Los nuevos auriculares deportivos inalámbricos de JVC tienen como “nombre en clave” HA-ET50BT y HA-EC30BT y se enmarcan dentro de la gama JVC AE Wireless que la multinacional japonesa presentó a primeros de este 2017 en el CES (Consumer Electronic Show) de Las Vegas.

Seguro que la marca JVC no te es desconocida (o JVCKENWOOD, que es como se denomina la empresa desde hace unos años) y, probablemente, hayas tenido algún producto suyo así que ya te puedes esperar dos auriculares deportivos de calidad y con buen rendimiento pero, no te quedes sólo con eso porque, como vas a ver en este artículo, aportan detalles novedosos e innovadores que las hacen destacar del resto, por ejemplo, por la posibilidad de dejarlos colgados en el cuello gracias al imán que hay en cada uno de ellos.

No son sólo auriculares sino que también tienen micrófono y, por supuesto, cubren todos los requisitos que se le deben exigir un accesorio como este: control de volumen, ligeros, buen ajuste, resistentes al agua, etc.

JVC AE Wireless

Tenemos dos opciones para elegir con alguna ligeras variaciones entre ellos, además de la propia forma del auricular: HA-ET50BT si te gustan los que quedan dentro del pabellón auditivo (tipo ear in) y los HA-EC30BT si prefieres los que van enganchados por arriba (tipo ear clip).

Por cierto, no te preocupes, que todas esas siglas y nombres raros las entenderás rápidamente, ¡sigue leyendo!

Los auriculares deportivos inalámbricos JVC AE Wireless (HA-ET50BT y HA-EC30BT)

La gama JVC AE Wireless está enfocada a lo que JVC denomina ‘Atleta Evolucionado’ (Athlete Evolved) aunque son perfectamente extrapolables a cualquiera (sea deportista o no).

No obstante, quienes más los apreciaremos seguramente seamos los corredores que habitualmente tenemos que lidiar con los problemas de los cables, auriculares que se mueven en la oreja cuando hace aire o llueve, roturas de cable en las juntas, que se nos estropeen a los pocos usos por el sudor, etc.

JVC AE Wireless

Los JVC AE wireless son, como su nombre indica, inalámbricos, y se componen de dos auriculares unidos entre sí por un cable no elástico de unos 45 centímetros que tiene una pieza en la que están los botones y la conexión micro USB para cargarlos.

No son intercambiables, sino que cada uno de ellos ha de ir a su oreja (indicado con las típicas ‘L’ Left y ‘R’ Right), pasando el cable por detrás del cuello y dejándolo caer más o menos a la altura de la nuca.

JVC AE Wireless

Es un cable prácticamente plano, no elástico y suficientemente resistente (en sí mismo y en las uniones con auriculares y botonera) para que no se rompa o quiebre a las primeras de cambio. Este tipo de rotura es la principal causa de muerte de unos auriculares y donde se nota mucho si están pensados para deporte o no. En el caso de los JVC AE Wireless, me gusta sobre todo la unión con el auricular, que se prolonga un poco para que no sufra el tirón directamente en el ángulo de la unión.

JVC AE Wireless

El hecho de que sean inalámbricos gustará o no dependiendo de cómo estemos habituados a usarlos y de nuestras preferencias.

Como ventajas, está el hecho de que no dependes de ningún dispositivo sino que tienes libertad para moverte (al menos, hasta 10 metros que es lo que permite un dispositivo Class 2), que el cable es cortito y queda pegado al cuello… Pero también debes tener en cuenta que tienen una batería que debes cargar periódicamente y que, si se agota, te quedas sin música y que hay que utilizar un dispositivo con capacidad de conexión Bluetooth.

Además, en el caso de los JVC AE Wireless, tienes que llevar los dos puestos, no puedes hacer como con los de hilo, que te puedes poner uno y llevar el otro metido por dentro de la camiseta. No obstante, una de las innovaciones de estos de JVC respecto a otros de su estilo es que te los puede dejar colgados del cuello sujetándolos entre sí gracias a su carcasa imantada.

JVC AE Wireless

El tema de los imanes me ha parecido curioso porque algunos no son partidarios de utilizarlos en dispositivos de audio (aunque nunca he terminado de entender si es mito o realidad) y, aunque os pueda parecer que los penalizan en el peso, tranquilos porque ambos son bastante ligeros y, en todo caso, casi hasta jugaría a su favor porque ayudaría a estabilizarlos y a que puedan tener una mejor sonoridad.

