna manera. De momento los que sí están funcionando en piscina son los sensores HRM-Swim y HRM-Tri.

  5. Hola. Yo tengo un garmin 220 y sé que son compatibles, pero, podría usar el mio link para trabajar en gimnasio y saber fc max y kcal quemadas? Muchas gracias.

  6. Bueno, si se puede con un móvil perfecto. En mi caso me interesa bastante para salir a correr pero tambien para frecuencia cardíaca en gimnasio y demás. Muchas gracias por la info.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.