• Óscar Husillos bate su récord de España de 400 metros (45,66s) en una lección de pragmatismo ante el inalcanzable Karlsten Warholm, que iguala el récord de Europa.
  • Álvaro De Arriba, Mariano García y Esther Guerrero se cuelan con solvencia entre los elegidos para pelear por las medallas en los 800 medallas.
  • Jorge Ureña se repone de una mala longitud y aún sueña con el oro en el heptatlón

Un año después, el expreso de Astudillo vuelve a echar humo. Y esta vez nadie podrá disiparlo cuando frene. Y, por fin, la medalla en el cuello. No es un oro mundial, es una plata europea, pero era el máximo posible este sábado en Glasgow.

Óscar Husillos, palentino de 25 años, es el nuevo subcampeón de Europa de 400 metros en pista cubierta con una máxima presente: si no puedes ganar, no desdeñes la posibilidad de estrenar el gran palmarés y, de paso, cicatrizar por fin las heridas de Birmingham.

Una medalla conseguida desde el cálculo y la cabeza, primero para conseguir, otra vez más, llegar excelso al momento clave de la temporada y además retrasada por unas molestias. Después, para saber leer la carrera y ser consciente de que ese noruego tan blanco y tan loco que responde al nombre de Karsten Warholm e interpreta el grito de Munch después de ganar el Mundial de 400 metros vallas, que sube una foto a Instagram fingiendo que tortura a su entrenador para que le deje ir a Glasgow, es tan insensato como parece y sale siempre a morir desde el metro cero. Es su táctica y no la abandona, da igual las veces que Abderraman Samba le derrote en la Diamond League.

Tampoco lo haría en su primera final en pista cubierta, más una diversión que un objetivo para él. “Era la estrategia perfecta, no había otra, si no me habría costado muchísimo aguantar”, reflexiona Husillos en zona mixta ante la cámara de la RFEA, sobre su sensatez al renunciar a tomar en cabeza la calle libre, el nudo gordiano de los 400m indoor.

Porque Warholm no decepciona y pasa en 21,3s, y aun así Husillos, tan fuerte, parece que tiene que frenarse ligeramente para que el nórdico se ponga en cabeza sin choques. Ahora toca seguir su espalda en una carrera que ya sólo es de dos. Y esperar a que lo pague, algo que durante unos momentos parece posible, pero se acaba esfumando y Warholm vuela tanto como para igualar el récord de Europa de Thomas Schonlebe de 1998, ese 45,05s, ese mismo que Husillos tuvo en su mano durante cinco minutos hace un año.

Si el palentino fuera el de entonces y no una versión un poco menor, como lleva advirtiendo desde hace semanas, entonces habría podido ser tan impetuoso, ponerse en cabeza y soñar, pero Husillos es sensato, pragmático… y otra vez rápido.

En la persecución rebaja en tres centésimas su récord de España de hace exactamente un año, el de las semifinales previas al gran y maldito día (45,66s). Tony van Diepen, la sorpresa de la prueba, también bate el de Países Bajos (46,13s), pero ni sueña con alcanzarle. Tampoco Lucas Búa, perjudicado por el dolor en el pie de la semifinal y por la calle 1, incapaz de escapar de la 6ª posición (46,92s), feliz por su amigo con el que el domingo buscará medalla en el relevo junto a Manuel Guijarro y Arnau Erta.

Ureña duerme 3ª en heptatlón

Husillos se saca la espina, así lo dice, y da la primera medalla del Europeo de Glasgow a España, la primera de varias si atendemos a la tarde del sábado, un carrusel de emociones para Jorge Ureña, el combinero de Onil nacido para la pista cubierta, que empieza fuerte en los 60 metros (6,96s), pero encalla en la longitud, uno de sus fuertes, y, a la tercera, sin pisar tabla, vuela hasta los 7,39 metros para salvar los muebles, 5º a la hora de comer.

La inquietud se agranda por la tarde en el peso, dos nulos, otra vez el fantasma de la triple X, como el disco de Amsterdam 2016 y la pértiga de Berlín 2018, al que mata agarrándose al suelo en el tercero, y disparando la bola hasta 14,68 metros, marca personal en la prueba que más ha mejorado este invierno.