Hablando de pesos, los HA-ET50BT (los amarillos) pesan unos 16’5 gramos (6’3 gramos cada auricular) y los HA-EC30BT (los rojos), unos 20’6 gramos (8’5 gramos cada auricular). El cable y la botonera vienen a pesar, en ambos casos, algo menos de 4 gramos. Me han parecido unos pesos muy interesantes y, sobre todo, bien distribuidos, que no penalizan nada su uso y que prácticamente no te hacen notarlos.

La botonera queda en la parte derecha, colgando prácticamente en vertical y en ella se alojan los tres botones y la toma micro USB que se utiliza para cargarlos.

Con esos tres botones vamos a poder subir y bajar el volumen (pulsación +/- mantenida), saltar o retroceder de canción (pulsación doble en el +/-), colgar / descolgar el teléfono (pulsando el botón central), pausar / reanudar la canción (pulsando el botón central) o encender / apagar los auriculares (botón central mantenido).

También hay un LED que nos indica en qué estado se encuentran los auriculares (encendidos, apagados, cargándose, conectándose).

JVC AE Wireless

El manejo es sencillo y, probablemente, lo que más vas a usar el es tema del volumen que funciona siempre y con todos los dispositivos. Lo de avanzar y retroceder canción no siempre me ha funcionado pero lo achaco a problemas de compatibilidad (problema endémico de los dispositivos electrónicos, no de los JVC AE Wireless). Y lo de colgar y descolgar la llamada de teléfono también funciona siempre que los hayas emparejado con un teléfono móvil.

El emparejamiento con un dispositivo se realiza mediante la tecnología Bluetooth que, en los JVC AE Wireless, se incluye en la versión 3.0 y Class 2, lo que quiere decir que se pueden llegar a alejar hasta 10 metros de la fuente con la que están sincronizados.

Esto es tremendamente útil para utilizarlos en el gimnasio o para ir por casa con ellos puestos porque los emparejas con el ordenador, teléfono o equipo de música y te puedes mover por todo el recinto a tus anchas, sin tener que prestar atención a dónde está la fuente de música.

Sé que son unos auriculares deportivos y que poder hacer esto en el gimnasio te habilita para hacer ejercicios de todo tipo (por ejemplo, estrés metabólico) sin estar cargando con un reproductor de música y sin tener que estar pendiente de los cables, pero la posibilidad de ir por casa escuchando tu música favorita que está controlada desde el ordenador no es nada desdeñable porque no deja de ser otro tipo de ejercicio físico, ¿no?

El emparejamiento es sencillísimo, se hace en un plis y queda ahí para siempre, como con cualquier otro emparejamiento de manos libres, altavoces, etc. Se encienden el JVC AE Wireless (manteniendo pulsado el botón central tres segundos hasta que parpadee una vez en azul y emita un sonidillo) y se pulsa de nuevo durante otros 5-6 segundos hasta que lo reconoce el teléfono (debe tener activado el Bluetooth).

A partir de ahí, cuando se vuelvan a ver, se emparejarán automáticamente (dependerá de cómo hayamos configurado el emparejamiento, obviamente).

Nota: Para emparejarlo la primera vez, es mejor que no tengas ningún otro dispositivo emparejado con el teléfono ese momento (en ningún caso te pedirá código, se emparejan directamente cuando se encuentran).

JVC AE Wireless

Lo he descrito para un teléfono pero se puede hacer con cualquier otro dispositivo Bluetooth capaz de conectarse a unos auriculares. Con el ordenador lo he conseguido perfectamente y tampoco he tenido problemas con un reproductor de música portátil ni con un TomTom Runner 3, así que diría que son unos auriculares bastante abiertos en cuanto a la compatibilidad.

Tienen una resistencia IPX5 que significa, según la escala, que tienen protección contra chorros de agua. En la práctica, esto significa que no vas a poder nadar con ellos pero que te puede caer un buen chaparrón o te puedes pegar la sudada del siglo que no se van a estropear.

Además, también vas a poder limpiarlos sin miedo, prestando únicamente atención a no sumergirlos sino simplemente utilizando algún paño humedecido.

JVC-AE-Wireless-Caracteristicas

La calidad de los materiales es muy buena (tanto en acabados como al tacto) y, al menos de momento, los tengo como el primer día por lo que la limpieza es sencillísima y no parece que se vayan a empezar a deteriorar a corto plazo.

