Los Bose SoundSport Free son la primera apuesta de Bose dentro del mundillo de los auriculares deportivos totalmente sin cables y, como no podían ser de otro modo, entran a lo grande, posicionándose con un producto muy solvente y de mucha calidad.

Amén de por la gran calidad de sonido de la que hablaremos más adelante y que prácticamente se presupone en todo producto de Bose, los Bose SoundSport Free destacan por ser 100% wireless, ya que carecen completamente de cables. Es decir, ya no sólo no necesitan cable para conectarse con otros dispositivos, algo que ya hacían los Bose SoundSport o los Bose SoundSport Pulse, sino que tampoco lo necesitan para conectarse entre ellos: son dos unidades totalmente independientes.

Es increíble cómo ha evolucionado el mundo de los auriculares deportivos en los últimos años, pues hemos pasado de apañarnos prácticamente cualquier “cutre auricular” a considerarlo un accesorio casi de primera necesidad al que le exigimos mucho, casi tanto como a unos auriculares clásicos.

Bose SoundSport Free

La evolución en la calidad de los materiales utilizados y el sonido de los auriculares deportivos ha sido tremenda y ha venido motivada por las mejoras en las posibilidades en la conectividad y reproducción de los dispositivos. Pero el empujón definitivo, lo que ha hecho que las marcas se vuelquen con este tipo de accesorio, ha venido con la irrupción del concepto wireless y las posibilidades para convertirlos en un interfaz no sólo de audio, sino también como micrófono para hablar por el teléfono móvil.

Gracias también a las evoluciones de las baterías ya se pueden hacer virguerías como las que hacen los Bose SoundSport Free, producto que hace apenas una década habría parecido casi impensable y, aunque aún queda camino por recorrer a nivel tecnológico – no en estos auriculares sino en general en este mundillo -, para los que son aficionados a escuchar música mientras hacen deporte, este tipo de productos son una delicia y bien merecen la inversión de dinero que suponen respecto a unos “auriculares cualquiera“.

El análisis de los Bose SoundSport Free lo vamos a hacer sobre todo desde la perspectiva de su uso deportivo pero huelga decir que son perfectamente válidos como auriculares para cualquier uso que creamos oportuno y en el que queramos disfrutar de la libertad de no depender de ningún tipo de cable, con las ventajas añadidas de poder utilizarlos como manos libres, no tener que preocuparnos si se mojan, etc.

Los Auriculares Bose SoundSport Free al detalle

Los Bose SoundSport Free se componen de dos unidades individuales, siendo la derecha la maestra y la izquierda la esclava. La derecha es la principal, la “inteligencia” para conectarse con los dispositivos exteriores y capacidades de gestión suficientes como para funcionar de manera totalmente individual, sin necesitar a la izquierda.

Esta posibilidad de utilizar sólo uno de los dos auriculares es, a mi juicio, una de las mayores ventajas que tienen unos 100% wireless frente a los wireless tradicionales (de diadema, cable, etc.) porque ya no tienes que preocuparte de cómo llevar el auricular que no te pones cuando estás practicando determinados deportes (sobre todo de exteriores) en los que es bueno no quedar totalmente aislado del ruido exterior.

Los Bose SoundSport Free no tienen cancelación de ruido pero creo que han conseguido un equilibrio bastante bueno entre aislamiento y permisividad del ruido. Aíslan lo suficiente como para que podamos concentrarnos en lo que suena en ellos pero seguimos teniendo cierta percepción del entorno que nos rodea.

Es cierto que si vamos por zonas muy concurridas o ruidosas puede llegar a pasar mucho ruido pero creo que es necesario dejar ese punto de permisividad, amén de que estamos hablando de unos auriculares deportivos, no de unos auriculares de melómano para ponérselos en casa con música de alta fidelidad en reproducción.

Pesan alrededor de los 9 gramos cada uno, concretamente, 9 y 9,3 gramos el izquierdo y el derecho respectivamente, diferencia insignificante a pesar del diferente rol que tiene cada una de las unidades.

No son nada pesados pero aquí les juega una mala pasada su tamaño y diseño porque son algo grandotes y concentran el tamaño y el peso algo lejos de la oreja. Tienen unas dimensiones máximas aproximadas de unos 24 milímetros de ancho, 29 milímetros de alto y 24 milímetros de grueso y su parte principal está concentrada en una pieza más o menos ovalada que sobresale bastante, con lo que también tiende a engancharse al ponerte o quitarte una camiseta, sudadera o pañuelo.

