Ya han pasado unos meses de la presentación de esta pareja de gadgets lanzada por New Balance, a la que pudimos asistir y daros cuenta de las primeras impresiones.

Ahora os traemos un análisis más en detalle de las funcionalidades deportivas de esta propuesta de Smartwatch deportivo de New Balance. Junto al reloj, también hemos podido probar los auriculares bluetooth de la prestigiosa marca Jabra, los Pace IQ que acompañan el pack.

A continuación os mostramos todos los detalles del análisis realizado.

New Balance RunIQ

Smartwatch New Balance RunIQ: Guía de inicio rápido

Una de las cosas que he echado de menos a nivel de soporte en este reloj ha sido la ausencia de documentación en español. A excepción del minimanual que nos proporciona en la caja, no encontraremos mucho más contenido en nuestra lengua. Está claro que el inglés es internacional pero quizá este punto sería interesante mejorarlo.

New Balance RunIQ

Cada vez es más común la brevedad de los manuales impresos ofrecidos por el fabricante que, por otra parte, tiene sentido dado el poco uso que se le dan ya que todos vamos a pulsar en el ‘ON’ y trastear el aparato antes de leer una sola línea. Y es por ahí por donde tenemos que empezar, pulsando en el botón central durante unos segundos hasta que inicia el reloj.

Al iniciar el reloj, automáticamente nos instará a conectarlo para cargar aunque el dispositivo disponga de la batería suficiente. Podemos completar la carga o pasar al paso siguiente.

Necesitarás tener instaladas las siguientes aplicaciones en tu móvil: para poder disfrutar del dispositivo:

Android Wear. Imprescindible para emparejar tu móvil con tu dispositivo y poder configurarlo desde el mismo.

MyNB. Necesario para conectar RUNIQ con Strava y realizar algunas customizaciones, sobretodo estéticas sobre el reloj.

STRAVA. Necesario para poder visualizar tus entrenamientos y poderlos compartir con la comunidad Strava.

Esta parte es tediosa ya que, si no dispones de cuenta en los diferentes apartados, tendrás que crearla, además de descargar las diferentes aplicaciones e instalarlas en tu móvil. Veo un poco excesivo el hecho de tener que disponer de tres aplicaciones para hacer funcionar al reloj al 100% (sin contar con Google Music). Siendo, en la medida de lo posible, muy interesante buscar una APP principal que controlase todo y diese permisos al resto. De la misma manera se crea cierta disgregación a la hora de saber qué aplicación es la que tengo que utilizar para hacer una cosa u otra.

Tras instalar y configurar estas tres APPs, nos dispondremos a emparejar el reloj con nuestro móvil. El mismo reloj nos irá dando todas las indicaciones necesarias para vincularlo a nuestro dispositivo. Avanzaremos desplazando la pantalla hacia la izquierda. Seleccionando idioma > OK a la politica de privacidad > Indicándonos que descarguemos Android Wear > Nos dará un código asignado a nuestro reloj.

En este punto tendremos que iniciar nuestro Android Wear y seleccionar el dispositivo que nos muestra para emparejarlo.

> Importante: Recordad tener el bluetooth conectado.

Ahora ya tenemos nuestro reloj y móvil emparejados para poder configurar las opciones disponibles en Android Wear. El siguiente paso será enlazar nuestra cuenta de STRAVA con nuestro reloj mediante MyNB.

Para ello, accederemos a la aplicación, seleccionaremos el apartado dedicado a STRAVA y añadiremos nuestra cuenta concediendo los permisos necesarios. Es imprescindible tener una cuenta de STRAVA para poder visualizar los resultados de tus entrenamientos.

A priori, con una cuenta standard sería suficiente. Solo en el caso de utilizar los auriculares PACEIQ necesitarás la cuenta Premium para tener los datos “en directo” de tu carrera al pulsar el botón de ‘SPORT’ de los mismos auriculares.

Ya queda menos para poder empezar a utilizar nuestro reloj, ahora tan solo tendremos que pulsar sobre el icono del corredor o en el botón superior para iniciar el ejercicio. Tendremos que aceptar varios permisos con respecto al GPS, la ubicación y los sensores HR. Muy importante que este paso se cumplimente de manera correcta para el funcionamiento del reloj.

Siempre podrás consultarlo o modificarlo en el apartado de Ajustes > Permisos. Activando tanto en RUNIQ como en Strava la Ubicación y los Sensores.

Ahora sí, ya puedes empezar a disfrutar de la carrera.

