Éste artículo sobre el Suunto Spartan Ultra ha sido uno de los que más me han costado escribir, más que por la cantidad de información que había que trabajar y sintetizar, por toda la problemática alrededor de este dispositivo.

El Spartan Ultra es un reloj con GPS y pulsómetro impresionante a todos los niveles, desde sus capacidades hasta sus acabados y diseño, pasando por la plataforma online que tiene. Lo tiene todo para ser uno de los mejores dispositivos de este tipo pero hasta la fecha no ha sido capaz de acercarse ni por asomo a su teórico potencial. Es más, ni siquiera es capaz de llegar a ofrecer lo que ya se encontraba en su teórico predecesor (Ambit3 Peak) y no digamos a lo que son capaces de hacer otros relojes que compiten con el Spartan Ultra en gama.

Suunto Spartan Ultra

Hay que reconocer que lo que hace, lo hace bastante bien (de manera excelente en muchos casos) y que su potencial es brutal, amén de que tiene a su alrededor una plataforma tecnológica muy buena, disponen de mucho conocimiento en la casa finlandesa y la comunidad que hay alrededor de Suunto y su Movescount es enorme. Esto da cierta tranquilidad de cara a pensar que la situación se encauzará y que posiblemente lleguen a exprimir al dispositivo para sacar todo lo que lleva dentro pero también hace que el error sea aún más imperdonable por parte de la marca que ha salido muy dañada y que posiblemente haya machacado la fama de lo que podría haber sido un bombazo.

No sé qué ha podido pasar en Suunto para que se hayan dado este cúmulo de despropósitos porque el Suunto Spartan Ultra se lanzó allá por junio (de 2016) y es ahora en diciembre (medio año más tarde) cuando se han incluido funcionalidades tan básicas como la posibilidad de configurar los datos que se muestran en pantalla durante los entrenamientos.

No obstante, hay que romper una lanza en favor de Suunto porque en todo momento han reconocido los problemas, han sido bastante transparentes en cuanto al lanzamiento con funcionalidades reducidas, planes de actualizaciones (aunque lo de los retrasar algunas de ellas varias veces ha quemado mucho al personal), etc. Es más, han tratado de compensar en cierta medida a los usuarios añadiendo un año extra de garantía, han ofrecido la posibilidad de visitar la fábrica central, han sido bastante laxos con ciertos temas de cambio de correa, etc.

Suunto Spartan Ultra

En definitiva, el mayor problema que ha tenido (tiene) el Suunto Spartan Ultra es que la gente esperaba muchísimo de él (con motivos porque el precio que tiene el dispositivo es de los que asustan) y nació de una forma un tanto prematura, sin estar 100% finalizado.

¿Llegará el Spartan Ultra a ser todo lo que puede ser? Probablemente sí porque no hablamos de una marca cualquiera sino de una de las consideradas líderes en este tipo de dispositivos así que estoy seguro de que están poniendo toda la carne en el asador no sólo para solucionar los problemas actuales sino para posicionarlo donde se merece.

En ello están y poco a poco vamos viendo avances pero, para no demorar más el artículo, vamos a darle un repaso general tal como está ahora el Suunto Spartan Ultra, centrándonos sobre todo en lo que es y lo que ofrece y ya iremos ampliando el tema en los comentarios o en el Foro de Pulsómetros.

El Suunto Spartan Ultra

Como comenté en la introducción, el Spartan Ultra es impresionante, te cautiva nada más verlo y te enamora en cuanto lo coges en la mano por primera vez. Conviene decir aquí que la unidad que hemos probado es la tope de gama, la All Black Titanium HR pero, en versiones inferiores o incluso en el Spartan Sport, la apariencia sigue llamando la atención.

Suunto Spartan Ultra

Es un reloj aparentemente grande (aunque sin pasarse como los que parecen ordenadores de muñeca) pero es muy ligero, tan sólo 74’2 gramos en la versión de titanio. Titanio en el bisel, que no sólo lo aligera sino que lo protege de los golpes que seguro que le damos al utilizarlo.