Bose SoundSport Free - Puestos Lateral

Mover no se mueven, especialmente si has seleccionado adecuadamente la punta que se acopla mejor con tu pabellón auditivo. Con los Bose SoundSport Free vienen tres tamaños de puntas StayHear+ Sport (S, M, L) que, gracias a su diseño y a lo blandita que es su estructura de silicona, se adaptan muy bien, aunque recomiendo probar las tres y dedicarle un tiempo hasta dar con las que enganchan mejor.

Bose SoundSport Free - Almohadillas

Ojo a cómo se colocan porque, al menos las primeras veces, puedes necesitar colocarlas con mimo para que la punta entre en su sitio. En caso de estar dudando entre dos, elegiría la grande de las dos entre las que dudemos porque así engancha mejor o, al menos, esa es la sensación que me ha dado a mí.

Bose SoundSport Free - Colocación Oreja

El proceso para cambiarlas es sencillísimo y rápido de hacer.

Bose SoundSport Free - Camnbio Almohadilla

La silicona es pegajosilla para que no deslice ni estando seca ni mojada, pero eso implica que también tienda a recoger polvillo, con lo que conviene darles un enjuagado de vez en cuando.

El hecho de que sea blandita puede dar sensación de que se va a escapar o salir, pero justo esa movilidad le viene muy bien para adaptarse ligeramente a los movimientos y botes. Si fuera excesivamente rígida posiblemente sería peor porque no se adaptaría a esos movimientos y acabaría cayéndose.

Por sí solos, los Bose SoundSport Free a mí no se me han caído ninguna vez, ni siquiera los días de mucho aire o al hacer ejercicios con movimientos bruscos, aunque sí que he tenido que recolocármelos en marcha bastantes veces cuando he intentado manipular alguno de sus botones.

Hay tres botones en el auricular derecho (más, menos y multifunción) y uno en el izquierdo (conexión bluetooth). Están muy bien rematados e integrados pero su pulsación es algo laboriosa. La pulsación es buena y bastante clara, sin dar lugar a error pero quizá la ubicación del botón y, sobre todo, la fuerza que hay que hacer requiere acostumbrarse y, aun así, alguna que otra vez lo mueves más de la cuenta y te toca recolocarlo.

Bose SoundSport Free - Botones

El botón izquierdo es muy sencillo y sirve para hacer que los Bose SoundSport Free intenten conectarse con el siguiente dispositivo de los siete que pueden tener memorizados. Por defecto se intentan conectar con el último y, si ese no está va probando por sí mismo uno a uno, operación que podemos acelerar gracias a ese botón.

En el auricular derecho: los típicos botones de subir y bajar volumen más el del medio, que sirve “un poco para todo”: pausar o reproducir la música, invocar al Siri o asistente de Google correspondiente, etc.

No tienen botón de encendido / apagado, sino que se apagan automáticamente tras un tiempo de inactividad que podemos configurar desde la App del teléfono y se encienden automáticamente y comienzan el proceso de vinculación cuando los sacamos del estuche, que no sirve sólo para guardarlos sino también para cargarlos.

Bose SoundSport Free - Poniendo Estuche

El estuche no es un simple estuche de almacenaje sino que es una especie de batería portátil que se carga mediante un cable micro USB y que con sus 530 mAh tiene para recargar hasta dos veces los auriculares. La operación es tan sencilla como abrir el estuche pulsando el botón central y depositar las unidades en las cavidades del estuche.

Bose SoundSport Free - Estuche Cerrado

Durante la carga veremos una lucecilla blanca parpadear y, cuando esté completamente cargado el auricular, la luz queda permanentemente encendida. En cualquier momento podemos saber cuánta carga le queda al estuche, simplemente pulsando el botón de apertura y viendo cuántos de los cinco LEDs tiene encendidos. Estos LEDs también se van iluminando progresivamente a medida que el estuche se recarga al conectarlo a la corriente eléctrica.

Los Bose SoundSport Free tienen la posibilidad de realizar una carga rápida que en 15 minutos nos da para utilizarlos alrededor de los 40-45 minutos por lo que, aun en el caso de que los tuviéramos descargados, prácticamente podemos salvar la sesión de entrenamiento teniéndolos en el estuche durante el tiempo que nos preparamos para entrenar.

Si por el contrario hemos sido previsores y los hemos cargado adecuadamente (tarda algo menos de dos horas) podremos disfrutar de casi cinco horas de funcionamiento continuado (a mí me han durado alrededor de las 4h30–4h40). Es decir, si tenemos el kit de estuche y auriculares cargados podemos llegar a disponer de casi 15 horas, un dato muy interesante, la verdad.