New Balance RunIQ

En carrera

Será el reloj el que nos indicará, a través de un pequeño tutorial, cuáles son las pantallas que disponemos y cómo movernos a través de ellas.

New Balance RunIQAntes de empezar con el ejercicio en cuestión, el reloj necesitará detectar correctamente el GPS, nos lo indicará cuando el aro gris parpadeante que recorre la esfera se transforme en verde.

En este momento, el reloj tiene la señal correcta para realizar la medición. Previamente al inicio, podremos definir qué tipo de ejercicio vamos a realizar, eligiendo entre “running o ciclismo”, lo que se queda bastante lejos de la variedad deportiva que ofrecen otros smartwatchs del mercado. De la misma manera, podremos activar el autopause (en carrera o entrenamiento) y la unidad métrica predefinida (Métrica o Imperial).

Una vez tenemos la configuración correcta, iniciamos el ejercicio pulsando en “Empezar” sobre la pantalla o en el botón superior. Aparecerá entonces el display de carrera compuesto por 5 secciones o pantallas a las que podremos dirigirnos utilizando la pantalla táctil del reloj.

  • PANTALLA 1: la primera pantalla nos dará los datos de distancia recorrida, tiempo y ritmo medio.

New Balance RunIQ

  • PANTALLA 2: BMP o ritmo cardíaco en tiempo real, indicándonos en una escala de datos colocada abajo el nivel de intensidad al que estamos corriendo según la escala de datos que almacena STRAVA en cuanto a los umbrales cardíacos se refiere.

New Balance RunIQ

  • PANTALLA 3: Cadencia.

New Balance RunIQ

  • PANTALLA 4: Función LAP o vuelta en donde nos indica el tiempo que llevamos, la distancia y el ritmo medio en ese intervalo.

New Balance RunIQ

  • PANTALLA 5: La pantalla 5 la accionamos pulsando en el icono de “Música” y desplazándolo hacia abajo. Accederemos a la sección para poder controlar la reproducción de música almacenada en nuestro reloj o que esté sonando en ese momento en nuestros móvil (en el caso en el que corramos con él, evidentemente). Podremos ver el título de la canción, avanzar, retroceder o aumentar y disminuir el volumen.

Podemos sincronizar las canciones almacenadas en nuestro móvil con nuestro reloj, de manera que sea autónomo y pueda reproducir su propia selección musical. Para ello, utilizaremos Google Play Musica, solo compatible con sistema Android.

El reloj controlará la reproducción de música del móvil también operativo con Spotify. Eso sí, de manera remota, siendo necesario tener conexión con el teléfono.

Impresiones de uso

A nivel formal y ergonómico, el funcionamiento del reloj es bueno, la pantalla es suficientemente grande y la visualización es correcta a excepción de situaciones con mucha luz, donde el contraste sufre demasiado y no se ve lo suficientemente bien. La calidad Amoled es muy interesante solo que, para mi gusto, se queda capada debido a la dependencia con respecto a la optimización de uso de energía.

New Balance RunIQ

Llama la atención que el reloj queda en un estado latente en cuanto no le realizamos ninguna acción, sus números se rebajan en grosor y en intensidad. En el momento que pulsamos sobre la pantalla o realizamos un giro sobre nosotros, se activa, mostrándonos su look inicial.

Para pasar de un modo a otro tendremos que deslizar con nuestro dedo de derecha a izquierda o al revés. Accederemos entonces a los datos solicitados y, aunque la pantalla táctil reacciona de manera inmediata, con las manos sudadas este tema se hace más peliagudo, disminuyendo su respuesta y sensibilidad.

New Balance RunIQ

Los datos de ritmo que nos da son medios, por lo que no podemos ver en tiempo real cuál es nuestro ritmo y tendremos que conocernos bien para buscar la velocidad que queramos entrenar y, desde luego, invertir algún kilómetro en estabilizarla.

New Balance RunIQ

En cuanto a las pulsaciones, el sensor de muñeca detecta las mismas de manera inmediata, aunque sí he advertido que, en sus primeros kilómetros, le cuesta un poco determinar el cambio gradual de pulsaciones en poco espacio de tiempo. De la misma manera, en las series sufre cierto desfase a al hora de predecir ese incremento.

No obstante, ambos datos, tanto pulsaciones como ritmo medio, contrastados con el SUUNTO Ambit 2 y una banda pectoral son prácticamente idénticos, así como la distancia recorrida. Un dato a tener en cuenta en cuanto a fiabilidad en el dispositivo.

Aunque pasar de una pantalla a otra es relativamente fácil, no disponemos de una sección que una los datos de pulsaciones-distancia-ritmo que, quizá, sean los que mejor resumen un entrenamiento.