Ureña resopla y empieza a escalar en la altura hasta 2,07m y buenos intentos sobre 2,10m, su techo, mientras el británico Duckworth llega seis centímetros más arriba para mantenerse líder 90 puntos por delante antes del domingo, donde Ureña tiene que hacer valer su superioridad en vallas y 1.000 metros para ganar.

El sueco Samuelsson, aún 2º por delante del alicantino, no debería ser un problema. Y su récord de España, del que duerme solo tres puntos por debajo, está al alcance.

Brillantes ochocentistas

Motivos para soñar tiene también Álvaro de Arriba después de una lección magistral de cómo dominar su semifinal de 800 metros, pasando a la cabeza cuando observa desde atrás un ritmo lento y peligroso para sus intereses, controlando en cabeza los acelerones de Bube y Tuka, mirando atrás, frenando y ganando (1:50.13). “Estoy muy bien de forma y cabeza y si me pongo en cabeza va a ser muy difícil adelantarme”, predice el salmantino, al que para dificultar su único objetivo, el oro, le han colocado por la misma calle de salida en una final que será extraordinariamente de siete al irlandés Mark English, recalificado tras una caída.

Entre esos siete estará Mariano García, la perla murciana de 21 años, tan sorprendido y tan nuevo de repente en la élite que saca la lengua al verse en TVE y apenas conoce a los rivales. Corre sin la planificación cerebral de De Arriba pero con la intuición de los elegidos.

Sale atrás, se va hasta la calle tres para no encerrarse, coge la espalda de Kramer, la referencia de la serie, y cuando el francés le corta el ritmo, recalcula la ruta, se agarra al tercer puesto, “calma, calma, que la última recta se puede hacer larga”, y las ganas de apretar hasta el final derrotan a su cabeza para, sin quererlo, ganar la serie (1:48.84). “No creo que mañana consiga la medalla, pero voy a luchar por ella a muerte”, promete en Teledeporte.

García no ahorra fuerzas en semis para mañana. Tampoco Esther Guerrero, o eso transmite su forma de correr, siempre tan agónica que pareciera que en cualquier momento su aventura en cabeza que comienza al paso por los 200m, tras una primera vuelta encerrada, no va a acabar con ella claramente victoriosa (2:02.44), llevando a sus rivales a su terreno, la carrera rápida, y eliminando de paso a la suiza Buchel, acaso la rival más peligrosa en un combate por las medallas a la que la catalana acude con unos excelentes guantes.

Allí no le acompañará Zoya Naumov, que le grita y le anima a ganar, pero después paga en su semifinal la bisoñez de su primer gran campeonato, siempre por la cuerda, siempre encerrada, ya sin recursos para salir de la 5ª plaza (2:04.50). Y rápido se da cuenta en TVE: “Me falta experiencia, no he elegido la táctica adecuada, pero he aprendido más que ayer, cuando entré en semifinales”, explica.

Ortega, a semis relajado

También chocaron con las semifinales de los 60 metros el joven Sergio López (6,76s en series, 6,71s en la semifinal) y la más veterana Estela García (7,40s y 7,46s), negada con la salida, tan importante en la velocidad en pista cubierta; como casi todos los españoles que caen a la primera ronda, veáse Aitor Ekobo (6,81s), Daniel Ambrós (6,99s) o las chicas Jaël Bestué (7,41s) y Paula Sevilla (7,44s).

En la mañana de Glasgow cayeron también Maialen Axpe en pértiga (4,25m) y Fátima Diame en longitud (6.46m), Caridad Jérez, aún medio enferma pero empeñada en correr los 60 metros vallas (6,38s) y Yidiel Contreras, potencial finalista pero temeroso de su mala reacción en los tacos. El vallista de origen cubano se precipitó y fue descalificado.

Más sangre fría demostraron el adolescente Enrique Llopis, que se coló en las semifinales y no acabó satisfecho (7,85s), y por supuesto, Orlando Ortega, que demostró su favoritismo este domingo liderando las series sin forzar la máquina (7,61s).

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@foroatletismo.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.