El conjunto corto para correr de The Running Republic del que hoy escribo es la clara muestra de que el compromiso con la ecología y el medio ambiente es perfectamente compatible con el desarrollo de prendas deportivas capaces de ofrecer muy buen rendimiento.

The Running Republic es una joven empresa que tenía en el punto de mira desde que la conocí allá por 2019 gracias a aquel artículo de Jónatan Simón en el que nos contaba las bondades de esa primera colección de ropa con diseños tan llamativos que tan buen resultado le dio así que, cuando me surgió la oportunidad de probarlas, me faltó tiempo para decir que sí porque me picaba mucho la curiosidad.

Ha sido una prueba un tanto exprés (algo menos de un mes) por lo que no he podido hacerle todas las perrerías que habría deseado para, por ejemplo, comprobar su durabilidad a largo plazo, pero creo el tiempo ha sido más que suficiente para corroborar todo lo que dijo mi compañero, afirmar que este conjunto corto para correr de The Running Republic es muy bueno, que rinde genial y que es una apuesta interesante por sus valores diferenciales respecto a la competencia.

Antes de pasar a hablar en detalle de la ropa, destacaría tres puntos de la filosofía y principios de esta empresa barcelonesa:

  1. Utilizan materiales reciclados (principalmente poliéster y poliamida) que proviene de botellas, redes y otros plásticos de vertederos y océanos (obviamente, esto no es óbice para que el resultado sean unas fibras de muy alta calidad que no solo no tienen nada que envidiar a las no recicladas).
  2. Además, no se olvidan de la parte ética, trabajando con fábricas familiares de España y Portugal que garantizan salarios y condiciones dignas a sus trabajadores.
  3. Son socios de la ONG WeForest con lo que, por cada producto que compramos en su tienda, plantan un árbol.

The Running Republic es una empresa inquieta e innovadora, no solo en la parte pura del producto, sino también en la forma de presentarlo, las promociones, diseños…  Vamos, que no te dejan indiferente.

De hecho, si cotilleas un poco los productos que tienen en su página web, seguramente te sorprendas con cosas como la bolsa para que puedas reducir la cantidad de microplásticos que viertes al exterior al utilizar tu lavadora.

O también te pueden sorprender con el mensaje que incluyen en la tarjeta que acompaña al pedido en el que te dicen que, aunque no hay ningún problema en hacer cambios si no te van bien de talla (algo lógico, por supuesto), que te lo pienses un poquito para ver si habría alguna posibilidad de ahorrar todo ese proceso de logística inversa y reducir la huella de carbono que genera reasignándolo a otra persona.

Los malpensados dirán que es la empresa la que sale ganando porque así se ahorran la devolución y son bien libres de pensarlo, por supuesto, pero seguramente muchos lo interpretamos como otro punto de originalidad que no hace sino demostrar el mimo que The Running Republic pone en su proyecto y en cumplir con aquello que predica.

De hecho, doy fe de que hace su efecto porque los calcetines que me han llegado son de una talla superior a la mía pero, como me van más o menos bien, en vez de pedirles que me los cambiaran, he usado dos para elaborar este artículos y los otros dos los he cedido gustosamente a otro que seguro que los aprovecha fenomenalmente.

Si todo esto te mola y te ha tocado la fibra sensible, puedes colaborar con la causa participando en la campaña de crowfunding que comenzará en 2023, en la primera o segunda semana de enero según indican en la web que han lanzado para el proceso. Por cierto, cuando nacieron también recurrieron a un proceso similar, lanzando una campaña en Kickstarter que acabó siendo exitosa.

Tras todo este rollete que te he soltado, no me extrañaría que pensaras que esto es un publirreportaje de la empresa, estás en tu derecho, pero te aseguro que no es así y que simplemente he querido opinar sobre ellos y su filosofía antes de lanzarme a hablarte del conjunto corto para correr de The Running Republic.

