Adel Mechaal estará en la final mundial de los 3.000 metros lisos en Birmingham, y estará luchando por el escalón más alto del pódium. El de Palamòs ha sido tercero en una semifinal rapidísima, controlando la carrera en todo momento y finalizando con 7:43.83 minutos, claudicando en los metros finales sólo ante los grandes favoritos en la última recta y con el puesto de finalista asegurado.

En la final, ha dicho después, intentará “pelear por el oro”. Campeón de Europa de la distancia hace un año y cuarto del mundo de 1.500 metros, Adel Mechaal es uno de los corredores más peligrosos de la final: “Las sensaciones ha sido muy buenas”, ha dicho en zona mixta, explicando que ha entrenado mucho el sprint final para poder hacer frente tanto a una final rápida como a una final lenta. Algunos de los grandes favoritos se han quedado por el camino: el marroquí Iguider no ha competido, participando sólo en los 1.500 metros lisos.

Adel Mechaal ha entrado en la final del mundial en 3.000 metros
El catalán Adel Mechaal minutos antes de su semifinal | Alberto Pozas

Óscar Husillos también ha pasado de ronda de forma brillante en los 400 metros, controlando la prueba y resistiendo los empujones del resto de corredores para coger la calle libre. “Ha sido un momento un poco tenso, pero he sabido meterme perfectamente para coger la calle uno”, ha dicho el doble plusmarquista nacional después de ganar su serie con 46.51 segundos doblegando una vez más a Pavel Maslak, gran favorito a medalla. Ha sabido imponerse en la lucha por la calle libre, ha frenado al resto de atletas y eso le ha permitido “controlar, me he encontrado muy bien en carrera”. El ‘Expreso de Astudillo‘ buscará esta tarde garantizarse un puesto en la final.

Búa, también a la final

“La última recta es tan corta que no te da tiempo a maniobrar”. Menos agotado que otras veces, el toledano Lucas Búa ha intentado desplegar su estrategia habitual de dejar que los puñales vuelen en la cabeza de la prueba y después atacar al final, pero se ha encontrado con una pista de poca recta y mucha curva. Un último empujón le ha llevado a adelantar al dominicano Juander Santos y meterse en semifinales. “He salido rápido, he visto que no les cogía y he dicho, espero aquí a ver si hay lío“, reconociendo que “me han faltado unos pocos metros para quedar segundo” de su serie clasificatoria. “La pista es rápida, pero la calle uno es destrucción“, ha sentenciado la andaluza Laura Bueno después de ser última de su serie clasificatoria de esta prueba.

Hasta el momento, la mejor actuación del toledano en un mundial indoor fue quedarse en las series clasificatorias en Portland (2016). Se trata, además, de la primera vez desde hace casi dos décadas en que la selección española tiene dos atletas en las semifinales de 400 metros: la última vez corrió a cargo de Juan Vicente Trull y David Canal en Maebashi en 1.999.

Búa ha sido tercero de su serie clasificatoria
El toledano poco antes de empezar su serie clasificatoria

La prueba de 400 metros lisos se pone de cara para los intereses de Óscar Husillos: los jueces han decidido descalificar a toda la tercera serie, en la cual ha corrido entre otros el granadino Bralon Taplin, uno de los favoritos a medalla al tener la mejor marca de los inscritos, y al costarricense Nery Brenes, campeón mundial de 2012. El motivo de la descalificación ha sido invadir la calle del contrario, según el reglamento IAAF.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.