El 226ERS CBD Oil es la propuesta de 226ERS para quienes quieren o necesitan recurrir al consumo o suplementación de CBD (cannabidiol), una sustancia cuya fama está subiendo como la espuma en los últimos meses, primero, por la gran cantidad de efectos que se le atribuyen y que supondrían grandes beneficios, tanto en el mundillo del deporte como en nuestra vida diaria y, segundo, por su directa relación con el cannabis, sustancia que seguramente se dibuja en la mente de la mayoría en forma de porrete.

En el cannabis hay más de 150 cannabinoides, pero entre ellos destacan dos claramente: el THC (9 Delta-Tetrahidrocannabinol), la sustancia que genera esos curiosos efectos de la marihuana que todos identificamos rápidamente (en carnes propias o ajenas) y el CBD (cannabidiol) que tan de moda se está poniendo últimamente porque, al no tener efectos psicoactivos, está permitiendo poco menos que democratizar el uso de estas sustancias para aprovechar las propiedades terapéuticas de los cannabinoides.

Ambos cannabinoides afectan al cuerpo vía sistema endocannabinoide, pero el CBD no influye en las capacidades mentales, lo que no es óbice para que sí pueda generar relajación muscular, reducir la ansiedad o las convulsiones, una de las cosas que hicieron que se pusiera tanta atención en él.

No tengo la más mínima experiencia con el THC (quizá pienses que tuve una juventud sosa por ello) y el CBD es la primera vez que lo utilizo así que tampoco puedo hacer comparaciones detalladas basadas en experiencias previas, pero trataré de ofrecerte en este artículo mi opinión al respecto y los conocimientos que he podido ir adquiriendo en estos meses en los que, como muchos otros, he ido documentándome para ver si me lanzaba a probarlo.

El THC lo voy a dejar totalmente de lado porque mis conocimientos no me capacitan en absoluto si quiera para valorar si los beneficios de sus propiedades narcóticas tan alabadas por muchos de cara a tratar pacientes crónicos, personas en tratamiento de quimioterapia, etc.

Y, en cuanto al CBD, también me restringiré a comentarlo o analizarlo desde la perspectiva de un suplemento deportivo, utilizado por primera vez en mi vida tras recibir el 226ERS CBD Oil durante un par de semanas, por supuesto, únicamente por vía tópica.

Por lo tanto, por favor, sed benevolentes si sois especialistas en estos temas y veis muchas obviedades o fallos conceptuales en este artículo. Y, si es así, no dudéis en decírmelo para que lo tenga en cuenta de cara a actualizar o corregir el artículo.

CBD y THC: relacionados entre sí, pero muy diferentes entre ellos

Si tanto el THC como el CBD se obtienen de la marihuana y comparten una buena parte de sus efectos, ¿cómo hacen para quedarse solo con el que interesa de los dos? Por cierto, iba a escribir: ¿cómo hacen para quedarse con el bueno de los dos?

Pero no sería justo porque el THC, el teórico malo de la familia, parece que también aporta mucho en determinados entornos como el del tratamiento de pacientes crónicos con ciertas dolencias o que se están sometiendo a terapias agresivas como la quimioterapia.

Pues bien, en realidad, no es que los separen o extraigan de manera separada de la planta, sino que, al haber crecido tanto la demanda, han tenido que apañárselas para lograr cultivar plantas de marihuana que carecen de THC por lo que lo pueden extraer directamente, sin tener que hacer ningún tipo de separación posterior. Parece mentira cómo la necesidad agudiza el ingenio.

Por cierto, si alguna vez ves alguna referencia al cáñamo en alguna prenda textil, tranquilo, que no os están tomando el pelo porque hace mucho que esta planta se utiliza para producir fibras que sacan del interior del tallo de la misma.

Vale, pero, ¿son legales el THC y el CBD: ambos, ninguno, alguno de ellos…? Pues depende de en qué país estés y de cómo lo vayas a usar y aquí ya sí que me pierdo totalmente porque no soy del gremio legislativo y, aunque hay mucha información al respecto, todo esto cambia mucho y muy rápido.

Si no estoy equivocado y según tengo entendido, el resumen vendría a ser que el consumo del cannabis está aprobado si es con fines medicinales (con prescripción médica por medio, claro), si tiene más de un 1% de THC está prohibido y si el porcentaje de THC es inferior al 0’5% ya sí que te puedes acercar a él sin ningún miedo, al menos, mientras lo apliques según se indica en la web del 226ERS CBD Oil, es decir, vía tópica, sobre la piel porque, según parece, en España no podemos tomarlo como complemento alimenticio (por ejemplo, de manera sublingual).

El hecho de que empresas españolas se hayan lanzado a comercializar el CBD me parece que nos ofrece un plus de seguridad de cara al consumo de esta sustancia ya que podemos asumir que lo comercializan de manera ya no solo legal, sino también con más controles que los que tienen empresas de otros lugares donde la normativa es mucho más laxa como pasa por ejemplo con la FDA (Food and Drugs Administration) en los Estados Unidos.

De hecho, el intentar reducir esta teórica incertidumbre es una de las cosas que me acabaría haciendo decantarme por el 226ERS CBD Oil frente a otros porque me da mucha seguridad saber que la marca no se va a jugar todo lo que ha construido en estos años y su posición de referencia actualmente dentro del mundillo de la nutrición deportiva.