A muchos auriculares les publicitan que tienen tal o cual material antideslizante o les ponen plásticos o siliconas para que queden fijos o que no se nos resbalen pero ese grip se vuelve en contra de ellos cuando empiezan a usarse. No obstante, en el caso de los JVC AE Wireless no he notado ningún deterioro ni merma de ese agarre.

Esas zonas las podemos ver en la parte interna de los auriculares, con una textura un poco rugosilla que permite que deslice con algo más de dificultad, pero también podemos notar lo bien que quedan sujetas las demás zonas gomosas (por ejemplo, la zona que queda dentro de la oreja).

JVC AE Wireless

Tratándose de unos auriculares deportivos, el sonido no debería ser una de nuestras principales preocupaciones o, al menos, no deberíamos tenerla antes que su resistencia al agua, sujeción, peso, resistencia, etc. Pero tampoco podemos obviar sus capacidades.

Hasta donde llegan mis conocimientos musicales, diría que cumplen más que sobradamente, sobre todo, para un uso como auriculares deportivos y que se escuchan bien tanto al reproducir música como voz, sea esta de podcasts o de una llamada telefónica.

Potencian bien los bajos y no distorsionan apenas los sonidos altos o medios, todo ello sin introducir ruido artificial. Obviamente, esto depende de la fuente que utilicemos, que es lo que realmente va a determinar la calidad de partida y que, si ésta no es buena, por muy bueno que sea el reproductor o los auriculares, poco o nada vamos a poder hacer.

En el caso del teléfono y el ordenador, escuchaba perfectamente pero con el reproductor de música y el TomTom Runner 3 he tenido algún que otro problemilla que achacaría más bien a algún problema de sincronización y conexión que a la capacidad de reproducción de la música. Desgraciadamente, esto no se puede comprobar hoy día hasta que no tienes todos los cachivaches y pruebas a conectarlos así que la recomendación sería que, una vez comprados, rápidamente probarais a usarlos de la forma habitual para ver si encajan en vuestro ecosistema o no.

JVC AE Wireless

Todo esto es hablando de la reproducción de música pero, si damos el salto a la conversación telefónica, nos encontramos con otro de los puntos de valor añadido de los JVC AE Wireless.

No están pensados para ser unos auriculares manos libres de uso intensivo pero se pueden utilizar perfectamente como tales y, de hecho, hasta se puede mantener una breve conversación con quien te llama sin tener que parar de correr, al menos, lo justo para intercambiar el “buenos días Pepito, perdona, que me pillas corriendo, ¿te importa que te llame dentro de un rato”.

Obviamente, si no podemos volver a llamar sino que toca parar, seguramente no necesitemos ni quitarnos los auriculares sino que podremos parar, mantener la conversación y reanudar cuando queramos (eso sí, como os hayan pillado en plenas series a tope, vuestro interlocutor os oirá bufar de lo lindo pero eso no es problema de los auriculares o su micro sino de vuestra respiración y corazón, y os pasaría hablando con cualquiera en ese momento).

Todo esto que hemos visto hasta ahora aplica de manera general a ambos auriculares pero cada uno de ellos se lleva de una forma diferente y gustará más o menos en función de nuestras preferencias.

JVC AE Wireless

Los HA-ET50BT son unos auriculares “in earque significa que se introducen dentro del pabellón auditivo y, para sujetarlos, se recurre a lo que denominan Pivot Motion Fit. Este sistema consiste en una especie de “palito curvado” que queda dentro de la fosa triangular, entre las ramas superior e inferior del antehélix para que haya un punto de apoyo adicional que evite la caída y rotación del auricular.

Es muy suave y blando, por lo que se puede deformar para adaptarse a la morfología de vuestra oreja. Además, se puede rotar ligeramente con lo que se puede variar su orientación inicial.

Con este sistema de sujeción no molestan gafas o gorras y, en principio, tampoco deberíamos sufrir la típica molestia que surge tras muchas horas de uso. Es uno de los sistemas más cómodos que he probado, al menos, a nivel de sujeción y te evita tener que andar haciendo apaños cuando hace mucho aire o llueve, momentos en los que alguna vez he tenido que quitarme otros auriculares porque no era capaz de mantenerlos en su sitio.