Sinceramente, me ha parecido un enfoque muy coherente y creo que se merecen que les salga bien la apuesta que están haciendo porque me parece que van por muy buen camino. Y esto lo digo no solo por los temas ético ecológicos, sino porque, viendo las prendas de nos han mandado, que corresponden a lo que podríamos considerar como “versiones 2.0”, se ve una clara mejoría respecto a lo que conocimos hace tres años.

Camiseta Essentials 2.0 de manga corta

La camiseta de manga corta Essentials 2.0 es la camiseta que puedes considerar de base en la colección de The Running Republic, pero no solo no desmerece a cualquier otra camiseta de manga corta que te hayas podido poner, sino que puede ser una de las opciones que deberías considerar muy seriamente si te gusta que sean finitas, no totalmente ceñidas al cuerpo pero con un punto de elasticidad.

Dicen que la han aligerado un poco respecto a su predecesora, dejándola en menos de 100 gramos en la talla M, aunque quizá se pasará unos grametes de esa cifra ya que mi talla S me ha dado 99 gramos.

Sea como sea el caso es que se siente muy ligera cuando te la pones, tanto por el peso que sientes como por la finura de su tejido y lo que más me gusta es que, para que no se mueva a lo loco, la han diseñado con un patronaje que ajuste un pelín más en la parte del pecho y mangas y no le han abierto demasiado la parte baja con lo que no hace apenas efecto vela cuando hace viento. En esto también colabora muy bien la tira que le han añadido en la parte trasera del cuello, perfectamente rematada y con un tacto muy agradable, que hace un poco de contrapeso.

La ofrecen en cinco tallas y el tallaje es estándar así que, manteniendo la talla habitual, no debería plantear problemas a nadie con una fisionomía más o menos estándar por ese puntito de elasticidad que tiene.

Esa elasticidad me ha gustado especialmente en las mangas, que tienen un diseño en su punto justo para que no queden ni excesivamente holgadas, ni demasiado pegadas.

Lo que no permiten las mangas es subirlas para convertir la camiseta en una sin mangas y, ya que saco esto a colación, sugeriría a The Running Republic que se lanzaran a desarrollar una camiseta de tirantes porque seguro que podrían dejarla chula, chula.

El tejido cede con mucha facilidad, pero como tiene un 16% de licra, la forma de ceder puede sorprender un poco cuando te la pones por primera vez, pero me parece todo un acierto porque le permite ese plus de ajuste en la parte superior y mangas, sin por ello agobiar a quien quiere ir sueltecillo.

El tacto del tejido me ha parecido un tanto peculiar, pero muy agradable y confortable con un entramado que es igual en toda la camiseta, muy finito y bastante abierto, sobre todo cuando cede un poco así que deja pasar muy bien el aire y se siente muy fresquito cuando hace calor.

Lleva protección contra la radiación UV y, en caso de que refresque, protege lo justito, pero más de lo que me había hecho pensar al ver lo fresca que es con calor.

Transpira bastante bien pero, debido a esa gran finura, le cuesta un poco evaporar el sudor si sudamos mucho o hay mucha humedad exterior. No se va a convertir en una esponja pero no es raro que empiecen a aparecerle leves rodales, por ejemplo, en la zona central del esternón o en las axilas, sobre todo si el viento te da a favor, en la espalda.

El trabajo de los reflectantes es excelente, como en todas las demás prendas y te van a ver perfectamente en cuanto haya una leve luz que incida en el logo del pecho o en la tira trasera del cuello.

Está disponible en tres colores o más bien texturas, muy estilosas y con un equilibro muy bueno a mi juicio entre lo serio y lo llamativo y, además, en una edición especial como la de este artículo, con el toque reivindicativo del mensaje Climate change is real” (El cambio climático es real) que combina perfectamente con el tono azulado que recuerda a los mares y océanos de los que se obtienen los plásticos con los que confeccionan gran parte de las prendas en The Running Republic.