Lo que no me gusta es que dentro del estuche los auriculares se recarguen siempre porque es como estar sometiendo continuamente a la batería del estuche y de los auriculares a ciclos de carga y descarga, por lo que sería partidario de ponerle algún tipo de interruptor para que, aunque los metamos dentro, no se realice la carga si no queremos. Por eso también recomiendo siempre no tener los cargadores (en este caso el estuche) siempre conectados a la red eléctrica.

Antes de que te quedes sin batería una locución te avisa unos diez minutillos antes, igual que también te avisa de cuál es el nivel de carga cuando lo sacas del estuche y con qué dispositivo está intentando conectarse. La verdad es que una vez que te acostumbras a disponer de esa locución, sobre todo para el proceso de conexión con los dispositivos, si no la tienes la echas en falta, ya que es un proceso que suele plantear problemas.

En el caso de los Bose SoundSport Free, la conectividad me ha dejado un sabor un tanto agridulce porque con los teléfonos que lo he probado, genial, muy rápido, muy bien… pero con otros dispositivos como el ordenador o relojes no he conseguido que me vaya siempre fino.

Con alguno de los relojes me ha costado algo más de la cuenta, pero el asunto que más quebraderos de cabeza me ha producido ha sido el del ordenador, ya que no siempre he conseguido escuchar por los dos auriculares y, lo peor de todo, si había dos cosas que intentaran reproducir (por ejemplo, la música más algún sonido de alguna página web), a veces se quedaba bloqueado el audio tanto del ordenador como en los auriculares.

¿Problemas de mi configuración o sistema? Ni idea y es posible, pero no descartaría que no fuera el enésimo caso de problema generalizado que se da con este tipo de tecnologías que, al evolucionar y actualizarse tan rápido, por mucho que sean estándares, a veces se queda en la teoría: lo que hoy funciona, dentro de un mes deja de funcionar y pasado otro mes vuelve a funcionar.

Bose SoundSport Free - Pesas

He dejado para el final el tema del sonido, simplemente porque es algo que daba por hecho que iba a ser bueno en estos Bose SoundSport Free pero, aun así, han superado mis expectativas, tanto escuchando música como utilizándolos para hablar por teléfono.

Me desanimó un poco ver que no se les puede personalizar el ecualizador ni nada por el estilo, sino que hay que confiar en el autoajuste que hacen los auriculares por sí solos, encargándose teóricamente de buscar la mejor combinación en función del volumen, sonido, etc. Pero sí que funciona o, al menos, a mí me sirve más que de sobra.

Volumen a tope o bajito, casi en silencio, estilos musicales de todo tipo… como decía en la introducción, no son unos auriculares para melómanos o para disfrutar del placer de la música en alta fidelidad pero, caray, que hablamos de estar haciendo deporte con ellos y escuchando posiblemente música en algún formato con pérdida de calidad así que, sinceramente, no sólo es que vayan sobrados, sino que creo que el audio es francamente bueno.

Ah, no os preocupéis si empieza a llover o si os apetece echaros agua por encima porque están certificados IPX4, lo que implica que aguantan chorros de agua sin problemas. No valen para nadar ni para ducharse con ellos pero mucha agua tiene que estar cayendo para que lleguéis a estropearlos.

Bose SoundSport Free - Corriendo Lluvia

Por último, hago un inciso para hablar de la App Bose Connect que, aunque útil, sinceramente, para los Bose SoundSport Free le he encontrado poca utilidad más allá de para permitir que se actualice el firmware que tienen. Recomiendo encarecidamente que, lo primero que hagáis sea instalarla, conectarlos y actualizarlos.

Bose SoundSport Free - App 2

El resto de funciones que permite pasa por la consulta de manuales e información corporativa, ponerles un nombre, ver los dispositivos conectados, configurar el autoapagado y la posibilidad de encontrarlos, siempre que estén en rango, por supuesto.

Bose SoundSport Free - App 1

Este rango, como el resto de dispositivos bluetooth y también aplicable a la hora de moverte libremente con ellos llega a un máximo de nueve o diez, distancia que sólo se alcanza en condiciones ideales y que se ve muy reducida si hay objetos metálicos o líquidos en medio.

Es una limitación tecnológica, no de estos auriculares y, si bien es cierto que quizá les he notado algo menos de alcance que a otros similares en gama y calidad, gestionan bastante bien el evitar la pérdida total de conexión y la recuperación de la misma cuando vuelves a entrar en su rango de acción.

Conclusiones sobre los Bose SoundSport Free

Interesante propuesta de esta empresa estadounidense que ha desarrollado unos auriculares que cumplen muy bien en todos los campos sin tener fallos garrafales, por lo que bien merecen pertenecer a esta marca de atesorada calidad cuando hablamos de dispositivos de audio.