Los HA-ET50BT han seguido en su sitio incluso en un revolconcillo que me tocó darme tras un tropiezo y que, aunque no fue gran cosa, seguramente habría supuesto una salida de su sitio para otros auriculares normales. Están actualmente disponibles en tres colores.

JVC AE Wireless

La otra opción son los HA-EC30BT, que son unos “ear clip” de los que van colgados en la oreja desde arriba con uno de esos ganchitos que recuerdan a algunos audífonos.

En este caso, puede haber conflicto con unas gafas, pero hay quien prefiere este sistema porque es algo más natural y tradicional y no se siente nada dentro de la oreja (salvo el propio taponcito del auricular). La diferencia de peso apenas se nota así que, sinceramente, mera preferencia personal.

JVC AE Wireless

En ambos casos, en el pack de los JVC AE Wireless, además de los auriculares y un pequeño cable de carga, vienen un puñado de gomitas para ajustarlos a la perfección a nuestra oreja. Hay de dos tipos, unas de que dejan pasar algo de aire y que aíslan un poco menos del ruido exterior, permitiendo que escuchemos el tráfico y demás, y otras que nos aíslan un poco más.

En ambos casos vienen en tres tallas (S, M, L) así que tenemos nada menos que seis parejas de gomitas para poner las que nos apetezca o para ir sustituyendo según se nos estropeen.

JVC AE Wireless

Aunque la teoría hable de aislar, permitir escuchar el ruido exterior y demás, os recomiendo que hagáis vuestras propias pruebas, tanto con los tipos de gomas como con los tamaños para que podáis elegir la que mejor os vaya.

En mi caso, por si sirve de algo, la goma pequeña queda prácticamente descartada porque es muy finita y no llega a sujetarlo bien y, de las otras dos, me podría apañar con cualquiera, es decir, la media, la mejor y la grande como repuesto.

En cuanto a lo de las normales o las que dejan pasar el aire, ahí ya es cosa de cada uno pero la teoría dice que, para salir a correr en exterior, mejor las que dejan pasar el aire y, para interiores (gimnasio, cinta, etc.), mejor la normal  ya que permite escuchar mejor la música.

En mi caso, tanto la una como la otra me aísla demasiado para lo que me gusta porque no me deja escuchar bien mi pisada, algo que miro mucho al correr y que me hace utilizar únicamente un auricular, dejando siempre un oído libre pero, puestos a elegir, seguramente elegiría la que sí deja pasar el aire.

Recordemos que estamos haciendo deporte acompañándolo con música, no escuchando música acompañada de deporte; la diferencia entre ambas situaciones es importante.

JVC AE Wireless

App JVC Run & Music: música para tu ritmo

Aparte de todo esto, como ya os dije en la introducción, tienen valores añadidos y diferenciales respecto a otros auriculares deportivos inalámbricos y ahora me refiero a la App JVC Run & Music que permite crear listas de música adaptadas a nuestro ritmo.

JVC-AE-Wireless-App

La App se encarga de clasificar la música que tenemos en el dispositivo (típicamente el teléfono) y calcular sus bpm (beats per minute) y, en función de eso y de lo que le definamos que vamos a hacer, se encarga de ir poniéndonos la música teóricamente más adecuada para el ritmo al que vamos.

Podemos definir el número de pasos por minuto que queremos tomar como referencia y activar o no las notas que nos van avisando de si vamos bien o no, además de establecer un margen antes de que la App nos avise de que vamos demasiado rápidos o lentos. Por supuesto, todo eso lo podemos almacenar para reutilizarlo y hacer alguna que otra virguería más.

JVC-AE-Wireless-Lista-Musical

A alguno os parecerá una chorrada pero quien me lea habitualmente sabrá de la importancia que le doy a la frecuencia de zancada a la hora de analizar la técnica de carrera, así que todo lo que sean herramientas para trabajar alrededor de ella me parecen interesantes.

Como veis, los JVC AE Wireless (estos dos primeros modelos que hemos estado analizando) no son unos auriculares inalámbricos cualquiera sino que están enfocados claramente al deporte, se han trabajado mucho el diseño y han buscado la practicidad y funcionalidad por encima de todo.