Suunto Spartan Ultra

Dentro de este bisel se encuentra la antena que definitivamente desaparece de la parte inferior de la correa, lugar que ocupaba en otros relojes de esta marca. La antena funciona genial y es capaz de localizar los satélites rapidísimo incluso en interiores. Obviamente, funciona mejor si está sincronizado y tiene memorizados los satélites.

El resto de la carcasa es de composite y, a día de hoy no tiene ni una sola marca así que, a nivel de durabilidad, tenemos reloj para mucho tiempo.

Suunto Spartan Ultra

Aunque he dicho que se ve grandecillo, tampoco es para tanto porque la esfera mide 50 milímetros de diámetro (53 mm como máximo en la zona del botón), 65 milímetros de “largo” (la medida del eje vertical) y grosor de 17 milímetros (altura de la espera). En marcha no molesta pero por la altura que tiene y cómo queda de separado por los laterales respecto a la correa (un centímetro aproximadamente), se puede quedar enganchado con los manguitos o mangas al intentar quitarte la prenda.

Suunto Spartan Ultra

La correa es de silicon, de 24 milímetros de ancho y de un tacto tremendamente agradable, muy maleable y se adapta a la perfección a nuestra muñeca. Me fijo mucho en las correas de los relojes y, aunque a algunos les parezca una chorrada, creo que es una parte básica de cara a la comodidad de uso y de la seguridad (no sería la primera vez que tengo problemas por una mala correa) y la del Spartan Ultra es de matrícula de honor. Amén de los acabados y materiales tiene detalles como el cortado entre los agujerillos para que doble fácilmente, una doble presilla que tiene unas muescas interiores para que enganchen en los agujerillos y no se suelte…

Suunto Spartan Ultra

Por dimensiones y acabados es perfectamente utilizable como reloj de diario y, de hecho, podemos jugar con la pantalla para cambiarle el diseño y el colorido así que podríamos realizar ligeros cambios en su apariencia exterior.

La pantalla es de las partes más impresionantes del reloj porque es a color, de zafiro (algo que pasa desapercibido para muchos pero que hace que el precio de un reloj se dispare en precio porque la convierte en indestructible, es prácticamente imposible de rayar una pantalla de cristal de zafiro), táctil, con una resolución de 320×300 que casi podría competir con los teléfonos de hace pocos años, es capaz de mostrar hasta siete campos de datos…

Suunto Spartan Ultra

La información de la pantalla se ha trabajado mucho y siempre aparece bien clarita y ordenada y el hecho de que sea a color, permite aumentar sus posibilidades de cara a la visualización gráfica (espero que la exploten a tope a futuro en la parte de navegación). Otro punto que es destacable es lo bien que se ve incluso en situaciones desfavorables (cuando hay mucha luz exterior). De las mejores pantallas que he visto hasta ahora.

Suunto Spartan Ultra

También es posible bloquearla para que no se produzcan pulsaciones indeseadas (cuando llueve y se moja) y, en el peor de los casos, siempre se puede recurrir a utilizar los tres botones que tiene en la parte derecha.  Además de ser tres, en ocasiones se diferencia la pulsación de la pulsación sostenida con lo que se puede manejar prácticamente todo sólo con los botones y, en algunos casos, incluso responde mejor que cuando utilizamos la pantalla.

Suunto Spartan Ultra

No sé qué capacidad tiene la batería pero la durabilidad puede extenderse con GPS activado hasta las 26 horas con grabación cada segundo y modo de ahorro de energía que disminuye un poquito la precisión. Si se le pide máxima precisión, llega a las 18 horas así que muy larga tiene que ser nuestra salida para que ni siquiera con esto nos sirva. Y, si pasara eso, se puede poner una frecuencia de grabación cada 60 segundos, lo que alarga la batería hasta las 65 horas. Si sólo lo usamos como reloj, más de dos semanas nos va a durar.

Para cargarla, se utiliza un conector propietario que se pueden enchufar en cualquier conexión USB estándar (ordenador, batería externa, cargador de pared…) y que se conecta al Suunto Spartan Ultra mediante un imán que enfrenta los cuatro conectores que tiene. Para que no se mueva accidentalmente, además de la potencia del imán, tiene dos hendiduras (otro detalle que muestra que no es un reloj cualquiera porque algunos se desconectan con mucha facilidad).