Bose SoundSport Free - Gama Colores

La calidad de sonido es muy buena, mejor de lo esperado y se aprecia sobre todo cuando estás en entornos silenciosos ya que, si hay mucho ruido exterior, se nota claramente la ausencia de cancelación de ruido, algo que algunos consideramos positivo para no quedar aislados completamente del entorno exterior.

La duración de la batería me ha sorprendido y me parece que es otra de sus grandes bazas, sobre todo teniendo en cuenta la posibilidad de la carga rápida, algo que apreciarán sobre todo los más despistadillos.

Las locuciones que te indican la carga, con qué dispositivo se está intentando emparejar, etc. son geniales y, desde que los he estado usando, cuando tengo algún problema con otro dispositivo suspiro por saber por qué ese cachivache no está conectando y con quién se está pisando.

Como auricular para conversación telefónica también me ha gustado y se puede mantener una conversación sin problemas sin tener que pararte o balbucear apenas el “espera que estoy corriendo, cuelga y te llamo con el teléfono”, que es lo que toca hacer a veces con algunos auriculares.

Las puntas (o almohadillas) se ajustan y adaptan muy bien, no presionan en exceso, no molestan aunque los lleves varias horas, impiden que se caigan y son relativamente fáciles de limpiar y duran bastante.

Bose SoundSport Free - Estirando

No obstante, propondría una modificación en el diseño de la unidad para intentar que quede un poco más cerca de la oreja. Creo que con eso ganarían mucho, no tanto a nivel de apariencia cuando los tienes puestos, que no me preocupa en exceso, sino de cara a evitar que se te enganchen con las camisetas o similares, ya sea al ponerlas o quitarlas. De paso, también le podrían intentar revisar los botones para que fuera más fácil el acceso y pulsación de los mismos.

Podría proponer también una revisión de los protocolos de conexión para que fueran un poco más compatibles y conectaran con mayor facilidad pero, conociendo un poquito de esos temas, me extrañaría que fuera tarea sencilla. Así que, sin saber el detalle de por qué lo han implementado como está hecho, no lo puedo criticar porque no tengo argumentos para defender mi posición más allá del “me gustaría que…”.

El precio oficial de los Bose SoundSport Free es de 199,95 €, pero como siempre digo, con los productos tecnológicos los precios van cambiando bastante. Por ejemplo, en el momento de escribir estas líneas, su precio en Amazon es de 164 €. Quién sabe cuál será el precio dentro de unos meses o incluso días.

Anteriormente en foroatletismo: JVC True Wireless

Bose SoundSport Free

Bose SoundSport Free
8.1

Batería

9/10

    Sujeción

    8/10

      Sonido

      9/10

        Conectividad

        8/10

          Manejabilidad

          8/10

            Lo mejor

            • Calidad del sonido muy buena.
            • Alta duración de la batería.
            • Locuciones que indican carga, conexión, etc.
            • Calidad y materiales, muy buenos, excelentes.
            • Sirven como auriculares y como “manos libres”.

            A mejorar

            • Quedan asomando demasiado hacia fuera de la oreja.
            • Usabilidad de los botones. Cuesta mucho manejarlos.
            • Algunos problemas de conectividad con algunos tipos de dispositivos.
            • Precio.

            2 Comentarios

            1. Justo me pillas pensando en adquirir unos auriculares deportivos y no los conocía. Aparte de estos, que por lo que leo no están nada mal (por el precio, más les vale, la verdad), que otros tendrían en cuenta en la elección.

              No me importa que tengan cable, pero los modelos que están saliendo últimamente, casi todos van vía bluetooth.

              Beats, JVC ,…?

              • hvinie, es un tema muy personal porque, p. ej. yo prefiero cable mondo y lirondo porque suelo salir con un cutre reproductor, no me gusta ir dependiendo de cacharros con bluetooth, hay quien quiere que se escuchen muy bien, quien prefiere que sean ligeros, … para mí sería casi imprescindible un 100% wireless porque voy sólo con un auricular.
                No he probado demasiado así que no te sabría decir con amplia experiencia pero, de lo que he probado, los que más me han gustado para hacer deporte, hasta ahora son los JVC HA-ET90BT (o los HA-ET50BT si vas a salir con los dos puestos porque van con cable).
                Estos Bose se oyen mejor, sin ninguna duda pero, como comento en el artículo, quedan demasiado fuera de la oreja y se enganchan con relativa facilidad.
                No obstante, como te digo, es entre lo que he probado, que no es ni el 20% de lo que hay en el mercado.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@foroatletismo.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.