Cumplen muy bien en la calidad del sonido, son cómodos, ligeros, la calidad de los materiales es excelente, aguantan muy bien los maltratos a los que sometemos habitualmente a este tipo de dispositivos, se pueden utilizar para mantener conversaciones telefónicas, no dan problema para conectarlos al teléfono, la resistencia al agua es buena, son cómodos y no se mueven. Ya es sólo cosa de que a uno le guste o no este tipo de auriculares inalámbricos y de que se elija el tipo de sujeción que se quiere, pero eso ya lo dejo en tus manos, ahí no puedo decidir por ti.

JVC-AE-Wireless-Especificaciones-Tecnicas

Por cierto, para el anecdotario, durante las semanas que he estado preparando este análisis a fondo coincidió que estuve corriendo la Maratón de París y allí tenían montado un stand de JVC promocionándolos así que aproveché para verlos in situ, en su propia casa para percibir hasta qué punto están apostando por ellos desde JVCKENWOOD y parece que no van de farol sino que confían plenamente en ellos.

JVC-AE-Wireless-Stand-Expo-Paris-Marathon

Lo mejor de los auriculares deportivos inalámbricos JVC AE Wireless:

  • Comodidad, adaptabilidad y buena sujeción.
  • Resistencia ante golpes y tirones.
  • Multitud de gomitas de repuesto.
  • Auriculares con micrófono incorporado.
  • Posibilidad de dejarlos sujetos alrededor del cuello mediante el imán.

A mejorar:

  • Algún problema de sincronización con algunos dispositivos.
  • Hay que llevar los dos puestos, no se puede ir sólo con uno.

Precio ET50: 79,99 €
Precio EC30: 69,99 €

Más información: es.jvc.com/microsite/es/ae/index.html

Compartir
Rodrigo Borrego (Morath)
Rodrigo Borrego (Morath) es una de las referencias nacionales cuando se habla de pruebas de material deportivo, nutrición, entrenamiento, fisiología, … Ingeniero Informático y deportista vocacional, lleva toda su vida practicando deportes de resistencia: triatlón, trail running, natación, ...

7 Comentarios

  1. Gran review. También los vi en París, pero no he tenido la oportunidad de probarlos.
    Sin embargo sí que he tenido muchos de los auriculares deportivos inalámbricos habituales y los que sin ningún tipo de duda conjugan mejor comodidad, estabilidad en el oído y calidad de audio son los Jaybird Freedom. Yo sólo escucho opera y clásica y aquí es donde más se necesita una buena calidad de audio y una menor interferencia de los ruidos externos. Corro maratones por debajo de las 3 h, lo que implica hacer series por debajo de 4′, por lo que la sujeción ha de ser muy buena (los ear tips de foam Comply, que viene de serie con los Jaybirds son clave). Además por mi trabajo necesito estar localizado y poder atender llamadas de teléfono.
    Los únicos que hasta la fecha me han podido ofrecer todo ello son los Jaybird Freedom. Eso sí, hay que estar dispuesto a pagar los casi 200 eu que cuestan (con paciencia, en Amazon se encuentran ofertas por un 30% menos)

    • Sí señor Alfred, ópera y clásica para marcar el ritmo cañero!!! No soy de ninguno de esos estilos pero se ríen de mí cuando les digo que algunas de las canciones que más me enchufan son lentas ;-D

      Dejando de lado la anécdota, para escuchar esos estilos de manera mínimamente decente hace falta que esté bien grabado y que los auriculares sean de calidad así que más difícil todavía.
      Si encima le sumas el requisito de la localización continua, pues como para no pagar lo que te pidan porque es una herramienta de trabajo.

      Esos que mencionas no los conozco, pero tengo buenas referencias de ellos.
      De todas formas, los auriculares son muy personales y, para casi todos, se pueden encontrar buenas y mala opiniones… aunque sí es cierto que algunos (como los que mencionas), raro es que tengan opiniones negativas (salvo el precio jejejej).

      Gracias por el aporte!!!

  2. Buenas tardes, ufffff estoy teniendo problemas para ponermelos, a mi no se me encajan dentro del oidoo.Podrias mandar un video para a ver como se colocan????

    • juan antonio, ¿con qué modelo te pasa?
      ¿Has mirado la web de JVC? Ahí tienen algún vídeo (es que yo no los tengo a mano ahora para hacer el vídeo :-S)

  3. holaa, tengo el modelo ha – et 50bt-y, parece q ya los controlo un poco, haste q le coja el truquillo, vamos a ver en carrera.Gracias Rdrigooooo!!!!!!!!!

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.