Lo que no me ha gustado nada y criticaré en cada una de sus prendas porque está en todas, es la enorme etiqueta negra que hay en el exterior y que no solo parece un cutre plasticujo pegado encima del tejido sino que, encima, al no quedar perforada, me da que puede acabar medio despegada o rajada con el tiempo. Creo que no aporta nada y que, si lo hacen para darle visibilidad al mensaje que lleva impreso, que lo hubieran dejado por dentro o, mejor aún, incluido en las también enormes etiquetas que tiene en el interior y que se pueden eliminar fácilmente.

Camiseta Ultra Light Tee 2.0 de manga corta

La camiseta Ultra Light Tee 2.0 estaría un escaloncillo por encima de la Essential 2.0, tanto por tecnicidad del diseño y los tejidos como por ligereza.

Sobre la báscula le han reducido cuatro o cinco gramos que, si bien parecen poco, si se ponen en contexto, hablamos de un cinco por ciento así que no es baladí ya que, aunque puesta en parado parece que no se nota, cuando estás corriendo sí que sientes que se adapta un poco mejor a tu cuerpo, que flanea y empapa menos…

De todas formas, lo que más se nota es el cambio del tipo de tejido, tanto en esa mayor adaptabilidad, como en la mejora del tacto porque se siente mucho más suave y, si la estrujas y haces un gurruño, ves que ocupa algo menos de espacio.

En la Ultra Light Tee 2.0 han utilizado dos tipos de tejidos y ni se te ocurra pensar que el de los dos paneles grandes del cuerpo va a ser peor por no tener el agujereadillo del de los laterales y omóplatos porque funciona perfectamente y, de hecho, diría que tiene un tacto incluso mejor, sobre todo por el interior, con un contacto con la piel muy agradable y no desmerece en nada en cuanto a frescura o transpirabilidad.

De hecho, el comportamiento en cuanto a la elasticidad me gusta aún más y le permite mejorar un puntito el buen ajuste que destaqué en la Essential 2.0. Es cierto que también peca un poco de colapso si se suda mucho o hay mucha humedad exterior, pero es por lo mismo que comenté antes, por lo finito que es el tejido.

Las costuras son bastante robustas, no totalmente planas, pero muy bien rematadas. Me da igual si son planas o no, lo que me importa es que hagan bien su función y prefiero que pequen de robustez si eso contribuye a que tenga mejor estructura así que, por lo que a mí respecta, todo correcto en este sentido.

Tiene un patronaje análogo y detalles como lo del contrapeso de la parte trasera del cuello así que no me repito para no aburrirte.

En cuanto a los reflectantes, van un punto más allá y, con la banda horizontal del pecho y la vertical de la parte alta de la espalda, más la tira de la nuca y la presilla del cuello, la única forma de que no te vean es que estés dentro de una cueva porque, en cuanto haya una mínima fuente de luz, vas a destacar en la oscuridad, te lo aseguro.

Está disponible en cuatro colores, todos ellos lisos lo que acentúa aún más su estilosa austeridad que me ha sorprendido porque, lejos de ser anodina, llama la atención por los tonos que han elegido, tanto para el tejido, como para el detalle de la banda horizontal del pecho.

Interesante camiseta que me está dando mucho mas juego del que me pensaba porque, como he comentado en otras ocasiones, en el caso de las de manga corta, tiendo a sentirme más a gusto con camisetas de compresión, pero con esta, la verdad es que voy la mar de cómodo así que la estoy usando mucho más de lo que me pensaba.

Pantalones Cortos 2 en 1 Woven 2.0

Para la parte de abajo, un pantalón dos en uno que estoy usando mucho más de lo que me habría imaginado porque no soy especialmente aficionado a este tipo de prendas, más que nada, porque no me suelen quedar bien por mi fisionomía y preferencias personales.

Lo que más me ha llamado la atención de este es que las dos partes son elásticas, algo que no sé si gustará a quienes prefieren que el pantalón exterior vaya más suelto, como si fuera un pantalón corto holgadete.

