El 226ERS Nitro Pro es uno de esos suplementos deportivos que te permite ir a por esas ganancias marginales que al final pueden acabar marcando la diferencia entre un buen resultado y uno sobresaliente o de matrícula de honor.

La verdad es que el 226ERS Nitro Pro no es un suplemento que incluiría en un kit nutricional básico, ni tampoco lo recomendaría a discreción, así de buenas a primeras, ojo, no por sus riesgos o efectos secundarios, sino porque creo que hay otros muchos que tienen una aplicabilidad general mucho mayor como por ejemplo los geles o barritas energéticas, bebidas de sales o energéticas

Pero, si eres de los que buscan hilar fino y ya has trabajado adecuadamente todo lo demás, no solo en temas nutricionales, sino también en lo relativo al entrenamiento, entonces ya sí que podrías planteártelo seriamente porque, según la evidencia científica (por ejemplo: Influence of Nitrate Supplementation on Endurance Cyclic Sports Performance: A Systematic Review) y lo que dicen entidades reconocidas como el Instituto Australiano del Deporte (AIS), que lo enmarca dentro del Grupo A (suplementos que tienen evidencia científica sólida), sí funciona y puede generar beneficios significativos.

No obstante, espera antes de lanzar las campanas al vuelo porque parece que, para que el beneficio sea realmente significativo hay que estás relativamente entrenado y moverse en rangos de VO2max superiores a los 65 ml/kg/min.

Es cierto que la evidencia científica que hay alrededor de los nitratos es bastante reciente, pero sí parece que hay bastante consenso en cuanto a su influencia positiva no solo en la resistencia aeróbica, donde parece que tiene la mayor incidencia, sino también en actividades que requieren principalmente de la fuerza.

Antes de lanzarme a hablar del tema, quiero aclarar que, como no tengo apenas experiencia con la suplementación con nitratos y tampoco tengo la posibilidad de hacer un análisis lo suficientemente exhaustivo, detallado y preciso como para valorar adecuadamente cómo me ha ido ahora con el 226ERS Nitro Pro, voy a enfocar todo eso más bien como un artículo de opinión que como un análisis a fondo.

De hecho, intentaré no meterme en camisas de once varas o berenjenales de los que no sepa salir, porque mis conocimientos de fisiología, nutrición y demás no alcanzan como para sentar cátedra en este asunto o para ponerme a discutir si tales dosis, periodicidades o pautas son adecuadas o no.

226ERS Nitro Pro: ¿por qué y para qué?

Según se ha observado en estudios como el que he citado antes, la ingesta de nitratos de sodio parece reducir el coste de la obtención del oxígeno y esto acaba redundando en última instancia en una mejora de la eficacia y eficiencia en la generación de energía, de ahí que se considere como suplemento ergogénico, especialmente en deportes de resistencia donde la variable del consumo de oxígeno cobra tanta importancia a la hora de determinar el potencial de rendimiento que se puede alcanzar. No son ganancias brutales, pero todo suma, oye.

Aparte gracias a su efecto vasodilatador y efectos sobre el sistema inmune, parece que tiene también impacto positivo como ayuda para determinadas patologías cardiovasculares o inmunológicas, aunque me voy a centrar solo en la vertiente deportiva.

Los nitratos, o más bien el óxido nítrico, es uno de los actores básicos en numerosos procesos fisiológicos relacionados con el metabolismo de la glucosa, con todo eso que pasa en las mitocondrias cuando actúan como caldera en la que se quema el combustible que necesitamos para movernos.

En principio, se pueden generar de manera endógena pero, como pasa tantas otras veces, llega un momento en el que tu cuerpo no es capaz de fabricar tanto como le pides así que no queda otra que aportarlo de manera exógena. Para esto, puedes tirar de numerosas verduras de hoja verde como las espinacas, recurrir a la remolacha, que es la principal fuente de nitratos o a suplementos como el 226ERS Nitro Pro.

Cada uno es libre de optar por lo que quiera, por supuesto, pero si la remolacha aporta algo así como 1’5 miligramos de nitrato por cada kilo de producto, echa las cuentas de cuánta tendrías que tomar, en jugo, comida o como quieras, para llegar a los 300-600 miligramos que se suele recomendar tomar unas 2-3 horas antes de la actividad en la que quieres aprovechar ese plus de rendimiento.

Y, espera, porque eso es para una sola toma porque si decides que quieres aplicar la pauta recomendada para la suplementación crónica, eso mismo deberías estar haciéndolo los tres días antes del evento. Vamos, que lo mismo acabas con las existencias de remolacha de las fruterías a las que vayas normalmente.