Es bastante común que, al realizar el ejercicio, pulsemos alguno de los botones por error, sobre todo el de vuelta al inicio, que es el que más sobresale. Esto implica que salimos de la pantalla de deporte y nos vamos a la pantalla inicial.

¿Cómo volver al modo deporte? Cuando esto pasa te descuadra un poco porque, para volver, hay que deslizar el dedo de abajo hacia arriba y nos aparecerá el aviso de la actividad que está en marcha. Para volver a, ella deberemos desplazar el dedo hacia la izquierda y presionar en “abrir”.

Llama un poco la atención que tanto la aplicación propia del reloj que ejecuta la tarea como la aplicación de STRAVA del reloj se pongan en marcha al unísono, haciendo la misma función. Esto despista un poco porque al principio no sabes muy bien cuál de las dos es la principal y quizá debería realizarse en un segundo plano sin ser visible al usuario y así evitar este tipo de dudas.

Una de las funcionalidades destacadas del smartwatch es, sin duda, su función LAP para poder realizar ejercicios segmentados, aunque de manera manual ya que el reloj no tiene la posibilidad de introducir series simples o complejas.

Al final estamos ante un botón (el inferior) que resetea los marcadores que muestra su pantalla y nos indica la vuelta en la que estamos para poder realizar trabajos en serie. Suele funcionar bastante bien aunque he detectado problemas cuando tenemos activada la autoapusa. Entre series, en el espacio de recuperación, la autopausa se suele activar y, al iniciar el ejercicio y pulsar LAP para poner en marcha el contador el reloj, se suele quedar bloqueado o le cuesta varios segundos reaccionar a la pulsación.

Después de varios usos he visto algunos detalles que podrían mejorar o corregir la experiencia de usuario que cito a continuación:

– Añadir un botón de bloqueo del reloj de manera que no salgamos del modo deporte de manera accidental. Ahora mismo, al salir de este modo nos vamos a la pantalla inicial y tenemos que volver a la zona de deporte con los consiguientes pasos a seguir.

– Modo Actividad Continua. El reloj suele estar en modo latente hasta que ejecutamos un movimiento de muñeca hacia nosotros o tocamos la esfera cuando no nos hace caso. En ese momento, se actualizan los datos y vemos los resultados durante unos segundos hasta que vuelve a quedar en stand by con unos número más finos y menos brillo en la pantalla. Evidentemente, se trata de una manera de optimizar batería, pero en series o en ejercicios cortos se hace incómodo no ver el resultado en directo sin tener que actualizarse los datos en cada ocasión.

– Ritmo en tiempo real. El ritmo de carrera en todas las pantallas es medio, no podemos ver el ritmo en tiempo real. Vuelve a ser un funcionamiento algo incómodo y poco preciso cuando realizas trabajos como series, donde necesitas tener un imput más preciso.

– Pantallas configurables. De manera que podamos elegir entre algunos datos adicionales más que puedan ser de interés o alterar el orden de los mismos.

– Series simples de entrenamiento. Sin pedir series completas, tener la posibilidad de introducir trabajos simples como un 6×1000 con un calentamiento y un enfriamiento. Daría una dimensión más funcional al apartado de Vueltas.

– Consulta en el reloj de un histórico de entrenamientos. Ahora mismo no es posible consultar los ejercicios realizados, ni tan siquiera el último una vez desaparece la pantalla resumen del ejercicio en el mismo reloj. Tan solo podremos verlos en STRAVA una vez subido el ejercicio.

Análisis de datos post-carrera

New Balance RunIQ

Para finalizar el ejercicio, deslizamos el dedo hacia abajo y nos aparecerá la opción de pausar o finalizar el entrenamiento. Si pulsamos en el icono de la bandera finalizaremos el recorrido y automáticamente quedará guardado en nuestro reloj.

Si nuestro móvil está con nosotros, automáticamente se sincronizará con STRAVA y será visible para la comunidad, si no, en cuanto esté conectado se realizará la operación.

El resumen que tenemos en el propio reloj es bastante escueto y general. Datos que nos dan una idea del trabajo realizado pero sin poder ir mucho más allá si no tenemos nuestro móvil cerca. Sin duda, echo de menos una consulta de parciales por kilómetros o por vueltas para poder tener una impresión algo más detallada.

Será pues STRAVA en donde podremos ver cómo ha ido nuestro ejercicio, gestor que, por otra parte, tiene mucho éxito en la comunidad runner.

