226ERS ha incorporado recientemente a su extensa gama de geles energéticos dos nuevos que podríamos considerar como geles avanzados, no solo por el hecho de que estén basados en la ciclodextrina, hidrato de carbono de última generación, sino también porque son una auténtica bomba de energía ya que cada uno de los 226ERS High Energy Gel de 60 mililitros nos aporta nada menos que 200 kcal.

La otra novedad es el 226ERS Isotonic Gel que, además de utilizar como fuente principal la ciclodextrina en vez de la mezcla de glucosa y fructosa que encontramos en los 226ERS Bio Energy Gel, se presenta, como podéis imaginar por su nombre, en formato isotónico lo que implica que se puede tomar a pelo, sin necesidad de tomarlo junto con agua como es habitual con este tipo de productos.

El desarrollo de estos dos nuevos geles es fruto en gran medida del trabajo conjunto de esta conocidísima empresa alicantina especializada en nutrición deportiva y el Movistar Team de ciclismo al que ha estado patrocinando durante este peculiar 2020 coronavírico.

Asumo que también ha colaborado mucha más gente, de todo tipo de perfiles y deportes, tanto de la propia 226ERS como de fuera de ella pero, el hecho de que los 226ERS High Energy Gel & Isotonic Gel hayan sido capaces de ganarse el favor de un equipo de ciclismo de primerísimo nivel y que hayan sido adoptados por ellos como sus geles de referencia para los entrenamientos y competiciones, me parece un dato más que suficiente como para que huelgue decir que bien se merecen que les prestemos un poco de atención.

Obviamente, el hecho de tomar estos geles energéticos no nos va a hacer dar pedales con la potencia que mueven ellos, ni vamos a ser capaces de correr como Kipchoge cuando bajó de dos horas en maratón pero, como decía en el párrafo anterior, si somos de los que gustan de exprimir al máximo el organismo, no está de más echarles un vistazo y tenerlos en el radar.

Por cierto, aunque me haya referido a los 226ERS High Energy Gel & Isotonic Gel como ‘geles avanzados’, eso no quiere decir que sean ni mejores ni peores que los 226ERS Bio Energy Gel ya que esa consideración depende, en última instancia, de nuestras necesidades nutricionales y de la estrategia que queramos seguir.

De hecho, podría darse el caso de que ni siquiera los geles fueran nuestra mejor opción y que se adecuaran mejor a nuestras necesidades unas barritas energéticas tipo gominola como las 226ERS Vegan Gummy Bar, una bebida energética como la 226ERS SUB9 Energy Drink o incluso una combinación de barritas con una bebida de sales como la 226ERS Isotonic Drink o…

Así podríamos seguir durante horas porque hay un millón de posibilidades o más, así que volvamos a centrar el foco en los verdaderos protagonistas de este artículo.

Los 226ERS High Energy Gel al detalle

La magia o gracia que tienen estos dos geles es la ciclodextrina, dextrina cíclica o cluster dextrina, como prefiráis llamarla, una de las últimas «modas» en los hidratos de carbono y que en apenas nada ha pasado de sonar prácticamente a nutriente del futuro a estar presente en muchos de los suplementos que usamos hoy en día.

Se obtiene a partir de la degradación enzimática del almidón, con el que comparte ciertas características, por lo que podríamos decir que es familia cercana de la amilopectina y su gracia reside en que es capaz de ofrecer a la vez un gran peso molecular y un rápido vaciamiento gástrico (mayor que el de la amilopectina), por lo que genera menores picos de insulina y logra que la energía se libere de manera aún más gradual.

Gracias a todo esto, su alta solubilidad y baja osmolaridad, además de conseguir que ese alto aporte energético sea prolongado, reduce el riesgo teórico de sufrir problemas gastrointestinales.

Pero, ojo, no olvidemos que esto tiene una limitación física porque, al final, lo que llega finalmente a la caldera es lo que somos capaces de asimilar así que, igual que entrenamos el tema muscular, hay que entrenar el tema gástrico ya que no es fácil tener un organismo capaz de asimilar las cantidades de hidratos de carbono máximas que se podrían llegar a asimilar en condiciones ideales con los 226ERS High Energy Gel.

Es decir, aunque te metas 100 gramos de hidratos de carbono por hora con dos geles de estos vas a poder disponer de todas esa energía pero, al menos, sería factible desde un punto de vista fisiológico. Lo que no sería factible, ni aunque fueras un superdotado, es que pudieras asimilarlos tomando solo glucosa, fructosa o alguno de los geles típicos que combinan fructosa y glucosa. Justo ahí reside la gracia de los 226ERS High Energy Gel, que permiten aumentar el límite teórico máximo de energía que se puede asimilar con otros geles.

Dicho esto, en cada envase de 76 gramos (60 mililitros) hay una mini bomba de 200 kcal que provienen de 50 gramos de hidratos de carbono con una mezcla de ciclodextrina, maltodextrina, glucosa y sacarosa en proporción 1:1 de carbohidratos complejos y simples.

Las grasas, proteínas y fibras son despreciables y únicamente habría que considerar aparte unos 40 miligramos de sodio, cantidad que sirve más de apoyo a los procesos metabólicos que a una suplementación de sales como tal.

Es decir, sería necesario trabajar por otro lado también la reposición de iones mediante algún tipo de bebida o pastillas de sales como las 226ERS Salts Electrolytes.