La malla interior es muy sencilla, con un tacto muy suave que permite usarla sin ropa interior, no llega a ser de compresión, pero tampoco queda demasiado suelta  y, aunque no tiene silicona o similar en el camal, no desliza fácilmente. Como malla suelta no serviría, pero siento la parte interior, cumple perfectamente con su función.

El pantalón exterior es lo que realmente sorprende porque el tejido tiende a grueso y es muy elástico, tanto que casi podría dar para confeccionar una malla. La magia surge al combinar esa elasticidad con el diseño del panelado, ideal para ofrecer libertad de movimiento total sin dejar por ello de ir lo suficientemente ajustado para que no vaya flaneando. Ofrece además un punto de protección contra las inclemencias, sobre todo contra el fresco, sin por ello renunciar a la transpirabilidad necesaria para que no se acumule el sudor si hace calor.

La longitud del lateral del exterior ronda los veintiocho centímetros en talla S por lo que se podría asimilar a un pantalón de once pulgadas, uno de longitud intermedia, vamos. En principio, debería ser una longitud ideal, pero con la elasticidad que tiene, si abres mucho las piernas en algún momento puede acabar algo subido y requerir que lo recoloques para que vuelva a su sitio.

Se me hace algo pesadillo, pero solo al tenerlo en la mano porque puesto no lo noto así y, si eso redunda en una mayor resistencia y durabilidad, bienvenidos sean esos grametes de más. Donde quizá podrían aligerarlo un poco es en la cintura, que me parece un poco más robusta de lo necesario.

Lo que sí me gusta de la cintura es el cordón para ajustarla porque es elástico y robusto aunque, como viene suelto, como no le hagas un nudo, lo mismo al salir de la lavadora te toca pasarte un ratito volviendo a ponerlo en su sitio. Una vez hecho el nudo de seguridad, ya puedes hacer el segundo nudo a la altura que quieras y ceñirlo todo lo que necesites porque, con el punto de elasticidad que tiene, va a quedarte ceñido y todo lo apretado que quieras, pero cediendo lo justo para que no te sientas como si te estuviera cortando por la mitad.

En la parte trasera tiene un bolsillito que, por elasticidad, permite meter más cosas de las que parece siempre que sean capaces de pasar por la abertura de la cremallera de 8’5 centímetros. Es semicircular, pero cede bastante así que se puede forzar un poquito si se quiere porque la tela es robusta, está bien cosido y queda muy bien sujeto entre la malla y el pantalón.

La cremallera es de una calidad excelente con unos remates perfectos, pero el interior no es impermeable así que cuidado con lo que metes dentro, sobre todo, si no le va bien la humedad por ser electrónico, papel o similar. En principio, ideal para meter las llaves, el típico billete o tarjeta de crédito para los “por si acaso” y, si tienes algún reproductor de música, te puede ir genial porque, como te he dicho, queda muy bien sujeto en el interior y no va rebotando.

Ah, que se me olvidaba, brutal el reflectante que atraviesa toda la parte trasera, ya no solo por su capacidad para reflejar la luz, sino porque también ayuda a darle un poco de estructura y mejorar el ajuste de esa zona, sujetar mejor el contenido del bolsillo…

Puede parecer un poco extraño al principio, como pasa con el que tiene la sudadera en la zona dorsal, pero al final se acaba agradeciendo y me parece todo un acierto.

Como he dicho en la introducción, con el tiempo que he tenido para probarlo, no me da para aventurarme a decir nada sobre su durabilidad, pero apostaría a que aguanta muchísimo, al menos, el pantalón exterior. Con la malla interior no me atrevo a decir nada porque tendría que ver qué tal tolera los lavados y cómo le afecta a la perdida de elasticidad que suelen tener ese tipo de tejidos.