Como hemos mencionado anteriormente, los datos ofrecidos a nivel general por el reloj son fiables, coincidiendo con relojes GPS de gama alta con banda cardíaca incorporada. En resumen, realiza un buen trabajo sólo que echamos de menos un mayor detalle y potencia mostrados en el mismo reloj.

MyNB

Aplicación nativa de la marca que se compone de “RUN con STRAVA”, “RUN con Música” y “RUNIQ Settings”. La primera ya la explicamos anteriormente en el “inicio rápido”: nos da la posibilidad de conectar nuestra cuenta de Strava con el reloj. La segunda es, simplemente, de carácter informativo y nos da instrucciones de cómo sincronizar nuestras listas de múscia en Google Play. Y, por último, tenemos los settings, de donde cabe destacar:

– Apariencia: podemos cambiar el color de la esfera del reloj.

– Registro de actividad y notificaciones: podemos definir la unidad métrica principal que veremos en la pantalla de inicio de nuestro ejercicio entre tiempo, distancia y promedio. De la misma manera, podremos activar las zonas de frecuencia cardíaca (solo en la versión premium de STRAVA) y los indicadores de distancia.

New Balance RunIQ

Android Wear y Strava

Sin duda alguna, son dos pesos pesados dentro de la arquitectura funcional del reloj ya que el primero eleva este GPS a un completo smartwactch y, el segundo, le confiere la potencia deportiva y el análisis de datos post carrera.

No obstante, se trata de sistemas estándares que comparten otros dispositivos de una manera u otra, no siendo algo exclusivo de este dispositivo. Si bien es cierto que la conectividad con STRAVA es directa, la mayoría de pulsómetros del mercado ya tienen una pasarela automática para pasar sus datos a este gestor de entrenamientos.

En cuanto a Android Wear, es un sistema común en smartwatchs compatibles con Android y que proporciona sus funcionalidades a todos ellos. De hecho, hay ciertas mejoras que están en stand by a esperas de la próxima versión de Android Wear 2.0, que estarán disponibles en breve según la marca.

Por ello, y siendo que son sistemas estándares y comunes a otros dispositivos, no hemos profundizado en los mismos y nos hemos centrado en la aplicación puramente deportiva del reloj.

Carga y batería

El RunIQ viene con una base de carga especial para el efecto, su unión es fácil y prácticamente automática al tener ese efecto imantado que hace que las piezas encajen perfectamente.

La base va unida a un cable USB que tendremos que conectar a un transformador 5V (no incluido) o a nuestro equipo. La batería nos da una vida de 24h con un uso normal y de 5h en modo deporte con el GPS y Monitor de Frecuencia activado.

New Balance RunIQ

Tal como comentamos en su día en el análisis previo, bajo mi punto de vista me parece escasa esta autonomía y se ha demostrado en el uso ya que la necesidad de tenerlo que cargar cada noche hace que, en más de una ocasión, te encuentres con el reloj off cuando vas a utilizarlo en tu actividad deportiva.

Además, como veremos a continuación, para optimizar el uso de la batería debemos prescindir de funcionalidades que pueden ser interesantes en el reloj.

Optimización del uso de la batería

1. Apagar la pantalla cuando no está en uso.

El reloj queda como en “stand by”, de manera que la pantalla se queda en negro cuando el reloj no está en uso. Se activará al tocar sobre ella o al girar la muñeca hacia nosotros.

Para activar este modo, nos dirigimos a Configuración > Configuración y, en la parte inferior, pulsamos en “Pantalla siempre activa” para activar o desactivar este modo. De esta manera, apagaremos de manera temporal la pantalla y las notificaciones cuando estemos inactivos.

2. Ajustar el brillo de la pantalla

Bajando la intensidad del brillo, utilizaremos menos batería, en detrimento -evidentemente- de una visualización más clara.

3. Desactivar las notificaciones

En su totalidad o aquellas que no creamos necesario tener a la vista en nuestro reloj. Para ello abrimos al APP de Android Wear y pulsamos sobre el icono de “Configuración” y, luego, seleccionamos “Bloquear notificaciones”. Agregamos aquellas que deseemos eliminar.

Conclusiones New Balance RunIQ

Como recordaréis, si leísteis la preview de este mismo producto, el análisis del reloj fue bastante duro y negativo en varios aspectos. Tras el uso, mi impresión sobre algunas funcionalidades han mejorado, sobre todo a nivel de fiabilidad. Pero, aun así, para mi punto de vista, lo que ofrece este reloj a nivel deportivo en relación calidad/precio está aún por debajo de lo que actualmente encontramos en el mercado.

