• La gallega Ana Peleteiro acaba con el récord de España de la prueba, 14,73 metros, y se cuelga el oro en el Europeo de Glasgow tras tres semanas con molestias y dudas
  • Eusebio Cáceres se queda a la puerta de otro podio de longitud con 7,98m pero promete un gran verano si las lesiones le respetan
  • Jorge Ureña acaricia el oro en el heptatlón

Ana Peleteiro, gallega de 23 años, grita, aplaude con las manos en alto para pedir apoyo, vuelve a gritarse a sí misma y vuela, con tres zancadas largas y elegantes y no se ahorra ninguna emoción ya caída en la arena. Es una bestia competitiva en el triple salto y lo vuelve a demostrar en Glasgow.

Tras los dos bronces del año pasado, de nivel mundial bajo techo y europeo al aire libre, en el Euroindoor de Glasgow llegó su primer oro y un salto de calidad, el que va de rondar el año pasado los 14,50 metros a batir el récord de España de Carlota Castrejana, 14,73 m.

Desde que empezó a entrenar con la leyenda de la longitud Iván Pedroso en Guadalajara y se quitó hace un año en Birmingham todos los fantasmas, los cambios de residencia y de técnico, los años de dudas en el paso de su dorada adolescencia a su madurez, ya nadie le baja del podio. “Solo pienso en mí, y las demás que se maten”, resume ante las cámaras de Teledeporte, todavía emocionada porque el camino a este oro ha sido especialmente pedregoso.

La saltadora de Riveiro se hizo daño en el tobillo el pasado 8 de febrero en el Meeting de Madrid y, aunque al día siguiente, tan pronto como fue al médico, tranquilizó a sus seguidores de Instagram, la realidad no ha sido tan amable. “Hasta el martes no he dado un primer triple salto, Pedroso se tiraba de los pelos porque no sabíamos cómo entrenar. He tenido pesadillas muy frustrantes. Hasta en el calentamiento tenía dudas. Estar aquí ha sido un premio a no rendirse”.

Por eso los gritos, las palmadas, la sobreexcitación. Era una forma de exorcizar sus propias dudas, no despejadas en una modesta calificación el viernes. Y, para empezar, dos nulos, el segundo larguísimo, pero la nada en el marcador mientras la final se empezaba pintando carísima.

La griega Paraksevi Papahristou, 14,50 metros; la veterana ucraniana Olha Saladukha, 14,47 m; la portuguesa Patricia Mamona, 14,43 m. “Ya sabía que 14,50 metros no iban a valer”, explica Peleteiro. Y de los nulos, la rabia, la fiereza que sale en el mejor momento: 14,56 m en el tercero para ponerse en cabeza, 14,73 m en el cuarto. El récord, el salto más largo de Europa este año, un brinco de élite mundial, también trasladado al aire libre.

El huracán Peleteiro ahogó la final y paralizó a sus rivales. Saltaban y saltaban y no alcanzaban en la arena las líneas con los colores de las medallas que sobreimpresiona la televisión. Todas se quedaron con sus primeros saltos, mientras Peleteiro, con lágrimas en los ojos, vibrante, emocionada, ya descentrada, marcaba otros dos nulos, con el récord de España que el atletismo español le pedía ya conseguido. “Me preguntaban por él y yo decía que si llega, llegaría el día que menos me lo espere, el día que, como hoy, venga con dudas. Pero espero que sea un récord más largo”, prometió para el verano. “Estoy más feliz que una perdiz”.

Ana Peleteiro

Cáceres arriesga y roza el podio

No era felicidad sino satisfacción lo que sintió el otro talentazo de los saltos horizontales españoles, Eusebio Cáceres, al que su frágil cuerpo, siempre entre molestias y lesiones, no le ha permitido el asentamiento en la élite de Peleteiro.

Tras ese permanente calvario, hasta valora que la historia se repita. Otra vez 4º, a cinco centímetros de su primera gran medalla. En una final tan barata, otra oportunidad perdida más, tantas que ya se pierden en la memoria.

Hacía tanto tiempo que no podía competir a muerte como me gusta, sin que me doliera nada, que no estoy decepcionado. Esto es lo normal, he perdido tantos entrenamientos que no me acordaba de saltar, y por eso me siento tan bien por haber acabado la competición”, explicó a TVE. El saltamontes de Onil salió al todo o nada: cuatro nulos de riesgo, el salto de 7,98 metros que durante unos segundos le colocó en el podio, y otro nulo largo al final.

Y mientras el griego Miltiadis Tentoglou, el favorito, volaba a por la mejor marca mundial del año y el oro, 8,38 metros; el sueco Thobhias Nilsson Montler mejoraba su registro en 8,17 m y el serbio Strahinja Jovancevic batía el récord nacional echándole del podio, 8,03 m, Cáceres pensaba y deseaba que se acabara ya su tortura, que goce de un año sin lesiones, porque sabe que entonces estará con ellos y acabará por fin en el cajón que se resiste a su talento. “Tengo intención de sacar medalla”, prometió.

Mañana soñada para Ureña

Mientras Cáceres cruzaba los dedos, su paisano Jorge Ureña era incapaz de disimular la sonrisa en una mañana perfecta. Repitió su marca personal de Antequera en los 60 metros vallas, 7,78s pese a tantos obstáculos tocados, y tomó el liderato del heptatlón que previsiblemente perdería en la pértiga.

No fue así. El combinero cumplió con los 5 metros, muy cerca de su techo. Tocó el listón al tercer intento pero no cayó. Y el británico Tim Duckworth, que le podía arrebatar la cabeza porque es superior en la prueba, también falló en 5,10 metros y el alicantino se va a comer con seis puntos de ventaja sobre el atleta local, bastante más lento en la prueba final de los 1.000 metros.

Ureña tiene el oro a tiro y su propio récord de España detrás de una marca: 2:42 en el kilómetro, accesible para él.

El relax de Ortega

La tarde promete emociones fuertes también con Orlando Ortega, al que las semifinales de 60 metros vallas le resultaron un tranquilo trámite (7,57s) hacia la final de esta tarde, donde no estará Enrique Llopis, un sub-20 que se lleva una gran experiencia, aunque no se va contento, 7º en su semifinal con 7,87s.

La final de peso femenino cerró la mañana con tres mujeres por encima de los 19 metros. La búlgara Radoslava Mavrodieva arrebató el oro (19,12 m) por un centímetro a la alemana Cristina Schwanitz, y por 12 a la húngara Anita Marton.

La tarde promete espectáculo. No se la pierdan.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@foroatletismo.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.