Muy grata sorpresa la que me he llevado con este pantalón dos en uno que me da que va a venirse conmigo a muchos de los entrenamientos de invierno en los días en los que salga con una temperatura que me permita salir con pantalón corto, algo que no suele ser extraño en mi campo de batalla actual en las horas en las que hay luz. Sí, lo reconozco, lo de la temperatura lo he escrito para dar un poco de envidia a los que en invierno tienen que salir de largo aunque sean las dos de la tarde, jejeje.

Calcetines Low Cut

Para terminar el conjunto corto para correr de The Running Republic, unos calcetines de los que me gustan mucho: ajustadillos, finitos y sin parafernalias, eficaces y eficientes por encima de todo.

Están disponibles en tres colores que, aunque parecen apagadetes, tienen su punto estiloso a pesar de ser totalmente lisos, sin diseños o colores llamativos como pueden tener otras prendas de la marca.

Están confeccionados con un 64% de poliamida Q-Nova, una fibra de nailon 6,6 ecológica, producida con más del 50% de productos reciclados, un 30% de otra poliamida (no sé bien por qué la separan en dos) y un 6% de elastano que, aunque parezca poco, es más que suficiente para que tengan una elasticidad ideal que les permite mimetizarse con tu pie como una segunda piel.

Para esto, ayuda mucho que no tienen nada de rizado, lo que no es óbice para que el tacto sea muy agradable y haga que no lo eches de menos. Solo engrosan un poquito en la zona de los metatarsos, casi imperceptible así que no lo llegaría a considerar como acolchado.

Son seamless y la única costura es la de los dedos y queda encima de ellos con lo que el riesgo de rozaduras es mínimo. Bueno, también la costurilla del dobladillo de la caña, muy bien rematado, por cierto y que los sujeta a la perfección, evitando que se muevan lo más mínimo al correr.

Estos low cut quedan unos cinco centímetros por encima del maléolo y tapan bien los huecos que quedan alrededor del tendón de aquiles con lo que no entran  ni la arena ni las piedrecillas.

Para reducir aún más el riesgo de roces en esa zona trasera, le han dejado una pequeña lengüetilla que se abre ligeramente pero, que al ser cortita, no se cae como pasa con otros que la tienen más grande. También hay una versión con algo más de caña que veremos en el artículo del conjunto largo para correr (calcetín 3/4 lo denominan ellos).

El tejido es muy finito y elástico, prácticamente igual en todo el calcetín salvo en la zona de los dedos, talón, bajo los metas y en la zona alta del empeine donde se ha trabajado para que sea un poco más transpirable y adaptable.

La sujeción es excelente y, como comenté en la introducción, a pesar de que me quedan un poco grandes porque son una talla mayor a la mía, no me han dado problemas así que, sobresaliente en ese punto. En cuanto a la talla, los considero estándar así que tomad como referencia vuestra talla de calzado y elegid la que os corresponda. Si andáis dudando, elegid la inferior.

Para la durabilidad, me habría gustado darles más caña porque tras los dos primeros usos, he visto que se rozan un poquito más de lo que me esperaba y queda difuminado el texto de la planta del pie aunque diría que es solo algo estético y que probablemente sean unos calcetines con una buena durabilidad.

Por lo que a mí respecta, un acierto total el diseño y enfoque de estos calcetines que me han gustado mucho y una pena que no me vayan bien de talla porque estoy seguro de que los habría usado muchísimo.

Mucha envidia me da vérselos a quien se los he dado, aunque bueno, como sé que los está aprovechando muy mucho, me lo tomo con filosofía porque, en el fondo, sé que están teniendo una buena vida al servicio de un buen corredor.

Rodrigo Borrego (Morath)
Rodrigo Borrego (Morath) es una de las referencias nacionales cuando se habla de pruebas de material deportivo, nutrición, entrenamiento, fisiología, … Ingeniero Informático y deportista vocacional, lleva toda su vida practicando deportes de resistencia: triatlón, trail running, natación, ...

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.