Los 226ERS High Energy Gel se comercializan en tres sabores, teniendo el de limón como base con lo que he descrito en el párrafo anterior, teniendo la posibilidad de disponer de un plus de 160 miligramos de cafeína en el de cereza o un gramo de aminoácidos ramificados (BCAAs) en proporción 8:1:1 de l-leucina : l-isoleucina : l-valina (800, 100 y 100 miligramos respectivamente) en el de grosella negra.

Como os podéis imaginar, para albergar 76 gramos de producto, el tamaño tiene que ser considerable pero, a pesar de sus 130 x 40 x 15x milímetros no se manejan nada mal y se pueden llevar con facilidad en bolsillos, mochilas o cinturones.

De hecho, a veces se sujetan mejor cuando son grandecitos como estos, sobre todo en los cinturones portadorsal con bucles elásticos.

Están pensados para tomarse de una sola tacada así que que, mordisco al tapón o tirón con una de las manos mientras los sujetas con la otra mano, apretujón para que pase y para dentro, de trago. Ojo, ni se os ocurra tirar las pestañita que hace de tapón, guardadla junto con el envase para tirarlo en alguna papelera o contenedor como infiero que ibais a hacer con el envase.

¿Cuándo y cómo tomarlos? Imposible responder a esa pregunta porque no hay una respuesta universal sino que depende de las mil combinaciones posibles entre los mil factores que pueden entrar en juego.

No obstante, como recomendación muy generalísimamente general, creo que podríamos tomar la de un 226ERS High Energy Gel cada hora, o cada 45 minutos como mucho, combinando su toma con otro aporte que hagamos mediante otros geles menos potente y bebidas energéticas para movernos en el rango de los 60-90 gramos de hidratos de carbono por hora más las pertinentes cantidades de sales y líquido, que también hay que tenerlas en cuenta.

No he podido aún probarlos tanto como me habría gustado pero, hasta donde he llegado a tantearlos, me quedaría con algo así como:

  • Para actividades de más de dos horas: tomaría un 226ERS High Energy Gel en las horas pares y en las impares haría lo de tomar otros geles y bebidas energéticas dejando el aporte de sales para hacerlo aparte con cápsulas de sales o alguna bebida con sales pero poca carga energética como la 226ERS Isotonic Drink.
  • Para actividades de menos de dos horas me cuesta verlos como necesarios salvo que quieras tomar un poco de gel, medio máximo, aunque aquí quizá optaría mejor por el 226ERS Isotonic Gel que vamos a ver justo a continuación ya que, probablemente, iremos a ritmos mayores y no necesitaremos tanta carga energética como la que contienen los 226ERS High Energy Gel.

Los 226ERS Isotonic Gel al detalle

Como podéis imaginar con el nombre que tienen, los 226ERS Isotonic Gel están pensados para tomarlos a pelo, sin necesidad de acompañarlos con agua lo que muchas veces puede suponer una gran ventaja además de compensar el posible aumento de peso y espacio que suponen respecto a unos geles estándar.

Se ofrece, al menos de momento, solo en sabor lima, el envase es análogo al de los 226ERS High Energy Gel, de unos 130 x 40 x 15x milímetros y también contienen en su interior 60 mililitros, que en este caso equivalen a 68 gramos y nos aportan unas 89 kcal que provienen de 22 gramos de HC de los que solo 1’4 gramos son azúcares.

En el cóctel de carbohidratos figuran la ciclodextrina, maltodextrina, almidón de arroz y fructosa, el principal es la ciclo dextrina. Se ha endulzado con Stevia y la cantidad de sodio es muy bajita, de tan solo 12 miligramos.

En este caso estamos ante un gel energético multiusos y multipropósito, de esos que debemos tener como fondo de armario porque nos vale prácticamente para cualquier situación y, como encima es isotónico, podemos tirar de él incluso en momentos de apuro, cuando no tenemos agua o cuando no podemos tomarla porque tenemos el estómago un tanto regulero.

Por eso me parece una opción muy interesante para llevar en las competiciones de larga distancia ya que es en esas situaciones cuando puede hacerse necesario tirar de un gel de este tipo que nos puede salvar de saltarnos un avituallamiento con el riesgo que puede suponer de cara a pillar una pájara.

También me parece muy interesante para maratón porque así lo podemos tomar cuando nos plazca, sin necesidad de tener que cuadrar la toma del mismo con el avituallamiento, algo que no siempre es posible si queremos ceñirnos a nuestra estrategia nutricional.

A mí eso me pasa más bien en pruebas de entre hora y media y dos horas porque me gusta meter un gelecillo alrededor de la hora y cuarto y no siempre consigo hacerlo coincidir bien con la disponibilidad de agua y, como la prueba es relativamente corta, mover el momento del gel diez minutos arriba o abajo hace que ya no tenga tanto sentido pero, gracias a un gel como el 226ERS Isotonic Gel, ya se podría tomar exactamente cuando uno quiera.

Así que, ya sabéis, con los 226ERS High Energy Gel & Isotonic Gel tenéis dos nuevas opciones de cara a completar vuestro kit nutricional pero, como digo siempre, por muy geniales que puedan ser sobre el papel o en la teoría, probadlos bien primero y mirad a ver qué tal os van porque lo que al final cuenta es cómo os sientan a vosotros y cómo encajan en vuestras estrategias nutricionales.

Ahora, si os sientan bien, pues como os hemos ido comentando a lo largo de este artículo, tanto el uno como los otros son, como se suele decir, canela en rama, o eso piensan los del Movistar Team.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.