Por cierto, como estamos analizando el tema desde la perspectiva deportiva, no podemos obviar la opinión de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) y lo que diga en su lista de sustancias prohibidas. Atendiendo a lo que aquí se dice y, para no extenderme: los cannabinoides están en continuo estudio y revisión pero el CBD es el único cannabinoide permitido, lo remarco en negrita en el siguiente extracto del documento en el que resumen los principales cambios en la normativa de 2023 respecto a la de 2022:

…En el marco del Programa Mundial Antidopaje, el enfoque del cannabis en la Lista de Prohibiciones ha evolucionado cronológicamente de la siguiente manera:

2013: El umbral urinario aumentó de 15 ng/mL a 150 ng/mL con un Límite de Decisión de 180 ng/ml. Esto afectó significativamente al número de RAA, pasando de una media de 400-500 al año en los años 2009-2012 a menos de 100 en 2021.

2018: El cannabidiol (CBD) fue retirado de la Lista de Prohibiciones, lo que permite a los deportistas que deseen utilizarlo acceso al componente no psicoactivo del cannabis.

2021: La inclusión de la disposición sobre Sustancias de Abuso en el Código redujo significativamente la duración de las sanciones de inhabilitación de dos (o incluso cuatro) años a tres (o incluso un) mes(es), para aquellos deportistas que puedan demostrar que el consumo de THC se produjo fuera de la competición y no estaba relacionado con el rendimiento deportivo. Bajo el artículo 9 del Código, el deportista seguirá perdiendo su medalla, su premio y su resultado…

¿Por qué y para qué utilizar el 226ERS CBD Oil?

El CBD se puede encontrar actualmente en forma de cápsulas, espráis, gominolas o, como en el 226ERS CBD Oil, en forma de aceite, en este caso, MCT.

Según parece, la asimilación o efectos del cannabidiol son mayores si se combina con otros cannabinoides, de ahí que, aunque el CBD sea el de mayor presencia en el 226ERS CBD Oil con un 15% y un 98% de pureza también han incluido otros como cannabigerol (CBG) o cannabinol (CBN). Huelga decir que la presencia de THC es del 0% por lo que puedes consumirlo sin ningún tipo de miedo o remordimiento, al menos, mientras lo hagas vía tópica.

Se comercializa en un bote de cristal de 30 mililitros con una pipeta que permite dosificarlo en forma de gotas. De cada botecillo se estima que puedan salir unas 600 gotas y cada una de ellas te aporta unos 7’5 miligramos de CBD.

La pauta que proponen desde la marca me ha parecido coherente con la mayoría de las que he encontrado en otros sitios así que copio y pego tal cual lo que indican ellos en su web.

Desprende un leve aroma a canela que, al aplicármelo, me ha traído a la mente ciertas terapias relacionadas con la aromaterapia que probé hace años y que, a mi juicio, te genera cierta calma adicional a la que pueda provenir del propio CBD.

Para aplicarlo, es mejor que la piel esté limpia y, sobre todo, seca y, no sé si por efectos de los principios activos que contiene o por el simple masaje que aplico al dármelo, noto cierto calorcillo muy leve en la zona lo que también contribuye, en última instancia, a ese punto de relajación muscular que se supone que se busca con este producto.

Por mi peso y el tipo de dolencias o molestias que he acarreado durante las semanas en las que he estado probando el 226ERS CBD Oil, me corresponderían un par de gotas y así lo he hecho, también porque es lo que habría hecho aplicando el principio de prudencia. Esta dosis se puede ir incrementando cada dos semanas si se ve que va funcionando bien, lo vamos tolerando adecuadamente, etc.

Se supone que los efectos se empiezan a notar tras varios días, probablemente un par de semanas así que no me atrevo a decir si me ha ido bien o mal porque me siento incapaz de medir nada y dependerlo de manera contundente.

Posiblemente sí haya tenido efectos beneficiosos sobre los gemelos, sóleos, aquiles e isquiotibiales, que es donde me lo he aplicado, pero de ahí a atribuírselo al 226ERS CBD Oil en vez de a los cuidados cuidadosamente cuidadosos que me he estado aplicando en las últimas semanas, va un mundo. El caso es que parece que van mejorando así que, si es gracias al aceitillo, bendito sea.

Tampoco me atrevo a opinar sobre sus beneficios de cara a la mejora del sueño a pesar de que habría sido una época ideal para comprobarlo, porque llevo unas semanas con cierto estrés, generado principalmente de manera externa e incontrolada y que se ve claramente al analizar parámetros como la variabilidad cardíaca, pulso durante la noche, etc.

Pero como la prueba ha coincidido con una disminución de esos estresores, ya no sabría decir si el que poco a poco haya ido durmiendo mejor, descansando más y estabilizando esos valores sea por el 226ERS CBD Oil o por la reducción del nivel de estrés.

En cuanto a las contraindicaciones o efectos secundarios, en algunos casos se han reportado algo de cansancio, cambios en el apetito o peso… Pero yo no he notado nada de eso y, si ha habido algo relacionado con el cansancio, en mi caso ha sido incluso beneficioso porque justo lo que buscaba al aplicármelo por la noche era quedarme más relajadito y dormir mejor.

Y hasta aquí la experiencia y conocimientos que puedo aportar respecto al 226ERS CBD Oil y el cannabidiol tras un par de semanas de uso. Siento no haberte dado información más completa o concluyente de sus efectos, beneficios o contraindicaciones pero, antes de hablar por hablar sin saber bien de lo que hablo, prefiero quedarme en el artículo de repaso general y opinión tal y como hice en su momento cuando escribí sobre el 226ERS Nitro Pro.

Ahora, eso no quiere decir que me desentienda del producto al que seguiré dándole uso y, por supuesto, estaré encantado de hablar y debatir todo lo que quieras en la sección de comentarios de este artículo.

Rodrigo Borrego (Morath)
Rodrigo Borrego (Morath) es una de las referencias nacionales cuando se habla de pruebas de material deportivo, nutrición, entrenamiento, fisiología, … Ingeniero Informático y deportista vocacional, lleva toda su vida practicando deportes de resistencia: triatlón, trail running, natación, ...

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.