Suunto Spartan Ultra

Es sumergible aunque es un dato que me parece más que obvio porque no concibo un reloj de estos sin que se pueda nadar con él.

A nivel de posicionamiento, es capaz de trabajar con GPS y GLONASS y permite tres modos de registro (afectan a la duración de la batería y al detalle del registro). Dispone de altímetro barométrico con FusedAlti que, combinando la medición de ese sensor con los datos del GPS ofrece una precisión bastante buena. Del mismo modo, combinando los datos del GPS y del acelerómetro integrado (FusedSpeed), ofrece medidas muy buenas de la velocidad instantánea. También dispone de brújula magnética. Aquí tenemos otro ejemplo de posibilidades potenciales porque, aunque explota mucho todo esto del posicionamiento, por ejemplo, en la parte de navegación es simplillo y sólo muestra el rastro de migas.

La precisión del GPS me ha parecido correcta, diría que muy buena en la mayoría de las situaciones pero parece que sí que hay algún tipo de problema porque hay gente a la que no le termina de ir fino. Me suena haber leído alguna referencia de la propia Suunto sobre algo relacionado con los chipsets que llevan los relojes, pero no podría asegurarlo. Si es así, la patata caliente pasa a la duda de si es posible actualizarlo mediante software o no en aquéllos en los que hay problemas de precisión.

La conectividad se puede hacer mediante el cable USB o Bluetooth, sin posibilidad de usar ANT+. Además, sólo se puede emparejar con un dispositivo de cada tipo (por ejemplo, sólo con un teléfono, sólo con una banda pectoral…). Esta parte no me preocuparía demasiado porque quiero pensar que todo es mejorable mediante software (actualizaciones).

Suunto Spartan Ultra

La sincronización mediante la App del teléfono se puede hacer en Android o iOS (ojo a las compatibilidades) y, aunque al principio daba problemas, al menos en Android ya funciona correctamente.

Para conectar con el ordenador se utiliza Suuntolink, que se va actualizando casi al mismo ritmo que el Spartan Ultra. Y, para el teléfono, el Movescount, que también podemos utilizar desde la web o desde la App.

Suunto Spartan Ultra

Desde el teléfono podemos configurar el teléfono, acceder a todo el universo de Movescount, consultar las actividades, etc.

Esto también lo podemos hacer desde la web, accediendo a una de las mejores plataformas de la actualidad. Bueno, no sabría decir si es la mejor o no porque hay una buena parte de subjetividad y depende de lo que quiera cada uno pero hay que reconocer que la potencia de Movescount es muy grande (no sólo la potencial sino la demostrada hasta la fecha).

Suunto Spartan Ultra

Se ha hecho mucho hincapié en el tema comunidad con valores diferenciales como la búsqueda de compañeros según zona y actividad, lo de crear vídeos de rutas es una pasada, Training Insights… La existencia de una plataforma de este estilo es, ahora mismo, casi tan determinante como el propio dispositivo porque no olvidemos que, una vez realizadas las actividades, hace falta analizarlas, muchos quieren compartirlas, etc. De todas formas, no os preocupéis porque si no queréis trabajar con Movescount, podéis dejarlo sólo para la configuración y las actividades tratarlas desde cualquiera otra de las habituales.

Suunto Spartan Ultra

Hablando de la configuración del dispositivo, una de las cosas que más se le echaron en falta fue lo de modificar las pantallas de datos porque, está muy bien que haya más de 80 deportes a elegir pero todos veíamos los mismos datos predefinidos por Suunto.  Desde la actualización de diciembre ya es posible configurarlo e incluso crearnos nuevos deportes (algo que ya estaba integrado en otros dispositivos de la marca).

Suunto Spartan Ultra

Tenemos más de 150 parámetros a medir así que prácticamente todo lo que se os ocurra está incluido. También podemos configurar la precisión del GPS, autolaps, qué sensores externos ha de buscar, etc.

Además de consultar lo que hemos hecho, se pueden crear rutas, preparar entrenamientos, definir objetivos… Las posibilidades son infinitamente infinitas y te puedes pasar horas y horas configurándolo y analizándolo. Si encima le añadimos la integración con la parte comunidad o social (compartir con Facebook, poner fotos…) podemos estar ante el entretenimiento definitivo, no necesitamos más para ser felices.