Sin escudarse en que estamos ante un smartwatch y no un pulsómetro GPS, echo en falta funcionalidades básicas que hemos mencionado anteriormente y que no encontramos. Esperemos que con la versión 2.0 de Android Wear vengan de vuelta, o en alguna actualización propia de la marca.

A su favor tenemos la fiabilidad de los datos, en todos los ejercicios ha coincidido en valores medios con otros pulsómetros GPS de gama alta y la sincronía con Strava es perfecta. Muy a tener en cuenta que, sin cuenta de Strava, el reloj no tiene ningún modo de almacenar los ejercicos por lo que es imprescindible tener una cuenta en este gestor de entrenos.

El veredicto es similar al de la preview: un reloj para aficionados al running sin muchas pretensiones en cuanto a funcionalidades que necesiten monitorizar su actividad sin preocuparse de nada y no exijan datos “en directo”.

Auriculares PACE IQ Jabra

New Balance RunIQ

Sin duda alguna estamos ante la pareja perfecta para nuestro RunIQ de New Balance. De la mano de la casa Jabra, nacen los PACE IQ, unos auriculares inhalámbricos de alta calidad BluetoOth. Como en el resto de la saga IQ, la presentación del producto es muy cuidada.

New Balance RunIQ

En nuestra caja encontraremos, además de los auriculares bluetooth, la guía rápida, un cable USB de carga, tres eargels de diferentes tallas para adaptarlo a nuestro oido y un fitclip que nos proporcionará un ajuste correcto del cable que se sitúa detrás de nuestra cabeza a la altura de la nuca.

New Balance RunIQ

Como hemos comentado, el acabado de los auriculares es excecpional, quedando muy patente el esfuerzo que se ha tenido en el desarrollo de un producto ergonómico y pensado para ser adaptado a cada usuario -en la medida de lo posible-.

New Balance RunIQ

Una de las funcionalidades más atractivas en relación con la actividad deportiva consiste en el botón de acción especial para deporte situado en el auricular izquierdo. Tras pulsarlo, recibiremos un resumen de la actividad que comprenderá el tiempo, la distancia y las pulsaciones. Si hacemos un doble clic sobre él, activaremos las notificaciones de manera automática a través de nuestro auricular.

Por defecto, las notificaciones están activadas, si queremos desactivarlas deberemos apagar neustro auricular, pulsando 5 segundos sobre el botón multifunción para, luego, pulsar sobre el mismo y el propio dedicado al deporte durante 2 segundos hasta escuchar si están o no activadas las notificaciones.

Para controlar nuestros auriculares, disponemos de un mando situado en el cable formado por un botón multifunción y unos signos de + y – para aumentar y disminuir el volumen.

New Balance RunIQ

El botón multifunción será el encargado de encender y apagar el dispositvo pulsándolo de manera continua. De la misma manera, lo utilizaremos para descolgar o colgar una llamada entrante, siempre y cuando nuestro teléfono esté cerca de nosotros ya que, además de poder escucar música, podemos utilizarlos como manos libres.

¿Como podemos emparejar nuestro auricular?

Para emparejar nuestro auricular, deberemos pulsar de manera continuada el botón multifunción hasta que el LED situado en el auricular derecho esté de color azul parpadeante.

En este momento, el dispositivo será visible y emparejable, ya sea desde el móvi o desde el propio reloj. En el caso en que se solicitase un pin de acceso, el número correcto es 0000.

Carga y atonomía

El dispositivo tiene una autonomía de 5 horas de uso y una duración en stand by de 5 días. Ser carga mediante un USB situado en uno de los auriculares y oculto bajo una pequeña compuerta plástica, la cual hemos observado que suele saltar con facilidad al abrirla.

Dispone de un periodo de carga rápida de 15 minutos en donde podremos disfrutar de un mínimo de 60 minutos de música.

Además, el dispositivo es impermeable IP54, lo que nos asegura un correcto funcionamiento con sudor o salpicaduras de agua, sin ser sumergible.

Conclusión

Sin duda alguna, estamos antes unos auriculares de alta calidad. Cómodos de llevar y con una buena ergonomía. Quizá por ponerle un pero, el cordón trasero lo veo excesivamente largo y, a veces, molesta incluso con el Fitclip.

Los accesos al mando son fáciles y quizá es algo menos cómodo el botón de función deportiva que, aunque está más accesible, la presión del dedo recae justo sobre el oído y, a veces, hace que se mueva el dispositivo.

Por último, es además un auricular compatible con el mismo móvil, así que lo podremos utilizar con nuestro RunIQ o de manera individual, lo que lo hace aún más atractivo.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.