Ahí es donde entra en escena el 226ERS Nitro Pro que se comercializa en cajas con 14 sobres que contienen, cada uno de ellos, 10’3 gramos de producto que aportan unos 2’7 gramos de extracto seco de remolacha, lo que equivale a unos 400 miligramos de nitratos provenientes de remolacha y extracto seco de remolacha. Es decir, cada sobre es, más o menos, una toma acorde con lo que parece haberse establecido como toma recomendada en los principales estudios. Está claro que 226ERS no da puntada sin hilo, ¿no?

Con cada cajita tendríamos por tanto para unas tres o cuatro tandas de pautas crónicas, tomando las tres dosis diarias más la previa al ejercicio o competición que deberíamos tomar unas dos o tres horas antes del evento ya que el nitrato se va a ir absorbiendo principalmente en el estómago e intestino delgado y alcanzará la concentración pico unas dos horas y media después de su ingesta.

Cada sobre se mezcla con doscientos mililitros de agua y es más que recomendable probarlo antes del ‘día D’ porque, aunque no tiene efectos secundarios críticos, sí es posible que te pueda producir algún problema gástrico las primeras veces, hasta que le cojas el puntillo. Aparte de eso, no te asustes si, por la razón que sea, se nota un tono violáceo en las heces o la orina, porque también sería un efecto colateral relativamente común que no tiene por qué significar nada relevante.

Yo, por suerte, he librado todos esos efectos secundarios o, al menos, no he notado nada especial, ya no solo de todo eso, sino tampoco a nivel de sentirme más o menos cansado, más o menos superhombre… Vamos, que para lo bueno y para lo malo, no me ha molestado y simplemente tengo que asumir que ha hecho su trabajo. Trabajo que, lo siento, pero no sé cómo medir con los medios que tengo.

La disolución es muy fácil y se puede hacer con una cuchara en un vaso un poco grande para poder darle con algo más de fuerza si se hace algún grumete, algo que no me preocuparía en exceso porque no sabe a polvillos como pasa con algunas bebidas, es simplemente como si se reconstituyera la remolacha.

El agua apenas se espesa y tampoco se le nota un sabor raro, pero no sé decir hasta qué punto se parece a zumo de remolacha, porque nunca lo he tomado. Sí te puedo decir que no se parece a la típica remolacha de lata o bote de cristal, supongo que por el punto acidillo que suele tener, pero tampoco tira al dulzón que se le nota a la remolacha de esos envases que comentaba antes.

Total, que se toma tan a gusto, sin ninguna incidencia especial y, de hecho, hasta se me hace apetecible como acompañamiento si encarta tomarlo con lo que vayas a tomar para el entrenamiento al que quieres darle el punch de los nitratos.

No he dicho nada de la información nutricional a nivel macro porque no me parece relevante en este caso, pero por si acaso te es interesante, con cada sobrecillo aportarías unas 31 kcal que provienen principalmente de los 7’3 gramos de hidratos de carbono de los que 2’6 gramos serían azúcares.

Aquí sí que le daría un pequeño tironcillo de orejas a los de 226ERS porque la información nutricional, de ingredientes y demás solo está presente en la caja, en los sobres sólo viene el nombre del producto con algún eslogan y la fecha de caducidad lo que no sería compatible con la venta unitaria, algo que no me extrañaría que se haga o se acabe haciendo porque no todo el mundo estará interesado o necesitará adquirir 14 dosis.

Siento mucho no pronunciarme de manera más categórica a favor o en contra del 226ERS Nitro Pro pero, como te he comentado antes, no podría dar soporte a mis argumentos con la suficiente evidencia o conocimientos como para defenderlos a capa y espalda.

De todas formas, conociendo como conozco a gente que está implicada directamente en el análisis y diseño de los productos de esta marca alicantina especializada en nutrición deportiva, dudo que me pille los dedos si te digo que es un producto que no va de farol y que realmente merece la pena, obviamente, si estás buscando o necesitas algo de lo que se supone que se puede obtener con la ingesta de nitratos.

Si con el tiempo veo que me siento más confortable con este tema y más capacitado para opinar al respecto, aportando mi experiencia, actualizo el artículo para comentarlo.

Rodrigo Borrego (Morath)
Rodrigo Borrego (Morath) es una de las referencias nacionales cuando se habla de pruebas de material deportivo, nutrición, entrenamiento, fisiología, … Ingeniero Informático y deportista vocacional, lleva toda su vida practicando deportes de resistencia: triatlón, trail running, natación, ...

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.