Suunto Spartan Ultra

También se puede utilizar como monitor de actividad aunque, en este caso, sólo contabiliza los pasos porque para realizar medición del pulso haría falta un sensor integrado en lugar de la banda pectoral. Estima las calorías consumidas y nos permite fijarnos objetivos con ello.

Suunto Spartan Ultra

Para la medición del pulso, utiliza la banda pectoral de Suunto que es una de las cosas de las que poco se ha hablado porque simplemente ha cumplido las expectativas ya que venía avalada por usos en otros dispositivos. Algunos han apostado por una versión con sensor de pulso integrado pero no sé hasta qué punto lo mejoraría o empeoraría por el tipo de dispositivo que es. Por lo que a mí respecta, apuesto por la banda pectoral para un reloj como el Spartan Ultra.

Haciendo un repaso rápido por otras cosas que nos faltan por ver, comentar que se integra con el teléfono para recibir notificaciones, que dispone de alarmas por vibración, alarma y cronómetro (no tiene cuenta atrás, al menos no todavía), mide la cadencia de carrera a pie con el acelerómetro de la muñeca, permite multideportes… La lista sería interminable así que casi es mejor verlo en la propia web del Suunto Spartan Ultra.

Aun así, sigue habiendo decisiones que no entiendo como lo de que no sea compatible con Suunto Apps, algo que está poniéndose muy de moda y que permite ampliar mucho los dispositivos tanto por parte de la marca como por terceros.

Conclusiones y comentarios

El Suunto Spartan Utra es un dispositivo que podría ser tremendamente bueno y que podría convertirse en una institución, en la referencia a seguir por los demás, una especie de “todo en uno” perfecto para casi cualquier deportista, aventurero o montañero, no sólo por él mismo, sino por todo lo que tiene a su alrededor (Movescount, Training Insights…) pero quizá se lanzó de manera precipitada con lo que, aun cuando sea capaz de alcanzar su máximo potencial, seguirá viéndose lastrado por ese nacimiento prematuro.

A nivel técnico es una pasada y sobre el papel es difícil encontrar cosas que le falten pero la realidad es muy diferente y muy dura porque hasta hace muy poquito no se podían configurar las pantallas de datos, la sincronización con Android ha tardado mucho… Si encima tienes un “hermano” que se llama Ambit3 Peak que hace las delicias de sus usuarios lo tienes doblemente complicado, máxime con el precio que tienes.

Suunto Spartan Ultra

Pero no todo son nubarrones porque en Suunto no son tontos y están haciendo todo lo posible por reencauzar la situación cuidando todo lo bueno que tiene el reloj (lo que hace, la verdad es que lo hace muy bien) y mejorando poco a poco lo que van lanzando sin caer en el error de precipitarse sino sacando versiones definitivas de las nuevas funcionalidades. Si ya vas retrasado, lo que no te van a perdonar es que lo nuevo salga incompleto así que mejor tardar un mes más y salir 100% terminado.

Por lo tanto, diría que hay que darle un buen tirón de orejas a Suunto pero no matarlos porque están bien vivos y seguro que terminan saliendo bien de esta situación y hasta es posible que sorprendan con el resultado final. Y, para los usuarios del Suunto Spartan Ultra, muchos ánimos y un poco de paciencia porque creo que merece la pena esperar a que se vayan solucionando las cosas porque dudo mucho que Suunto no termine cumpliendo lo prometido.

¿Y para los que aún no lo tienen, merece la pena o no? Eso ya lo dejo a criterio de cada uno porque dependerá de si las funcionalidades existentes o futura le son necesarias, si requiere un dispositivo con estas prestaciones, etc.

Suunto Spartan Ultra

Compartir
Rodrigo Borrego (Morath)
Rodrigo Borrego (Morath) es una de las referencias nacionales cuando se habla de pruebas de material deportivo, nutrición, entrenamiento, fisiología, … Ingeniero Informático y deportista vocacional, lleva toda su vida practicando deportes de resistencia: triatlón, trail running, natación, ...

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.